La presidenta estuvo en la provincia y concretó la firma de convenios

mayo 18, 2009

Durante la visita de Cristina Fernández a la localidad de Chos Malal los estados nacional, provincial y municipal sellaron acuerdos para el sector productivo, para la implementación de carreras universitarias en el norte y para la consolidación del Polo Tecnológico de Cutral Co, entre otros. Audios: discurso presidenta Cristina Fernández

, discurso gobernador Jorge Sapag

La presidenta estuvo en la provincia y concretó la firma de convenios

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner estuvo este mediodía en la localidad neuquina de Chos Malal, ubicada en el norte de la provincia y que fuera su primera capital. En su visita, los estados nacional, provincial y municipal, en la figura de sus intendentes, firmaron acuerdos y convenios de impulso al sector productivo agrícola y ganadero, de consolidación del Polo Tecnológico de Cutral Co, turísticos y educativos, entre otros.

La mandataria arribó a las 14 horas al aeropuerto Comandante Reguera, de la ciudad de Chos Malal, procedente de El Calafate, y fue recibida en la estación aérea por el gobernador de la provincia, Jorge Augusto Sapag y el intendente municipal, Carlos Lator. La presidenta llegó acompañada por los ministros de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, José Lino Barañao, y de Educación, Juan Carlos Tedesco, además del Secretario General de la Presidencia de la Nación, Oscar Parrilli.

Unos quince minutos más tarde la comitiva oficial llegaba al gimnasio municipal de Chos Malal, ubicado frente a la plaza General San Martín para participar del acto oficial. Allí aguardaban miles de pobladores, autoridades municipales y provinciales, intendentes de varias localidades y comisiones de fomento e invitados especiales que se acercaron hasta la localidad para participar del acto.

La ceremonia central comenzó a las 14.20, con la presentación de autoridades a cargo de la locutora oficial y la entonación de los himnos Nacional y Provincial. Inmediatamente, la primera mandataria recibió de manos del gobernador Sapag y del intendente Lator, el decreto provincial y la ordenanza municipal, respectivamente, que la declararon Huésped y Ciudadana Ilustre de la Provincia del Neuquén y de la ciudad de Chos Malal.

El mandatario provincial se refirió a esta declaración y aseguró que esta designación supera el protocolo y las formalidades porque se debe no sólo a su investidura como primera mandataria sino también a su trayectoria como mujer de lucha y de trabajo “que tiene hoy la más alta responsabilidad de dirigir los destinos de la Nación”.

Además le recordó que en la provincia de Neuquén, “usted está en su casa, está en su lugar, está en su Patagonia querida”.

El gobernador indicó que a la Presidenta le toca conducir al país en tiempos difíciles, en los que se produce “la crisis más profunda de la historia de la humanidad” situación que requiere de un compromiso de acompañamiento de todos los ciudadanos y principalmente de “todos los neuquinos en esta gran lucha y en esta gran tarea de reconstruir la República Argentina”.

Tarea conjunta con Nación y municipios

En su discurso, el gobernador Jorge Sapag

, agradeció a ministros y funcionarios por el trabajo realizado para lograr el nuevo rumbo en las relaciones entre la Nación y la provincia para lograr un verdadero federalismo “de coordinación” y aseguró que la causa federal es “la razón de ser de cada una de las provincias”.

Destacó que las horas de trabajo conjunta entre funcionarios de Nación, provincia y de los municipios tienen como fruto los proyectos que una vez que consiguen el financiamiento se convierten en las obras que contribuyen a mejorar la calidad de vida de todos los ciudadanos.

En este sentido, recordó que la obra de la ruta 17 que incluye 150 kilómetros de pavimento que une Picún Leufú con Añelo pasando por Zapala, será financiada por un crédito internacional gestionado por Nación. Y que otra de las obras para las que se está por finalizar el proyecto es el puente sobre el río Curí Leuvú, a partir del cual se realizará próximamente la licitación. Esta obra se financiará a través de una partida de 80 millones de pesos aprobada por el Congreso nacional, a partir de la decisión de la presidenta.

Respecto de la esperada obra hídrica Chihuido, recordó que el 11 de junio se abrirán 5 ofertas económicas privadas para su ejecución. “Estuvimos muy poco y muy cerquita de estar en una emergencia tremenda, porque desbordado el río Neuquén pasa por arriba de Cerros Colorados, por Loma de la Lata, y ciudades aguas abajo. En el año 2008 el crecimiento llegó a casi 7 mil metros cúbicos por segundo”, dijo en referencia a las soluciones que aportará la represa, que tendrá una generación de más de 600 megas, con un lago de 18 mil hectáreas.

Mencionó que fue “el trabajo de autoridades nacionales y autoridades provinciales y la autoridad interjurisdiccional de Cuencas (AIC) que elaboraron los proyectos y los pliegos, que permitió abrir ofertas técnicas”.

También tuvo palabras para los habitantes de las localidades que quedarán bajo el agua, al asegurar que será posible “gracias a la generosidad, gracias a la grandeza de los pobladores de Quili Malal, Agrio del medio, Villa del Puente, pobladores que dejan atrás sus recuerdos, sus chacras, sus casas”, y para la comunidad mapuche Cheuquel, que cederá 800 hectáreas en permuta.

