El objetivo de la visita fue escuchar las demandas del sector y mejorar la distribución de aguadas en el camino de arreo hacia las veranadas.

La vicegobernadora Ana Pechen recorrió ayer la obra de abastecimiento de agua que se construye en el paraje Aguada La Mula, en el Norte neuquino, para los crianceros trashumantes.

Se trata de un sistema que extrae agua desde una vertiente que se encuentra en la propiedad del productor José Federico Campos, poblador de la zona, y la traslada 8 kilómetros hasta un tanque australiano de 55 mil litros de capacidad, ubicado sobre la ruta provincial Nº 7. Lo hará a través de una manguera colocada en una zanja que se extiende desde el puesto de Campos hasta la ruta.

Según explicó Pedro Rivas, director regional de la Zona Norte por el ministerio de Desarrollo Territorial, el objetivo es mejorar la distribución de aguadas en el camino de arreo hacia las veranadas. En la actualidad, los animales llegan a permanecer hasta dos días sin tomar agua por la sequía y las largas distancias entre los bebederos.

La obra se realiza con el aporte de la Legislatura y beneficiará a más de 100 crianceros del departamento Pehuenches Sur, muchos de los cuales demoran entre 20 y 25 días para llegar hasta la veranada.

El sistema se desarrolla sobre 280 metros de desnivel y trasladará al tanque comunitario 500 litros de agua por hora, extraída de la vertiente del puesto que habita Campos y su familia desde hace 19 años, a unos 50 kilómetros de Buta Ranquil.

Luego de la recorrida, Pechen mantuvo una reunión con crianceros de la zona que expusieron las demandas del sector. Estuvo acompañada por los diputados Néstor Fuentes, José Russo y Graciela Muñiz Saavedra.