La presidenta prorrogó por otros dos años las deudas de las provincias

diciembre 29, 2011

La provincia del Neuquén se sumó a la iniciativa federal con la firma de un acuerdo que ayer miércoles al mediodía concretó el gobernador Jorge Sapag con la presidenta Cristina Fernández, durante un acto celebrado en la Casa de Gobierno.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció una prórroga de las deudas provinciales con la Nación por dos años más, con lo cual trasladó hasta fines de 2013 el plazo. Diecisiete provincias argentinas firmaron el convenio entre las que se encuentra Neuquén, en un acto celebrado ayer miércoles 28 de diciembre en el Salón de las Mujeres de la Casa de Gobierno.

“Estamos cumpliendo con lo preestablecido, que es seguir con esta política de desendeudamiento, consistente en el refinanciamiento de los pasivos provinciales”, aseveró la mandataria al encabezar un acto en el Salón de las Mujeres de Casa de Gobierno.

Allí precisó que el convenio fue suscripto por 17 provincias y sirve “para aliviar en casi un 40 por ciento de promedio para todas las provincias”.

La Presidenta afirmó que “se reducen en un 40 por ciento los servicios de la deuda”, a partir de la prórroga del plazo de gracia extendida este miércoles a las provincias.

Además, puso como fecha límite el 29 de febrero para que las provincias informen el número total de empleados estatales -incluidos los municipales- con los que cuentan, para que esas cifras sean incorporadas al Sistema Integrado de Previsión Argentino (SIPA).

Por el contrario, advirtió que si los distritos no cumplen con esa prerrogativa antes de la finalización de febrero dejarán de percibir el beneficio de la refinanciación.

Luego del acto, en declaraciones a medios de prensa nacionales, el gobernador de Neuquén, Jorge Sapag, indicó que la medida “nos viene muy bien porque de otra manera el próximo 31 de diciembre tendríamos que desembolsar fondos, que para el año 2012 serían de alrededor de 180 millones de pesos y para el año 2013 otro tanto”. “Es oxígeno y música para los oídos de un gobernante, que las arcas fiscales tengan oxígeno” señaló.

En otro orden, Sapag se refirió a la situación de Villa la Angostura y dijo “está más linda que nunca” y agregó que “con mucha entereza el pueblo ha preparado la villa y hoy está verde, florida, y sus ríos y lagos están azules como para visitarlos”.

Además el gobernador destacó la entereza de la Presidenta Cristina Fernández para enfrentar el problema de salud que la aqueja. El gobernador dijo haberla visto “muy firme y templada” y advirtió que “con esa fe y esa actitud estas adversidades se vencen”. “Está igual que siempre, firme, decidida, con esa personalidad fuerte que tiene, y eso es muy bueno para la República, con una actitud de entrega y mucha templanza” manifestó.

Agregó que la Presidenta está en muy buenas manos y que los avances de la medicina permiten ser muy optimistas con respecto lo que le está sucediendo. “Nos comentó su problema de salud con mucha claridad y lo compartió con nosotros al igual que lo hizo con los distintos presidentes latinoamericanos que atravesaron estas dificultades”, dijo Sapag.

También destacó la lealtad y compromiso del vicepresidente de la Nación (Amado Bodou) que estará a cargo de la presidencia de la Nación durante el período de licencia que mantenga a la Presidenta fuera de sus funciones.

Por otra parte, ayer miércoles al mediodía durante una recorrida por el barrio San Lorenzo de la ciudad de Neuquén, el ministro de Economía y Obras Públicas, Omar Gutiérrez afirmó en tal sentido que el acuerdo conlleva “muchas expectativas” para Neuquén y detalló que “básicamente implica que la provincia no tendrá que pagar nada por este concepto, es decir, tendrá un periodo de gracia de dos años del vencimiento de capital e intereses de aquel tan conocido programa de desendeudamiento federal que se firmó el año pasado”.

Subrayó que con el acuerdo rubricado entre el gobernador Jorge Sapag y la presidenta de la Nación “concretamente en 2012 la Provincia se ahorraría 179.585.559 millones de pesos; mientras que en 2013 el ahorro para Neuquén alcanzaría los 174.034.736 millones de pesos”.

Gutiérrez recordó que “el Programa de Desendeudamiento eliminó el CER -Coeficiente de Estabilización de Referencia-; refinanció a largo plazo las deudas; con costos inferiores a los que poseían los Estado provinciales; además estableció el pago de dicha refinanciación a partir del 1 de enero del año 2012”.

Y sostuvo que “justamente lo que estableció la Presidenta Fernández de Kirchner es la prórroga, es el período de gracia para todo el año 2012 y todo el 2013, lo que implica un total de casi 180 millones de pesos por año, dinero que permitirá financiar los compromisos que el gobierno provincial asumió o tiene previsto asumir, como por ejemplo en obras públicas o en adecuaciones salariales”.

“Se trata de una obligación financiera –aclaró el ministro de Economía neuquino-, que no tiene impacto en el resultado económico del presupuesto provincial, pero sí lo tiene en lo que hace al resultado financiero y en las necesidades financieras que se tomen en el mercado interno o externo para hacer frente al pago de estas estas deudas”.

Por último, Omar Gutiérrez calificó la decisión presidencial y la iniciativa del gobernador Sapag de sumarse a esta prórroga como “un auxilio muy importante por dos años”.