En otro párrafo el gobernador Jorge Sapag pidió ante el gobierno nacional y la presidenta en particular que “las fuentes de trabajo que están vinculadas al gas y el petróleo se sostengan”, y recordó que sería un gran impulso la mejora en los valores de extracción. “Necesitamos mejorar los valores en boca de pozo, que van a permitir aumentar las reservas, aumentar la producción y le van a permitir a la provincia contar con nuevos recursos, más regalías”, dijo.

Palabras de la Presidenta

En su discurso, la jefa de Estado dijo sentirse muy honrada por esas distinciones y aseveró que las obras que se están desarrollando en para la provincia “cambiarán la vida” de sus habitantes.

“Desde el 25 de mayo de 2003 hemos vuelto a poner muchas de las cosas que se habían olvidado en nuestro país como puntos centrales de una gestión de gobierno”, dijo Cristina Fernández y, en ese sentido, destacó el énfasis puesto por la administración nacional en la educación -con la construcción de escuelas y el plan de becas “más importante de la historia”- la producción y el trabajo.

Remarcó además que, con las negociaciones colectivas de trabajo, “los trabajadores han vuelto a recuperar el poder adquisitivo” y que “en estos seis años” se consiguieron los índices más bajos de desocupación.

También resaltó que la política impulsada desde el gobierno nacional logró fortalecer el mercado interno, “gracias a la decisión de defender el trabajo argentino, generar una verdadera política de sustitución de importaciones, ayudar a las pymes a blanquear a sus trabajadores” e intervenir a través del ministerio de Trabajo a ayudar a las empresas a mantener su planta laboral. “Las decisiones que tenga que tomar para mantener este nivel de actividad económica las vamos a tomar y no me va a temblar la mano para defender el trabajo de los argentinos”, aseveró.

Respecto del modelo de gestión que lleva adelante en materia educativa, resaltó como uno de los logros más destacables el aumento a 42 mil becas universitarias de 2.726 que había en 2003, la disminución del nivel de desempleo y el superávit en las cuentas fiscales.

En este sentido, la mandataria destacó algunas leyes que se aprobaron durante su mandato como la que permitió recuperar los fondos de las administradoras de fondos de jubilaciones y pensiones y la que estatizó la línea aérea Aerolíneas Argentinas, entre otras y subrayó que la Argentina figura como uno de los dos únicos países del mundo que ha conservado el nivel de empleo en este primer trimestre del año, y que además finalizó el primer cuatrimestre del año con un récord de superávit comercial por el crecimiento de las exportaciones.

Palabras de Lator
Por su parte, al inicio del acto el intendente Lator agradeció “de forma especial” la presencia de la presidenta en Chos Malal “y especialmente su acompañamiento, compromiso y trabajo al servicio de la provincia y del país”; pero también dio las gracias y destacó la presencia del gobernador Sapag, ante quien se comprometió “a seguir apoyando la integración de Neuquén a este proyecto nacional, para dar una definitiva vuelta de página al régimen de gobierno que aisló y dejó a los neuquinos al margen y transformaciones que se estaban produciendo en la Argentina”.

Lator finalizó su alocución asegurándole a Cristina Fernández que “seguiremos junto a usted porque estamos dispuestos a seguir trabajando en el norte neuquino para fortalecer este modelo y proyecto de país, que tiene al trabajo y a la educación como ejes centrales de crecimiento y de inclusión social”. Luego entregó un obsequio a la presidenta Fernández consistente en una canasta con productos regionales y libros referidos a la historia de la región y la localidad.
Firma de convenios

Durante el acto, el ministro de Educación, Juan Carlos Tedesco, y el de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica, José Barañao, firmaron un convenio con la vicerrectora de la Universidad Nacional del Comahue, Teresa Vega, para apoyar la continuidad de las carreras universitarias (tecnicaturas en Turismo y Enfermería) que se dictan en Andacollo y Chos Malal.

El ministro Barañao rubricó un acta de apoyo tecnológico al turismo con el intendente Lator y el de Andacollo, Daniel Muñoz.

El titular de la cartera científica firmó una carta de intención para el desarrollo de la producción de lana cashmere, y para informatizar el matadero municipal de Chos Malal, el único de la provincia habilitado para faenar chivitos.

También se suscribió un convenio de cooperación técnica para el polo tecnológico de Cutral Co, firmado por el ministro de Ciencia y el intendente de esa localidad, Ramón Rioseco.

El mandatario provincial y el ministro Barañao suscribieron otro convenio, en este caso para el desarrollo sustentable de la cadena productiva de salmónidos.

También se firmó un convenio entre la secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos (SAGPyA) y la provincia, que implica en un aporte económico a la producción primaria (fruticultura, agricultura y ganadería) consistiendo en un subsidio de tasas a la producción y financiamiento a proyectos que agreguen valor a la actividad. El convenio, que implica una erogación de 11 millones de pesos, fue suscripto en Buenos Aires por el titular del área, Carlos Cheppi, y en esta ciudad por el gobernador Jorge Sapag.

La Presidenta le entregó al gobernador Sapag el decreto 556 por el cual se reconoció la denominación de origen del chivito criollo neuquino, sello de calidad con el cual este producto típico puede acceder a mercados del exterior. Beneficiará a unos 1.500 pequeños crianceros que practican la transhumancia.

