La provincia colabora en el combate del fuego en el área Tromen

marzo 20, 2009

El fuego continúa descontrolado y se extendió al bosque nativo de araucarias. Una cuadrilla de cien personas de distintos organismos provinciales y nacionales continúa intentando sofocar las llamas en el Parque Nacional Lanín. La provincia colabora con brigadistas, dos helicópteros y máquinas viales. El ministro César Pérez se encuentra en la zona.

El incendio desatado el domingo en el área Tromen, dentro del Parque Nacional Lanín, se encuentra “descontrolado” según estimó ayer al mediodía el coordinador del Sistema Provincial de Manejo del Fuego, Gerardo Isasi, quien también informó que el fuego “ya afectó el bosque nativo de araucarias, ñires, lengas y ciprés de la Cordillera, entre otras especies”. El ministro de Justicia, Trabajo y Seguridad, César Omar Pérez se encuentra en la zona cordillerana interiorizándose de la situación.

Desde el domingo por la tarde y por expreso pedido del Parque Nacional Lanín, la provincia colabora con la Administración Nacional de Parques, Gendarmería Nacional y Ejército Argentino en el control del fuego que afecta una superficie de 15 kilómetros de largo, en más de 500 hectáreas. La zona está próxima al área de servicios turísticos, a la vera de la ruta provincial 60, seccional río Turbio, en cercanías del volcán Lanín y a 2 kilómetros de la aduana del paso internacional Mamuil Malal. 

Una cuadrilla de cien personas pertenecientes a distintos organismos nacionales y provinciales se encuentra trabajando en el lugar.

Isasi detalló que “el personal del Sistema Provincial de Manejo del Fuego, dependiente del ministerio de Desarrollo Territorial, suma aproximadamente veinte brigadistas que ayer por la mañana fue distribuido por los dos helicópteros de la provincia (el H 1 del Estado neuquino y la segunda máquina correspondiente a Manejo de Fuego) al flanco izquierdo, a la cabeza del incendio pero del lado izquierdo, donde se encuentra el mayor peligro”.

El funcionario sumó que “el flanco derecho sigue aún con actividad” y las perspectivas no son alentadoras “ya que el servicio meteorológico no detecta lluvias y muy por el contrario, se prevé cielo despejado a algo nublado, con altas temperaturas y lo único favorable será que no se registrarán vientos de superficie”.

Junto a los equipos de Manejo del Fuego, la provincia también destinó bomberos de Junín y San Martín de los Andes, además de la colaboración de una cuadrilla del asentamiento privado Los Peucos.

El parte de prensa del Parque Nacional Lanín señala que el fuego es combatido además por dos aviones hidrantes (que no pudieron operar el lunes por los fuertes vientos pero sí ayer martes), tres camiones cisterna de bomberos de Junín de los Andes más un vehículo para traslado de brigadistas, una ambulancia y personal médico de Gendarmería Nacional ante eventual accidente.

El parte de Parque Nacional Lanín

Ya el lunes a las 19, la oficina de prensa del Parque Nacional Lanín informaba que el índice de peligrosidad de incendios forestales en esa zona se calificaba como ‘extremo’, debido a que las llamas se mantenían por la sequedad del terreno, producto de un verano escaso en lluvias. Las condiciones meteorológicas eran de una temperatura moderada, con vientos muy fuertes en superficie predominantes del oeste y rotando, lo cual perjudicaba en gran medida las tareas de combate.

Ayer el estado del fuego era ‘descontrolado’ pero no había alcanzado el bosque puro de araucarias. Hoy la situación continúa en los mismos términos.

Los recursos humanos empleados en el combate del incendio eran alrededor de 70 combatientes de los Parques Nacionales Lanín y Nahuel Huapi, unos 20 del Sistema de Manejo del Fuego de la Provincia de Neuquén, bomberos de Junín de los Andes y empleados de las estancias privadas de la zona. Hoy martes se sumaron 11 combatientes de la brigada nacional del Plan Nacional de Manejo del Fuego, provenientes de Chubut. En total, más de cien brigadistas.

Mientras se concentran los esfuerzos en combatir el fuego, un grupo de peritos trabaja en el cordón delimitado en el núcleo de atención al turismo de la zona, que va desde el área de acampe hasta los sanitarios públicos, a fin de establecer qué causa pudo provocarlo. Al momento de desatarse el incendio se encontraban en Tromen alrededor de 150 personas, entre autoridades, turistas, acampantes y los andinistas que intentaban cumbre en el volcán Lanín.
Por el comportamiento extremo que adoptó el fuego y su rápido avance en dirección este se decidió -en una medida preventiva- restringir la circulación de personas concentrándolas en un lugar seguro en el sector oeste del área. Incluso, Gendarmería Nacional debió remolcar los autos y camionetas que estaban cerrados y cuyos dueños no se hallaban en el lugar hasta donde no pudieran alcanzarlos las llamas.

Recursos empleados

En el combate del incendio en el parque nacional Lanín, durante las jornadas del 15 y 16 de marzo, participaron:

– 25 brigadistas del departamento Incendios, Comunicaciones y Emergencias (ICE) del Parque Nacional Lanín.
– 15 ICE – Parque Nacional Nahuel Huapi.
– 100 del Plan de Manejo del Fuego de la provincia de Neuquén.
– 10 de bomberos de Junín de los Andes.
– Empleados estancias privadas.
– 1 helicóptero con helibalde del gobierno neuquino.
– 1 helicóptero con helibalde del Sistema Provincial de Manejo de Fuego.
– 2 aviones hidrantes contratados por Plan Nacional Manejo del Fuego.
– 3 camiones cisterna bomberos Junín de los Andes.
– Numerosa maquinaria vial.
– Ambulancia con personal médico de gendarmería nacional ante eventualidad de accidentes.

Información complementaria:

Según el parte de prensa del Parque Lanín, el fuego adquirió mucha velocidad de avance inmediatamente, dadas las condiciones del ambiente y la disponibilidad del combustible vegetal. En los primeros 20 minutos del siniestro ya se encuentran afectadas alrededor de 3 hectáreas de pasto y coirón.

El foco se extiende rápidamente y cruza la ruta. La gran actividad en todos los flancos (cabeza, izquierdo, derecho, cola) complica los trabajos de contención. El permanente ingreso de combatientes de incendios forestales de las distintas dependencias con los recursos técnicos para atacar el fuego resulta insuficiente para contenerlo.

Gendarmería resguarda los vehículos privados estacionados remolcándolos hasta una zona segura y cierra la ruta. Guardaparques se ocupan de la seguridad de los turistas.

Al momento, la ruta se encuentra cortada preventivamente. El lunes por la noche llovió tan sólo 2 milímetros en el área y ayer no llovió, por lo cual el alerta continúa.