La Unidad Ejecutora explicó el plan de remediación de Villa La Angostura

agosto 24, 2011

Los hizo ayer ante miembros del Consejo Municipal de Planificación y Desarrollo (Complade). En el encuentro se respondieron dudas e inquietudes de los vecinos y se dieron recomendaciones a la población para aunar esfuerzos que permitan acondicionar el lugar antes de la temporada estival.

La Unidad Ejecutora para la Remediación de Villa La Angostura explicó este martes, ante miembros del Consejo Municipal de Planificación y Desarrollo (Complade), el plan de trabajo que se desarrolla en la localidad. Durante el encuentro se respondieron dudas e inquietudes de los vecinos y se dieron recomendaciones a la población para aunar esfuerzos que permitan acondicionar el lugar antes de la temporada estival.

El responsable técnico de la Unidad, Mauro Millán, aseguró que las tareas de remediación se extenderán hasta fin de año, y que –según las necesidades que se establezcan- luego se prorrogarían por un año más. De esta forma, culminarían en diciembre de 2012.

Respecto de la cantidad de máquinas afectadas al operativo, precisó que son alrededor de 30 los equipos disponibles, entre camiones, palas mecánicas, mini palas y  retroexcavadoras, entre otros. A esto se suma la flota de camiones encargados del transporte de la arena hacia los lugares de acopio final.

Para la ejecución del plan se dividió a la localidad en 10 sectores, cada uno integrado por dos o tres barrios. Alrededor de seis equipos se abocan a los trabajos en cada frente. Una vez culminada la limpieza de uno de estos sectores, la Unidad continúa con el sector contiguo.

Se indicó en el encuentro que el presupuesto asignado para esta tarea asciende a 60 millones de pesos, cifra que contempla los aportes provinciales y nacionales. Además, se informó que el objetivo planteado es retirar de la zona urbana 1.2 millones de metros cúbicos de arena volcánica, a un promedio de 5 o 6 mil metros cúbicos diarios.

También explicaron cómo es la metodología de acopio que se realiza. Desde la Unidad se aclaró que se cuenta hasta el momento con tres lugares de disposición final de la arena volcánica: la cantera del lago Espejo –que está llegando a su máxima capacidad de almacenamiento-, la del río Bonito –que aún no alcanza el 10 por ciento de su capacidad- y otra cercana a la laguna Ceferino, en la ruta Siete Lagos, recientemente autorizada por Parques Nacionales.

Despejó dudas, además, sobre el proceso de mitigación de los sitios de acopio, aclarando que en todos los casos se retiran unos 40 centímetros de suelo del lugar. Esa tierra negra se conserva y, luego de colocadas las cenizas, se cubre nuevamente con el suelo original. La idea es posteriormente volver a vegetar el lugar para estabilizar la arena volcánica.

Respecto de las recomendaciones para los vecinos, se reiteró la necesidad de que colaboren retirando la arena de sus terrenos particulares para que pueda  ser luego recogida por los equipos de la Unidad y trasladada a los sitios de acopio final. En el caso de vecinos que no realicen esta tarea, se evaluaron medidas tales como intimaciones.