Por último, la presidenta Cristina Fernández, entregó a Gladys García el certificado de jubilación de su bisabuela, Rosa Alba González, nacida en 1912 y residente en Loncopué, cuyo trámite en la Administración Nacional de Seguridad Social (ANSeS) finalizó esta semana. Al respecto, se informó que en Neuquén se pagan 29 mil jubilaciones que implican una erogación de 530 millones de pesos al año.

Previo a los discursos del gobernador de la provincia y la presidenta de la Nación, se presentó un video sobre obras públicas y emprendimientos proyectados en Neuquén, en tanto que Jorge Sapag obsequió a la señora de Kirchner un poncho de alpaca elaborado artesanalmente por una pobladora de la zona.

La visita de la presidenta de la Nación a la ciudad de Chos Malal finalizó aproximadamente a las 16, luego de su discurso. Al concluir el acto, la mandataria caminó por la avenida 25 de Mayo y saludó a vecinos que allí la esperaban. Inmediatamente, se subió a un vehículo oficial que la condujo al aeropuerto local para embarcarse rumbo a la ciudad de Buenos Aires a bordo del avión presidencial.

Estuvieron presentes la vicegobernadora Ana Pechen; la señora Carolina Lanusse; los senadores nacionales Horacio Lores, Marcelo Fuentes y Nanci Parrilli; los diputados nacionales José Brillo, Hugo Acuña, Alicia Comelli; diputados provinciales; ministros, secretarios y subsecretarios del gabinete provincial; intendentes de Chos Malal, Carlos Lator; de Cutral Co, Ramón Rioseco, de Junín de los Andes, Enrique Campos, de Andacollo, Daniel Muñoz, de Neuquén capital, Martín Farizano y de localidades del norte de la provincia.

Había delegaciones de Cutral Co, Piedra del Águila, Rincón de los Sauces, Villa El Chocón, Los Miches, Tricao Malal, Andacollo, El Huecú, Villa Traful, Zapala, Las Ovejas, Varvarco, Manzano Amargo, Barrancas, Chorriaca, El Sauce, Ramón Castro, Las Lajas, Loncopué, Buta Ranquil, Plaza Huincul, Centenario. También estaba el Centro de Veteranos de Guerra de Malvinas, militantes de sindicatos de petroleros, de la construcción y de estatales, y de agrupaciones políticas pertenecientes al Movimiento Popular Neuquino, al Partido Justicialista, al Partido de la Victoria.

Discurso de la presidenta Cristina Fernández:

“Gracias, muchas gracias, buenas tardes a todos y a todas; señor Gobernador de la provincia de Neuquén; señor Intendente de Chos Malal; señores intendentes e intendentas de esta querida Neuquén: quiero decirles que me siento muy honrada por la declaración de Ciudadana Ilustre con que me han dignado, pueblo e instituciones de Neuquén; quiero decirles también que, como patagónica, como mujer de la Argentina profunda, siento que puedo mirarlos a los ojos a todos ustedes, hoy, a los ojos y estrecharles las manos, como lo he venido haciendo desde que llegué al aeropuerto, tocando las manos y mirando a los ojos de cada uno de ustedes.

No es solamente por estas obras, que se han ejecutado o están en ejecución y que van a cambiar y a contribuir a mejorar la calidad de vida de todos ustedes: represas, rutas, viviendas, obras que como ustedes saben han constituido uno de los puntales fundamentales en al crecimiento de la actividad económica de estos años, creo, además, que de todas esas cosas puedo también venir a mirarlos a los ojos porque desde el 25 de mayo del año 2003 hemos vuelto a poner, muchas de las cosas que se habían olvidado en nuestro país, en la nación, como puntos centrales de una gestión de Gobierno: la educación, esa educación de la cual se hablaba y de declamaba en todos las campañas electorales, pero que significaba a la hora de gestión de desentenderse de la educación para casi patearlas a las provincias como si este fuera un gasto.

Aquí están en estos seis años de gestión, desde el 25 de mayo de 2003 a la fecha, casi 700 escuelas a lo largo y a lo ancho del país. El año que viene vamos a completar los seis puntos del PBI destinados a la educación, pero no del PBI del año 2003, sino de este PBI que el año pasado fue de casi 300 mil millones de dólares. Podíamos hablar de las más de 760 mil becas para alumnos secundarios; podríamos también hablar de lo que hemos construido – como le gusta decir a Juan Carlos Tudesco – el más importante plan de becas universitarias de que se tenga memoria, en nuestra historia como país; de aquellas 2.726 becas universitarias, del año 2003, a 10 mil, en el año 2007 y permítanme un gesto de orgullo, como Presidenta en este año y medio de gestión de haber pasado de aquellas 10 mil, de diciembre de 2007, a las 42 mil becas, que hoy estamos ofreciendo con carreras técnicas, especificas para un nuevo modelo de país, que volvió a recuperar como eje central a la producción y el trabajo, algo que se había olvidado en la República Argentina y que permitió volver a tener cascos amarillos a la construcción.

Además permitió volver a abrir nuestras fábricas, que permitió a nuestros productores volver a exportar porque el modelo construía las variables macroeconómicas, que hacían rentable la producción. Nada de esto ha sido casualidad. Es que nosotros hemos creído en la necesidad de desarrollar un proyecto de país, un modelo de país, que atendiendo a nuestra tradición de producción y trabajo, centrara en un sistema de decisión nacional la gestión de Gobierno.

