Con el objetivo de evitar la evasión de impuestos, la dirección provincial de Rentas y el municipio capitalino firmaron un convenio de reciprocidad de información y complementación operativa en materia tributaria.

La dirección provincial de Rentas (DPR) y la municipalidad de Neuquén firmaron hoy el Convenio de Reciprocidad de Información y Complementación Operativa en Materia Tributaria. El acuerdo fue rubricado por el titular de la DPR, Juan Martín Insúa, y el secretario de Economía y Hacienda del municipio, José Luis Artaza.
El objetivo principal del convenio es jerarquizar las políticas de ingresos públicos, de administración tributaria y de información catastral, coordinando prácticas que promueven el cumplimiento voluntario y minimizar los niveles de evasión fiscal, en particular sobre las actividades gravadas con los impuestos sobre los Ingresos Brutos, Inmobiliario y de Sellos, tasas por habilitación y derechos de inspección de Actividades Industriales y de Prestación de Servicios, y de las tasas de Servicios Retributivos.
También se establece que el concepto de reciprocidad se hará extensivo al control y cumplimiento de las obligaciones tributarias, generadas como consecuencia de la responsabilidad que les caben a los municipios designados como agentes de retención del impuesto sobre los Ingresos Brutos.

El acuerdo fue rubricado por el titular de la DPR, Juan Martín Insúa, y el secretario de Economía y Hacienda del municipio, José Luis Artaza.

Insúa señaló que “compartimos en el ejido municipal bases imponibles similares y los datos que nos puede brindar la municipalidad nos sirven para mejorar la fiscalización y los ingresos provinciales; y obviamente los datos que tiene Rentas le sirven al municipio para los mismos fines”.
El director provincial de Rentas comentó que en el convenio se incluye una propuesta para mejorar en conjunto la fiscalización y capacitar a los inspectores, y remarcó que “los datos compartidos tienen el resguardo del secreto fiscal”.
Explicó que el acuerdo “entrará en vigencia automáticamente” y que además implica el beneficio de achicar la burocracia. “No vamos a pedirle al contribuyente que nos traiga la licencia comercial expedida por el municipio porque tendremos en pantalla esa información, es decir que le simplificamos la vida a la gente”, destacó.
Por su parte, Artaza dijo que ya se viene trabajando en el entrecruzamiento de datos entre ambos organismos, pero que se hacía “en forma más bien manual” y que de esta manera “tendremos la información sistematizada con procesamiento online, con lo que podremos hacer un control más exhaustivo y más ágil”.
El funcionario indicó que hay casos en que un contribuyente que tiene licencia comercial en el municipio declara un ingreso menor por lo que vende respecto de lo que declara en Rentas, y que a partir del convenio “podremos superar esta situación y evitar la evasión tributaria”.

El convenio incluye una propuesta para mejorar en conjunto la fiscalización y capacitar a los inspectores.