El gobernador Gutiérrez firmará hoy acuerdos con la Nación y el FIDA para acceder a fondos multilaterales de crédito que se destinarán al fortalecimiento del sector. 

El gobernador Omar Gutiérrez firmará hoy con el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) y el gobierno nacional dos cartas de intención que aseguran la participación de la provincia en el Programa de Desarrollo de las Cadenas Caprinas (Prodecca) y en el Proyecto de Inclusión Socioeconómica en Áreas Rurales (Pisear).

De las firmas, que se desarrollarán a partir de las 11 en Casa de Gobierno, participarán el gerente de Programas División América Latina y el Caribe del FIDA, Marco Camagni; el secretario de Agroindustria de la Nación, Luis Miguel Etchevehere y el ministro de Producción e Industria provincial, Facundo López Raggi, entre otros.

El programa Prodecca se ejecutará a través de la coordinación técnica del ministerio de Producción e Industria con fondos de financiamiento externo y fondos de endeudamiento provincial por un total estimado de 4 millones de dólares. En tanto, la participación de la provincia en el proyecto Pisear se establece en un nuevo convenio de 3 millones de dólares, a ejecutarse entre 2019 y 2020.

El objetivo es mejorar los ingresos de familias productoras de cabras, a través de su inserción en las cadenas de valor caprinas en condiciones beneficiosas y sostenibles. El programa será ejecutado en un período de seis años considerando una población meta directa de 8.000 familias rurales pobres (40.000 personas aproximadamente), de las cuales 5.600 familias adoptarían las innovaciones con éxito.

“Con estos convenios la provincia refuerza las acciones destinadas al desarrollo rural de la provincia. Juntos, productores, comunidades y gobierno trabajamos codo a codo para diversificar la economía y fortalecer el desarrollo integral con equilibrio territorial”, expresó el gobernador Omar Gutiérrez.

Sostuvo que estas inversiones “son el reflejo de nuestras convicciones federales, que permiten fortalecer el arraigo, llegando con obras de agua, energía eléctrica y servicios que requieren nuestras comunidades y productores para tener cada día una mejor calidad de vida”.

Gutiérrez precisó que la provincia “está en condiciones de asumir esta responsabilidad crediticia para volcarla al desarrollo rural, porque sus cuentas fiscales están equilibradas y con superávit. Neuquén es compromiso, desarrollo, inversión y trabajo. Neuquén no es ajuste”, aseveró.

El Pisear comenzó a ejecutarse en Neuquén en 2016. Su objetivo es aumentar la inclusión socio-económica de las familias rurales, contando con fondos del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) y de los Gobiernos nacionales y provinciales. A la fecha se han ejecutado la totalidad de los subproyectos para obras de infraestructura de acceso al agua, manejo productivo, agregado de valor en origen, capacitaciones y asistencia técnica. Estas acciones han alcanzado a 691 familias rurales en condiciones de vulnerabilidad.

Se informó que hasta el momento, la provincia gestionó y entregó 59 millones de pesos a familias del área rural, en el marco de este programa.

En el acto de hoy, además, se entregarán certificados y se formalizará el aporte destinado a la comunidad Paynefilu para el abastecimiento de agua a los parajes Pampa del Malleo y Huilqui Menuco a través del PISEAR. Se trata de un monto estimado de 9,8 millones de pesos, que beneficiarán a 85 familias. Se incluyen también 8 sistemas de bombeo solar de gran caudal y 38 kilómetros de cañerías para distribución de agua.

También se anunciará el inicio de ejecución de proyectos a financiar a través del Plan de Desarrollo y Mejora Competitiva (PDMC) del PROSAP, por un monto total de 6,4 millones de pesos.

Se destinarán al fortalecimiento de actividades agropecuarias, garantizando el acceso al agua a diferentes sectores rurales de la micro región del norte neuquino; apoyo a la comercialización de productos valorizados y/o con valor agregado en origen del norte neuquino; mejoramiento del sistema de gestión, el agregado de valor y la comercialización de productos elaborados a partir de la carne de chiva de refugo/capón; mejoramiento de la infraestructura productiva de viveros provinciales de zona norte -Chos Malal y Huiganco-; y fortalecimiento administrativo, legal y de gestión de las organizaciones que integran la micro región.

Los beneficiarios directos serán 372 productores ganaderos (cabras, ovejas y vacas) y 40 elaboradores de chacinados y escabeches.