Hemos vuelto a colocar en la Casa Rosada el centro de la decisión política, de la República Argentina. Hemos vuelto a colocar en el Parlamento la institución que brinda y da derechos a los argentinos, no la institución a la cual se enviaban proyectos de leyes o decretos de necesidad y urgencia donde se restringían derechos, se descontaban salarios a los empleados públicos o haberes a los jubilados; hemos vuelto a colocar a la justicia, a esa justicia que alguna vez avergonzó a los argentinos, en el verdadero lugar con una Corte independiente, modelo frente al mundo en materia de Justicia y haber renunciado también, en un acto de autolimitación, pese a que las leyes lo permitían a seguir nombrando miembros, volviendo a la antigua Corte de cinco miembros, rescatando el valor de la Justicia; hemos logrado también volver a recuperar el poder adquisitivo de los trabajadores, a través de la negociación colectiva, de más de 1.500 convenios, en un país donde hablar de sindicatos, donde hablar de convenios colectivos era visto como algo demodé, como algo fuera de tono, de época. Es que no habían advertido, tal vez imbuidos por doctrinas neoliberales, que la clave de un país, el verdadero crecimiento de un país está en generar empresarios, productores fuertes, pero también sindicatos porque significa que los trabajadores han vuelto a recuperar poder adquisitivo y protagonismo en la vida nacional.

Ese modelo de producción de agregar valor a nuestros recursos, a nuestras materias primas es lo que explica que, en estos 6 años, hayamos hecho el descenso más vertiginoso de ese casi 25 por ciento de desocupación con que un hombre, aquel 25 de mayo del año 2003, recibía el gobierno. Siempre le digo: “tenías más desocupados que votos”.

También me enorgullezco como Presidenta de todos los argentinos de haber enviado al Parlamento el proyecto de Ley que volvió a instaurar en la Argentina el sistema de reparto solidario recuperando para el Estado, para el sector público la administración de los recursos de los trabajadores. No es solamente, como algunos quieren reducir, ahora que está en manos del Estado la llaman la “caja” a la ANSES, cuando los recursos estaban en manos de los privados y los giraban para afuera nadie decía nada, no por lo menos desde los grandes economistas y consultores económicos.

No es solamente haber recuperado la administración para la esfera de lo público, es también haber recuperado un sistema de solidaridad del que todos parecen haberse olvidado, porque en definitiva el Sistema de Capitalización condenaba a los salarios bajos o medios a jubilaciones de miseria; de hecho el Estado estaba completando el 60 por ciento de aquellos que estaban dentro del Sistema de Capitalización para poder llegar a la jubilación mínima; es haber terminado con el darwinismo, es haber terminado con esa sociedad que nos querían instalar, donde decían que los más débiles deben ser dejados a la vera del camino. Nosotros no creemos en esa sociedad, no creemos en un país o en una nación que se desentienda de los más débiles, que deje de lado a aquellos que no han conseguido el mejor trabajo o la mejor capacitación porque aspiramos a una sociedad y a un país en el que todos tengan las mismas posibilidades. Siempre digo no somos iguales, siempre hay alguien que ha puesto más esfuerzos, que se ha sacrificado más, lo importante, lo verdaderamente importante es que todos tengan la misma oportunidad, igualdad de oportunidades, que el nacer de una casa de más o menos recursos no te condene de por vida, esa es la Argentina a la que aspiramos.

También nos tocó recuperar nuestra línea de bandera, nuestra Aerolíneas Argentinas. (APLAUSOS). Tal vez los que tienen la suerte de vivir en la Capital Federal o que tal vez cuenten con avión propio o medios para alquilar un vuelo privado no entiendan lo que significa en materia de conectividad y conexión y de integración del país tener una línea de bandera que vuele a todos y cada uno de los rincones de nuestro país. Acá sé que me entienden como también lo hacen en Tierra del Fuego, en Santa Cruz, en Chubut, en Catamarca, Río Negro, en La Rioja, en Mendoza, en Misiones, en Formosa, en el Chaco, en todos los lugares a los que muchas veces como no son destinos rentables nadie viaja y entonces no tenemos los mínimos servicios, una aerolínea de bandera que todos ustedes lo saben ha aumentado frecuencias, de las 300 y pico que tenían en manos privada a más de 500 y que hoy conecta a todo el país y que es el país que también nos ha permitido reducir el endeudamiento, que cuando asumimos en el año 2003, era de más del 150 por ciento del Producto Bruto Interno y hoy llega apenas al 40 y pico, 50 por ciento del Producto Bruto Interno, sin la tutela tampoco del Fondo Monetario Internacional, que venía a dictaminar cuáles eran las políticas que teníamos que llevar adelante.

Podemos, además, decir hoy, en este mundo actual, que recién Jorge reseñaba, no ya el del 2003, tampoco el del 2007, cuando me tocó asumir como Presidenta, sino este mundo que a partir de septiembre, del año pasado se desmoronó literalmente, se pulverizó. Ese modelo que siempre consultoras y gurúes nacionales e internacionales nos presentaban como el modelo, esos mismos que puntualmente, durante todos estos años, en los que crecimos a tasas chinas, teniendo el crecimiento más importante de nuestros 200 años de historia, nos decían sin embargo todos los años que era un veranito, que se derrumbaba y que debíamos seguir ese otro modelo y repetían casi monocordemente que nosotros íbamos a llevar al país al desastre, lo podemos recordar. Y si alguno no tiene memoria, mire algunos videos o mire algunas crónicas periodísticas. Y lo van a ver, lo van a poder escuchar, lo van a poder leer.

