Con esos aportes, la Provincia impulsará acciones para recuperar las capacidades productivas de los pobladores afectados, haciendo más sustentables sus explotaciones agropecuarias y mejorando el entorno de infraestructura y servicios públicos.

El gobernador Jorge Sapag firmó hoy por la mañana el aporte en Buenos Aires junto al ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación Carlos Casamiquela por 80 millones de pesos en el marco del programa “Proyecto de Recuperación Productiva Post-Emergencia”.

El objetivo del proyecto es mejorar, en forma sostenible, las condiciones socio-productivas de las áreas afectadas por las cenizas del volcán Puyehue – Cordón Caulle en las provincias de Neuquén, evitando la migración de los pobladores locales con las consecuencias negativas geopolíticas y sociales que esto implica.

El proyecto impulsará acciones para recuperar las capacidades productivas de los pobladores afectados, haciendo más sustentables sus explotaciones agropecuarias y mejorando el entorno de infraestructura y servicios públicos. El proyecto que se denominará Proderpa II tendrá la supervisión directamente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

En el acto también recibieron aportes las provincias de Río Negro y Chubut. Estaban presentes el coordinador Ejecutivo del Programa de Servicios Agropecuarios Provinciales, Jorge Neme; representantes del Banco Interamericano de Desarrollo; los gobernadores de Río Negro y Chubut, Alberto Weretilneck y Martín Buzzi; y el ministro de Desarrollo Territorial provincial, Leandro Bertoya y funcionarios de las provincias mencionadas.

“Es un aporte para trabajar en la remediación de los efectos del volcán. Son 80 millones de pesos a 3 años para las zonas afectadas que irán a atender la reconversión y fortalecimiento de las zonas productivas”, manifestó el ministro de Desarrollo Territorial, Leandro Bertoya.

Bertoya ponderó el acuerdo y destacó que gracias a los fondos que se han recibido se pudieron hacer proyectos como el recientemente inaugurado en la comunidad Ancatruz.

Durante el 2013, el Proderpa destinó un total de 21.724.835 de pesos a 51 proyectos productivos, turísticos y de agregado de valor que benefician a 1250 familias. El ministerio de Desarrollo Territorial a través de la Subsecretaria de Producción y los Comités de Emergencia Rural (CLER) gestionaron en terreno los proyectos como el recientemente inaugurado en la comunidad Ancatruz.

La iniciativa fue una tarea conjunta entre Provincia, Nación y la propia comunidad que buscó una alternativa en su actividad ganadera para salir de la crisis y lograr la reconversión productiva. El proyecto tuvo una inversión total de casi un millón de pesos y beneficia a toda la comunidad Ancatruz que se localiza a 30 kilómetros de Piedra del Águila, se compone de 80 familias y unos 320 integrantes distribuidos entre los parajes Ojo de Agua, La Picasa, Piedra Pintada, Zaina Yegua, Sañico y Carrán Cura.

Como una actividad económica complementaria a la cría de caprinos y ovinos, la comunidad Ancatruz ofrece el servicio de alojamiento en 7 dormis con 34 plazas y sanitarios en a costa del embalse Piedra del Águila, a 20 kilómetros aproximadamente del desvío desde la ruta nacional Nº 237, por camino de ripio, en el paraje Yuncón, a unos 43 kilómetros de la ciudad de Piedra del Águila.

A los fines de alcanzar los objetivos propuestos para el proyecto, se diseñaron tres componentes de intervención: Desarrollo Productivo, Infraestructura y Servicios Públicos y Fortalecimiento de Capacidades Institucionales.

A través del componente de Infraestructura y Servicios Públicos se buscará mejorar las condiciones de infraestructura y prestación de servicios públicos afectados por la caída de cenizas volcánicas y/o requeridas para el eficaz logro de los objetivos planteados para el primer componente del proyecto.

En este componente se encuentran contenidas tanto inversiones en obras de carácter público, como privadas de apropiación comunitaria, tal el caso de recuperación de tramos de caminos, obras de captación y conducción de agua de consumo humano y animal, recuperación de redes eléctricas y proyectos de uso de fuentes de energía alternativa, etc., que se lleven adelante con distintos organismos Provinciales a través del aporte de inversiones definidas en el presente proyecto.