Desde hace años, el gobierno de la provincia, a través del Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS), trabaja en la elaboración de proyectos ejecutivos de obras de cloacas, capaces de contemplar una población en constante crecimiento.

Neuquén es por naturaleza una ciudad dinámica constituida por una población heterogénea, enriquecida en gran parte por las migraciones internas que se intensificaron en 1970 y que continúan en la actualidad.  Ello tiene relación con la situación geográfica y política del territorio, sumado a las actividades económicas que se desarrollan en torno a la hidroelectricidad, la producción petrolera y energética.

El crecimiento demográfico acelerado, que hoy se traduce en el ingreso de 15 nuevas familias por día, evidenció la necesidad de efectuar una nueva planificación urbana y, con ello, la ejecución de obras de infraestructura que posibiliten garantizar la prestación de servicios de primera necesidad, entre ellos el saneamiento, en las concentraciones que fueron proliferando en la periferia de la capital.

En ese sentido, desde hace algunos años el gobierno de la provincia, a través del Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS), trabaja en la elaboración de proyectos ejecutivos de obras de cloacas, capaces de contemplar una población en constante crecimiento.

La Colectora Central Máxima, el Colector Cloacal del Oeste II y la ampliación en cinco módulos de la Planta Tronador fueron pensadas y diseñadas a gran escala, tienen un fuerte impacto para la ciudad de Neuquén a nivel social, económico y de servicios, por sus principales objetivos: mejorar la calidad de vida de sus habitantes garantizando el cuidado del ambiente.

Ampliación de la Planta Tronador

La ciudad de Neuquén cuenta con tres plantas de tratamiento de efluentes cloacales: Parque Industrial Neuquén (PIN), Bardas Norte y Tronador. Esta última, de mayor envergadura, recibe y da tratamiento al 80% de los efluentes cloacales que se producen en la capital.

En el año 2014, se dio inicio a la obra de ampliación en cinco módulos que se sumaron a los 7 existentes, para incrementar la capacidad de tratamiento de efluentes para 150 mil habitantes. Los trabajos de obra finalizaron en abril de 2017 y con ellos la planta alcanzó un total de 12 módulos operativos con una capacidad total para servir a 360 mil habitantes.

Hoy Tronador tiene once módulos en pleno funcionamiento y el restante, ocioso, a la espera del crecimiento de la población futura, con un periodo de diseño mínimo que se extiende por 20 años.

Colectora Central Máxima

En el 2014, en forma paralela comenzó la ejecución de una obra cuyo fin principal era mejorar la capacidad de transporte de los efluentes desde el sector Centro-Este de la ciudad hacia la planta Tronador.

En líneas generales, esta obra consistió en la construcción de una nueva colectora cloacal, con cañerías que oscilan entre los 315 y 700 milímetros de diámetro, que a lo largo de 5 kilómetros recorre el centro de la ciudad hasta la planta donde reciben tratamiento.

El proyecto ejecutivo de esta colectora contempló la topografía del terreno, por lo cual se previó la conducción de los líquidos hacia el este y posteriormente hacia el sector sur, siguiendo la predominante natural.

La colectora, finalizada en enero de 2017, beneficia en forma directa a 150 mil habitantes de la zona Centro Este de la ciudad, con un horizonte de proyección hacia el año 2033 aproximadamente.

Desde hace algunos años el gobierno, a través del EPAS, trabaja en la elaboración de proyectos ejecutivos de obras de cloacas, capaces de contemplar una población en constante crecimiento.

Nexos de Vinculación a la Colectora Central Máxima

Finalizada la Colectora Central, era necesario efectuar nexos que posibilitaran vincular la nueva cañería con las redes cloacales existentes del área Centro Este de la ciudad. Por ello, en el año 2017 se ejecutó la primera etapa que permitió descomprimir la red existente, que se encontraba al límite de su capacidad, como también efectuar nuevas conexiones en el sector de influencia, por el gran desarrollo de edificios en el sector.

La segunda etapa de la obra fue licitada y adjudicada a fines de 2017 y se estima que inicie en el transcurso de enero.

Colector Cloacal del Oeste II

El mayor crecimiento poblacional de la capital neuquina se ha concentrado en el Oeste, razón por la cual fue necesario planificar una colectora que se sume a las cinco existentes, para garantizar el acceso a un servicio esencial a través del transporte y tratamiento de los líquidos cloacales.

Técnicamente la obra, que inició formalmente en septiembre de 2017, consiste en la construcción de una colectora dividida en dos tramos, uno a gravedad y otro por impulsión.

El primero de ellos, consiste en el tendido de 12.000 metros de cañería de PVC y PRFV en diámetros que oscilan entre los 355 y 1.200 metros. El segundo tramo, por impulsión, tendrá uno longitud total de 8.210 metros en cañería de hierro dúctil de 800 milímetros de diámetro.

La traza de la cañería atraviesa la ciudad en su totalidad de Oeste a Este para llegar a la calle Tronador, donde finalmente ingresa a la planta de tratamiento para iniciar el proceso de tratamiento de acuerdo a lo establecido por las normas internacionales.

Esta es una de las obras de infraestructura más importantes que se lleva adelante en materia de saneamiento, con un periodo de diseño de 40 años, que dará respuesta a uno de los grandes requerimientos de los vecinos del Oeste de la ciudad. Cuenta con un plazo de ejecución de 720 días y beneficia en forma directa a 22 mil usuarios en principio y a futuro más de 150 mil habitantes.

En forma indirecta, la ejecución de este colector beneficiará a toda la comunidad dado que permitirá evacuar efluentes que actualmente se transportan por otras colectoras, las cuales se encuentran al límite de su capacidad, además de posibilitar la incorporación de asentamientos y nuevas conexiones al sistema sanitario.

Proyectar a futuro

A la concreción de estas obras se suma la Readecuación y Actualización del Plan Director Cloacal que el EPAS se encuentra desarrollando para la ciudad de Neuquén.

Efectuar la readecuación y actualización del plan posibilita conocer el detalle de las obras que serán necesarias para asegurar el 100% de cobertura cloacal con un horizonte de proyección de 30 años.

Las obras de saneamiento son pilares fundamentales para la salud y el desarrollo porque posibilitan el acceso a un servicio esencial, previenen enfermedades, y amplían el radio de cobertura con proyección a futuro.

La ejecución de todas estas obras, valuadas en 670 millones de pesos, significa efectuar un salto cualitativo histórico, que se alcanza en virtud de la planificación y gestión de proyectos, para garantizar el transporte y tratamiento de los efluentes cloacales -conforme lo establecen las normas internacionales- mejoran la calidad de vida de la comunidad al tiempo que cuidan y conservan los recursos naturales.

La Colectora Central Máxima, el Colector Cloacal del Oeste II y la ampliación en cinco módulos de la Planta Tronador fueron pensadas y diseñadas a gran escala.