Hoy frente a la crisis más profunda de la que se tenga memoria, en los últimos dos siglos, en materia de economía global, nuestro modelo, nuestro proyecto de país está aquí, a pie firme defiendo con uñas y dientes lo logrado en estos años: trabajo y producción sosteniendo la actividad económica, interviniendo en todos aquellos sectores y en todas aquellas situaciones que reclamen la presencia del Estado, sin recetas ni modelos uniformes porque los problemas son diferentes, según sea la actividad económica; porque los problemas no son iguales, según sea la región; porque los problemas no son iguales, según cómo haya impactado en cada una de estas empresas o en cada una de las regiones la crisis internacional, pero aquí estamos y tenemos el orgullo de ser uno de los dos países del mundo, según estadísticas de Europa, que ha conservado el nivel de empleo, durante todo el primer trimestre, de este año 2009, únicos en América latina. Esto no significa que no tengamos problemas, esto no significa que seamos invulnerables frente a esta crisis global, pero la fortaleza de nuestro mercado interno, las decisiones de economía política para defender el trabajo argentino y no importar trabajo extranjero; la decisión de encarar en muchas actividades una verdadera sustitución de importaciones para crear y exportar trabajo argentino, la decisión de defender las fuentes de trabajo, el vínculo laboral de todos y cada uno de nuestros trabajadores; la decisión de ayudar a las pymes a blanquear a sus trabajadores, lo que nos ha permitido desde que hemos sancionado la ley regularizar a más de 160.000 argentinos que estaban en negro, la decisión de intervenir con programas del Ministerio de Trabajo para ayudar a aquellas empresas a sostener su planta laboral, y las decisiones que tengamos que tomar para defender el trabajo de los argentinos, las inversiones de nuestras pymes, nuestras empresas, nuestros productores, las decisiones que tengamos que tomar para sostener este nivel de actividad económica las vamos a tomar y no me va a temblar la mano como Presidenta de los argentinos.

Quiero decirles que para nosotros sostener el trabajo, sostener la producción, tiene la misma fuerza que el compromiso que también hemos puesto con la memoria, la verdad y la justicia, banderas irrenunciables de nuestro gobierno, que ha vuelto a colocar con mucho orgullo a nuestro país, la República Argentina, al frente de las naciones en materia de garantías, respeto y defensa de los derechos humanos, un orgullo para todos los argentinos.

Quiero decirles, neuquinas y neuquinos, señor Gobernador, que el compromiso de esta Presidenta con la Patagonia, con el NEA, con el NOA, con el país profundo, no es solamente una cuestión de retórica, yo estoy convencida absolutamente de que la redistribución social del ingreso también tiene que ver con la redistribución geográfica del ingreso. Recién cuando mirábamos el video de las obras que se están ejecutando veíamos gasoductos para pequeños pueblos y localidades de la provincia de Neuquén. Le comentaba en voz baja a Jorge que a todos nos pasó lo mismo, grandes productores de gas, grandes productores de aquello que iba a la ciudad puerto, donde tienen todo, gas, luz, agua potable, y muchas veces nuestros pueblos que producen petróleo, energía, gas, no tienen nada. Esto también es una injusticia secular de nuestro país. Este plan de obras públicas basado en el proyecto y programa de intervención territorial tiene que ver también con esto, con modificar estructuralmente las injusticias en materia de infraestructura que ha tenido nuestro país en todas sus regiones.

Pero también quiero decirles, neuquinos y neuquinas, que con ustedes tal vez haya otros vínculos. Ustedes saben que la mayor parte de mi carrera la hice estudiando con una neuquina, que tenía un novio también de Neuquén, que por esas cosas de la militancia terminó viviendo en la casa de este muchacho que era de Río Gallegos y se fue a estudiar a La Plata, a quien yo conocía mucho de la militancia y de la universidad pero con el que nunca habíamos tenido trato directo todos los días como es el hecho de estudiar juntos en la misma casa. Así que les digo además que por ese trato directo que tuvimos a partir de que vivía con un neuquino, todos los días, les debo también el compañero de mi vida a los neuquinos. Espero que siempre se los tenga que agradecer, hasta ahora se los tengo que agradecer.

