Desde el 1º de febrero, los registros civiles de la provincia comenzaron a formalizar las uniones convivenciales que exige el nuevo Código Civil. En la ciudad de Neuquén se contabilizaron 44.

La provincia del Neuquén registra desde la implementación del Nuevo Código Civil, 115 uniones convivenciales, 44 de las cuales se concretaron en los Registros Civiles de la ciudad de Neuquén. Esta forma de unión que estipula el nuevo Código regula el marco de convivencia, luego de dos años de coexistencia.

El subsecretario de Gobierno y Justicia, Juan Pablo Prezzoli y el director de Registros Civiles de la Provincia, Santiago Núñez encabezaron la unión de una pareja que se acercó hasta las oficinas para obtener el acta de unión convivencial.

Núnez explicó que “bajo esta unión, los convivientes gozan de los beneficios previsionales, jubilaciones, pensiones, obra social, que antes surgían de distintas normativas o fallos dictados por la Justicia, y que hoy están consagrados en el Código Civil”.

Asimismo, aclaró que es un trámite que “se registra, no se celebra. La nueva legislación civil exige hacer un acta que se protocoliza, antes eran simplemente informaciones sumarias. Ahora, las actas quedan registrada en un libro dentro de los registros civiles, a perpetuidad, hasta que los unidos decidan separarse”.

Núñez comentó que quienes deseen consumar la unión convivencial deben entrar en la página del Registro Civil de la provincia de Neuquén, descargar el formulario correspondiente, completarlo con los datos de los convivientes y presentarse en el Registro Civil con los documentos de la pareja y un testigo. Una vez registrados los datos, firman las partes frente a un oficial público y se llevan el acta que acredita la unión civil”.

Además, para que la unión convivencial tenga los efectos jurídicos que le otorga el nuevo Código, el artículo 510 establece como requisitos que los dos integrantes sean mayores de edad; que no estén unidos por vínculos de parentesco en línea recta en todos los grados, ni colateral hasta el segundo grado; que no estén unidos por vínculos de parentesco por afinidad en línea recta; que no tengan impedimento de ligamen ni esté registrada otra convivencia de manera simultánea; y que mantengan la convivencia durante un período no inferior a dos años.

El subsecretario de Gobierno y Justicia, Juan Pablo Prezzoli, destacó que “la provincia está avanzando de manera muy firme en la incorporación y concreción de estos derechos que ha receptado el nuevo Código Civil y Comercial de la Nación”.

Además, detalló que “desde la puesta en vigencia ya se han concretado 115 uniones convivenciales en la provincia, de las cuales 44 se han realizado en la ciudad de Neuquén y 15 en Centenario”.

Prezzoli resaltó la importancia de este paso que “consagra derechos, pero para lo cual hay que hacer una gran inversión y capacitación de personal. Por eso destacamos la decisión del gobierno de la provincia de Neuquén de apostar al fortalecimiento de los Registros Civiles”.