Así lo anunció hoy el gobernador Omar Gutiérrez. La mitad de los incrementos se abonarán con los sueldos de octubre y el 25 por ciento restante con los haberes de enero de 2019. “Se trata de una medida que hace foco en el centro del desarrollo social, que es la familia”, afirmó el mandatario neuquino.

El gobernador Omar Gutiérrez anunció esta mañana, durante una rueda de prensa en Casa de Gobierno, la decisión de incrementar las asignaciones familiares de la administración pública provincial en un 50 por ciento. El aumento se abonará un 25 por ciento con los sueldos de octubre y el 25 por ciento restante con los haberes de enero de 2019.

Gutiérrez detalló que “veníamos trabajando y hemos llegado a un acuerdo para proceder al aumento en un 50 por ciento de las asignaciones familiares de la administración pública provincial, que alcanza a 28 mil familias. Es decir, 28 mil trabajadores de la administración pública que actualmente cobran estas asignaciones se verán beneficiados en dos etapas, un 25 por ciento de aumento en los primeros días de noviembre y el restante a principios de febrero de 2019”.

Subrayó luego que “se trata de una medida que hace foco en el centro del desarrollo social, que es la familia. Somos una provincia desarrollista, que lleva adelante políticas públicas sustentables y sostenibles, afianzando y tomando como base de esas políticas el desarrollo social”.