Quiero decirles de mi compromiso fuerte como mujer, como militante política de toda la vida, dirigido a todos los hombres y mujeres que habitan nuestro país, a los que nos votan y a los que no nos votan como digo yo; a los que nos quieren y a los que no nos quieren. Estamos en el camino, créanme, de transformación más profunda que se recuerde en las últimas décadas, estamos en el camino de lograr un país donde todavía faltan muchas cosas, pero si uno mira hacia atrás y tiene la honestidad de reconocer lo que era nuestra patria allá por el 25 de mayo del 2003 podrá ver lo que hemos construido en estos casi 6 años. Les pido a todos ustedes que hagan un ejercicio y se trasladen a aquellas fechas, si alguien les hubiera dicho ese 25 de mayo del 2003 que en estos 6 años íbamos a construir todas estas cosas, este crecimiento económico; que íbamos a olvidarnos de la palabra FMI que repetían hasta los chicos; que íbamos a lograr nuevamente que nuestros jubilados tuvieran la dignidad del aumento; que íbamos a lograr que se jubilaran casi 2 millones de personas que se habían caído del aparato productivo y no tenían acceso a una jubilación o una pensión; que íbamos a lograr volver a abrir las escuelas técnicas, a volver a tener records de exportación, ya no solamente de materias primas sino de manufacturas industriales y agroindustriales; que íbamos a lograr -como lo hemos hecho- también en estos primeros 4 meses del 2009 batir records de superávit comercial con nuestras exportaciones en medio de una crisis formidable; seguramente si hubiéramos dicho todas estas cosas en aquella campaña no nos hubieran creído, o tal vez algunos, muy poquitos, hubieran hecho cualquier cosa para que no asumiéramos si hubiesen sabido todo lo que íbamos a hacer. Al revés de lo que decía otro, que si él hubiera contado lo que iba a hacer nadie lo hubiera votado. Tengo el orgullo de decir que si hubiéramos dicho todo lo que íbamos a hacer seguramente hubiéramos obtenido mucho más que aquél 22 por ciento del 25 de mayo del 2003.

Y ese es mi orgullo como argentina y como militante política, volver a darle esperanza, certeza y credibilidad a la palabra política. No crean en esos que dicen que la política es la responsable de las cosas malas que nos han pasado a los argentinos, han sido las malas políticas, las políticas antinacionales, las políticas dictadas de afuera y aceptadas adentro. Pero tengan presente, argentinos y argentinas, que cada vez que en este país hubo derechos y garantías vinieron de la mano de la política y de los movimientos vinculados con lo nacional y lo popular. Tengan siempre presente que es en definitiva desde esa vocación de transformar la realidad donde podemos lograr que derechos y garantías no sólo se reciten en la Constitución sino que se cumplan en la vida cotidiana de todos los argentinos. Ese es el objeto de la Constitución, ese es el objeto de la política, esa debe ser la visión de todos aquellos que por representación popular hemos decidido tomar el camino de representar los verdaderos intereses de nuestro pueblo.

Yo estoy comprometida desde muy joven con esa representación y, como decía alguien, que no llegó a la Casa Rosada para dejar los ideales en la puerta, quiero decirles también que no he dejado toda mi vida y muchas veces hasta los propios intereses personales o familiares para venir a hacer algo en lo que no creo, no podría, no me saldría. Para mal o para bien tengo una forma de ser que me impide traicionar lo que pienso, una forma de ser que cree en el diálogo y en el consenso, pero que diálogo y consenso no pueden ser traicionar lo que uno piensa y dar pasos para atrás en todo este camino que hemos construido.

Tengo una forma de ser que cree profundamente en el pueblo, en el compromiso, y en que mucha gente durante mucho tiempo fue traicionada y olvidada. Yo quiero que cada uno de los argentinos cuando algún día me recuerde, bien o mal, nunca pueda decir “traicionó lo que ella pensaba o lo que alguna vez dijo”. Eso no, y ése es mi compromiso, para con ustedes y para con todos los argentinos.

Quiero agradecerles de todo corazón el afecto, el cariño con que me han recibido, que es el cariño y el afecto del país profundo, de los patagónicos. Un beso muy grande y a seguir construyendo Patria, como lo hacemos aquí en el sur, con la bandera en alto pero además con la bandera en el corazón en cada uno de nuestros actos, en cada una de nuestras acciones, en cada una de nuestras decisiones. Muchas gracias Neuquén, gracias y hasta siempre”.
Discurso del gobernador Jorge Sapag:

A la señora presidenta de la Nación, doctora Cristina Fernández de Kirchner; señores ministros de Educación, de Ciencia y Tecnología; señor secretario general de la Presidencia, doctor Oscar Parrilli; señor intendente de Chos Malal (Carlos Lator) y de todas las ciudades que nos acompañan y que le han dado esta bienvenida con fervor, con pasión y con cariño a la presidenta de la Nación; señores legisladores nacionales, provinciales, concejales; autoridades del poder judicial; autoridades de las Fuerzas Armadas y de seguridad; vecinas, vecinos de toda la provincia del Neuquén.

Hemos entregado a la presidenta de la Nación un decreto donde la declaramos ciudadana ilustre de la provincia del Neuquén. Querida presidenta, esta declaración va mucho más allá de las formalidades, mucho más allá del protocolo, mucho más allá de la buena educación. Es una declaración de ciudadana ilustre que la hacemos desde lo más profundo de nuestros sentimientos. La hacemos con sinceridad, sin ninguna hipocresía.

La hacemos con la sinceridad del corazón abierto a la presidenta de la Nación. En primer lugar, por la investidura que ella representa, lo cual por sí solo habilitaría a esa declaración de ciudadana ilustre. Pero no es solamente por esa razón. La declaración de ciudadana ilustre lo es por su trayectoria como mujer, como mujer de lucha, como mujer de trabajo que tiene hoy la más alta responsabilidad de dirigir los destinos de la República.

