Mediante una teleconferencia se trazaron estrategias preventivas para definir acciones coordinadas que sirvan para evitar la propagación del coronavirus en esa región.

Autoridades provinciales y jefes comunales de la zona norte neuquina se reunieron hoy con el objeto de coordinar acciones que sirvan para evitar la propagación del coronavirus en esa región.

Se reunieron de modo virtual las ministras Vanina Merlo -Gobierno y Seguridad- y Andrea Peve – Salud Pública-; Osvaldo Llancafilo -secretario del Interior y Gobiernos Locales-; el jefe de la Policía, Julio Peralta e intendentes y presidentes de comisiones de fomento.

Participaron Néstor Fuentes (El Cholar), Rubén Figueroa (Barrancas), Hugo Gutiérrez (Chos Malal), Carlos Burgos (Villa del Nahueve), Malvina Antiñir (Manzano Amargo), María Espinosa (Las Lajas), Ezequiel Vélez (Los Miches), Adrián Kilapi (Chorriaca), Manuel San Martín (Andacollo), Gastón Fuentes (Varvarco), Jorge Gutiérrez (Tricao Malal), Fabián Semper (Los Guañacos), Santiago Arias (Taquimilan), Norma Sepulveda (Rincon de los Sauces), Mabel Pino (Bajada del Agrio) , Javier Huillipan (Mariano Moreno), Ceferino Moya (Huinganco)y  Horacio Vázquez (Villa Curi Leuvu), entre otros jefes comunales.

La teleconferencia sirvió para trazar estrategias preventivas en materia de salud, y para definir acciones coordinadas tendientes a fortalecer los controles en los distintos puntos que conectan a la provincia del Neuquén con Mendoza.

Al respecto, la ministra de Gobierno y Seguridad, Vanina Merlo, informó  que había tomado contacto con el ministro de Seguridad de la provincia de Mendoza, Raúl Levrino. Al respecto, dijo que le expresó la necesidad de profundizar los controles de acceso y de conexión entre ambas provincias, tanto en temas de seguridad como en los controles sanitarios. Acotó que su par mendocino compartió la disposición e inquietud.

En esta línea, el jefe de Policía, Julio Peralta, indicó que, en un trabajo coordinado con las áreas de Salud, los puestos ubicados en la localidad de Barrancas los controles continúan siendo estrictos. Las tareas tienen como objetivo hacer fluir el tránsito para los transportistas y trabajadores esenciales, y de la misma forma impedir el paso de aquellas personas que no tengan los permisos y la necesidad de ingresar al territorio de la provincia.

De manera paralela, el secretario del Interior y Gobiernos Locales, Osvaldo Llancafilo agregó que por la situación sanitaria existente en en Mendoza, los intendentes de la zona norte y centro plantearon su preocupación porque hay proveedores que ingresan por ruta 40 a la altura de Barrancas, así es que este encuentro virtual “permitió definir de manera conjunta el fortalecimiento de los controles en el puente interprovincial, sumando una declaración jurada de aquellas personas que ingresan desde esa provincia, además de los protocolos de desinfección en cada localidad».