El informe de la dirección provincial de Estadística y Censos también indica que hubo un crecimiento importante en la comercialización de electrodomésticos, cuyo importe de ventas aumentó un 54,1 por ciento entre los años 2012 y 2013.

La facturación por ventas en supermercados de la provincia de Neuquén tuvo un incremento del 26,88 por ciento entre 2012 y 2013, de acuerdo a la medición realizada por la dirección provincial de Estadísticas y Censos.

El desempeño supermercadista se obtiene a partir de la Encuesta de Supermercados, la cual releva las ventas a valores corrientes a nivel jurisdiccional, la cantidad de operaciones realizadas por los consumidores y los metros cuadrados asignados a la venta, entre los indicadores más importantes.

Este relevamiento, de periodicidad mensual, es representativo de la actividad de una nómina de empresas que cuentan por lo menos con alguna boca de expendio cuya superficie de ventas supera los 300 metros cuadrados.

En el siguiente cuadro se presenta la información correspondiente a la provincia de Neuquén para el período 2011 a 2013. Destaca venta total en supermercados, bocas de expendio, superficie del área de ventas mensuales, operaciones y ventas por operación por año. La información corresponde a las cadenas grandes y medianas de supermercados

Se observa un aumento de las ventas corrientes totales prácticamente similar para los períodos 2011/2012 y 2012/2013 de 26,31 por ciento y 26,88 por ciento, respectivamente.

Asimismo, se registran tres nuevas bocas de expendio en la provincia y un aumento del 5 por ciento de la superficie asignada a las ventas en el período 2011/2013. La cantidad de operaciones, medidas en término de tickets emitidos por las cajas registradoras ha disminuido un 1,76 por ciento, dando cuenta de una venta promedio de 195 pesos para el último año.

A continuación se presenta un gráfico en base a ventas realizadas en un año según grupo de artículos

En la apertura por grupo de artículos se observa un crecimiento importante en la comercialización de electrodomésticos, cuyo importe de ventas aumentó un 54,1 por ciento entre los años 2012 y 2013.

No obstante ello, el mayor peso en la facturación le corresponde al rubro alimentos y bebidas, que incluye también la venta de panificación y comidas preparadas dentro de los locales, que creció un 25,3 por ciento en el período analizado.

La compra de bienes relacionada con la indumentaria también mostró un aumento de 34,8 por ciento.