Y fundamentalmente también a una mujer que en esa trayectoria ha sabido abrazar la causa de la Patagonia y la causa de la nacionalidad con fervor, con amor, con cariño. Porque ella conoce y quiere a esta Patagonia que tiene un origen común, que nació como gobernación de la Patagonia en el siglo XIX y donde las provincias patagónicas fuimos recorriendo un camino común y que también tenemos un destino común.

Y también la declaración de ciudadana ilustre tiene que ver con que queremos que, con ese sentimiento patagónico que usted tiene, querida presidenta, sienta que aquí, en la provincia del Neuquén, usted más que huésped es una ciudadana. Porque aquí usted está en su casa, está en su hogar, está en su Patagonia querida.

También queremos resaltar que le toca a la señora presidenta de la Nación conducir la República en tiempos difíciles, en tiempos de crisis. El otro día coincidíamos en Chubut y decíamos con Cristina que le tocaba conducir los destinos de la República con la crisis más profunda de la historia de la humanidad.

Y eso habla de un desafío, habla de un compromiso, habla también de la responsabilidad con la cual todos tenemos que acompañar. Es por eso que esta recepción con cariño y con afecto tiene que ver con el respaldo que queremos darle a la presidenta de la Nación para que sienta el acompañamiento de todos los neuquinos en esta gran lucha y en esta gran tarea de reconstruir la República Argentina.

También va nuestro reconocimiento a usted, a los ministros, a todos los funcionarios que la acompañan, subsecretarios, al director y administrador de Vialidad Nacional, al administrador del Enohsa (Ente Nacional de Obras Hídricas y Saneamiento), a otros funcionarios que la acompañan y que han venido aquí, a 1600 kilómetros de la Capital Federal, suspendiendo sus tareas y sus responsabilidades de gobierno para estar junto a este querido pueblo del norte de la provincia del Neuquén y de todo el territorio provincial.

En este sentido, queremos decirle que, como decía el intendente (Lator) en las palabras de bienvenida, en la provincia del Neuquén hemos iniciado un nuevo derrotero de integración con Nación. Y la construcción de un federalismo de coordinación, de un federalismo donde haya un respeto mutuo de las provincias hacia la Nación por todos los poderes delegados y de la Nación hacia las provincias por los poderes no delegados. El respeto de sus recursos naturales y de su autonomía, que tiene que ser tanto social, política, económica y presupuestaria.

La provincia de Neuquén abraza con fervor la causa de la democracia y la defensa de los derechos sociales, para tener una educación con calidad, para tener una salud para todos los habitantes, para tener progreso, seguridad, justicia, trabajo y vivienda. Pero también abrazamos con fervor, como todos los hombres del interior y como usted, querida presidenta, la causa federal, la causa del federalismo, que es la razón de ser de la vida de cada una de nuestras provincias.

Y en ese abrazo es que hemos querido mostrar en este video todas las cosas que se están haciendo en coordinación entre Nación y provincia. Y no es un anuncio o un aviso que casualmente se presenta en el mes de mayo, es el trabajo y el fruto del trabajo de cientos de horas de funcionarios nacionales, provinciales y municipales; que trabajando juntos procuramos, con proyectos, con la búsqueda de las partidas presupuestarias, con el trabajo de cada uno, concretar todos los anhelos, todos los ideales, todos los proyectos que cada uno de los habitantes de la provincia quiere para mejorar su calidad de vida.

Seguramente no hemos agotado allí todo. Para la barra de Cutral Co y Plaza Huincul faltó la ruta Nº 17, que va desde Picún Leufú, pasando por Zapala, y llega hasta Añelo. Esta ruta provincial Nº 17, tantas veces esperada, va a ser repavimentada en sus 150 kilómetros por una gestión del gobierno nacional para un crédito internacional que ha sido tomado por la provincia para hacer esta obra.

También ustedes vieron en el video imágenes de lo que tuvimos que vivir en el año 2008 y que la presidenta de la Nación conoció perfectamente. Porque se solidarizó con el pensamiento, con el afecto y con la acción con la emergencia climática que tuvimos el año pasado. En esta emergencia climática quedó en claro (qué sucede con) los dos puentes que están construidos sobre el río Curí Leuvú.

Son ríos que crecen muchísimo en estas lluvias y éste tiene dos puentes que han sido muy nobles, que han soportado lo insoportable, y todas las crecidas se han llevado y han descalzado este puente. Hemos trabajado mucho con Vialidad Provincial y Vialidad Nacional. Hemos trabajado mucho para que se hiciera el proyecto. El mes que viene está terminado el proyecto. Ya está la primera etapa y en poquito tiempo más, la segunda etapa. Y así, con este proyecto, vamos a licitar este puente sobre el río Curí Leuvú que ha tenido, por decisión de la presidenta de la Nación, por gestiones del doctor Oscar Parrilli, la decisión del Congreso de la Nación de una partida de 80 millones de pesos para ser construido, para que no queden aislados los dos departamentos.

Y va a haber casas. Vieron ustedes en el video el programa de casas, más de 7 mil soluciones habitacionales aportadas por el gobierno nacional. Estamos hablando de 800 millones de pesos. Recién hablaba con los compañeros de la Unión Obrera de la Construcción (de la República Argentina, Uocra) del destino de los fondos, que también destinaremos 60 millones de pesos, compañeros, para iniciar las obras en forma inmediata, con el destino de los fondos que va a aportando Nación. Así la provincia complementa el trabajo que realiza la Nación.

Aquí, a poquitos metros, está la junta del río Curí Leuvú con el río Neuquén. El río Neuquén, en mapuche, significa caudaloso, torrentoso, también que tiene ímpetu, que tiene energía, que tiene altivez, y que tiene esa rebeldía que tenemos todos los patagónicos y ese río Neuquén en el año 2006 tuvo el crecimiento más importante del siglo, llegó a los 10 mil metros cúbicos por segundo cuando su régimen normal es de 300 metros cúbicos por segundo.

Estuvimos muy poco y muy cerquita de estar en una emergencia tremenda porque desbordado el río Neuquén pasa por arriba de Cerros Colorados, por Loma de la Lata, y ciudades aguas abajo. En el año 2008 el crecimiento llegó a casi 7 mil metros cúbicos por segundo. Es hora de que hagamos las obras de contención y de seguridad que en alguna época cuando se hizo Cerros Colorados quedó el compromiso de hacer obras de defensa aguas abajo, es así como se proyectó Chihuidos I y quiero en relación a esta obra mencionar que fue el trabajo de autoridades nacionales y autoridades provinciales y la autoridad interjurisdiccional de cuencas que elaboraron los proyectos y los pliegos, que permitió abrir ofertas técnicas y que le 11 de junio próximo -fíjense que poquito falta- se van a abrir 5 ofertas económicas para la ejecución de esta represa. Es un sueño, un ideal y un anhelo de mucho tiempo de todos los neuquinos. Va a generar más de 600 megas, va a tener un lago de 18 mil hectáreas, va a generar miles y miles de puestos de trabajo y al mismo tiempo va a dar seguridad aguas abajo.

Esta obra de Chihuidos I es posible gracias a la generosidad, gracias a la grandeza de los pobladores de Quili Malal, Agrio del medio, Villa del Puente, pobladores que dejan atrás sus recuerdos, sus chacras, sus casas, dejan atrás a sus seres queridos que allí están enterrados y ellos se van a trasladar a un nuevo lugar, a un nuevo asentamiento en la búsqueda de nuevas posibilidades de progreso. Y la comunidad mapuche Cheuquel va hacer cesión de 800 hectáreas también en permuta y en la búsqueda de nuevas oportunidades de progreso, nuestro compromiso con los pobladores y con la comunidad mapuche es un compromiso irrenunciable de mejorar su calidad de vida y de darles posibilidades de progreso, gracias a ellos por la presencia y porque sé que están aquí presentes. Como decía el video señora presidenta, Neuquén y la Patagonia aportan su gas, su petróleo, sus recursos naturales, su energía hidroeléctrica, en Neuquén está la única planta de agua pesada de América Latina que hoy abastece el programa de Atucha.

Los neuquinos lo hacemos con solidaridad y con el alto concepto de estar integrando una Nación que queremos que sea próspera y queremos la construcción de este federalismo que tanto se pregonó y que queremos que hoy se convierta en un federalismo auténtico, concreto, real, estamos seguros que estamos en el buen camino de la mano de la conducción del gobierno nacional señora presidenta donde nosotros lo que estamos pidiendo es que la fuentes de trabajo que están vinculadas al gas y el petróleo se sostengan, se mantengan, que generemos nueva producción… también están aquí presentes los trabajadores del petróleo, el gas, de la minería, todos trabajadores que tienen su anhelo puesto en este desarrollo y en este progreso. Necesitamos mejorar los valores en boca de pozo, estos valores van a permitir aumentar las reservas, van a permitir aumentar la producción y le van a permitir a la provincia contar con nuevos recursos, más regalías y que le permitan a le permitan también a la ministra de Hacienda tener más tranquilidad en las finanzas públicas.

Hoy es un día muy particular, hoy es el día de la escarapela, estamos en la semana de Mayo, es bueno recordar esa revolución de Mayo, es bueno recordar esos ideales, es bueno recordar a hombres y mujeres que desde el fondo de la historia nos mandan un mensaje de grandeza, de humildad, de patriotismo, de sacrificio, fueron capaces de entregar sus vidas, su integridad física, su patrimonio, su libertad y la tranquilidad de sus familias para legarnos la República que hoy tenemos.

Tenemos una gran responsabilidad con ellos para ver qué hacemos con esta República que recibimos de ellos y dejarles a nuestros hijos y a nuestros nietos una República mejor. Señora Presidenta queremos que desde este norte neuquino y desde esta provincia de Neuquén usted se lleve el cariño, el afecto, la seguridad de la lealtad de hombres y mujeres de trabajo y de buena fe, que quieren la constancia, la perseverancia en las acciones y constancia que viene heredada de los pioneros, que se lleve el calor, el apoyo y la energía, la fe de un pueblo que está seguro que con fe en si mismo sale adelante y la fe de un pueblo que le pide a Dios que le de a usted toda la sabiduría para el camino y el encuentro hacia la verdad para poder construir la justicia y la libertad que todos los argentinos necesitamos.

Quiero hacer con todos ustedes un pacto, un homenaje a la República Argentina, un homenaje a la provincia de Neuquén, un homenaje a ese norte neuquino y Chos Malal, un homenaje a los hombres de Mayo y a los ideales de Mayo, pero fundamentalmente un homenaje a Cristina, la Presidenta de la Nación con un aplauso que les pido que sea el más fervoroso que hayan tenido nunca.