La presidenta anunció obras para Neuquén

marzo 19, 2010

Fue durante el acto aniversario por los cien años del Dique Ballester. Entre los anuncios figura el convenio para el puente sobre el río Curi Leuvú, con un monto de 42 millones de pesos.

La presidenta Cristina Fernández participó este viernes a las 14, en Barda del Medio, de los festejos por el centenario del dique regulador Ingeniero Rodolfo Ballester. Estuvo acompañada por el gobernador de la provincia del Neuquén, Jorge Sapag, y su par rionegrino, Miguel Saiz.

Antes de las palabras de la presidenta, la locutora oficial del acto anunció que “se ha firmado el convenio en el marco del programa de mejoramiento de la red vial puente sobre río Curi Leuvú, ruta provincial Nº43, con una inversión total de 42 millones de pesos”.

Además, señaló inversiones para Neuquén “que comprenden infraestructura para el sector agropecuario, ejecutables a través del Prosap (Programa de Servicios Agrícolas Provinciales), por un monto de 94.333.949 pesos”. Y explicó que se “ejecutarán 2.809.818 pesos a los diversos programas de ganadería vacuna, caprina y ovina”.

También anunció que habrá una asignación a programas forestales por un monto de “3.356.000 pesos y un total de 12.283.000 pesos se ejecutarán a través de los programas de economías regionales, agricultura familiar y desarrollo rural en la provincia del Neuquén”.

Las palabras de la presidenta

Cristina Fernández de Kirchner se refirió en su discurso a las obras comprometidas por el gobierno nacional para la región y afirmó que se trata de proyectos “fundacionales de la República Argentina”, como fue hace cien años la construcción del dique Ballester. Indicó que algunas de esas inversiones relevantes son “Chihuido y la línea de alta tensión que cruzó de Choele Choel hasta el sur, hasta llegar hoy a Pico Truncado”.

También comentó que “hoy veníamos charlando con Jorge Sapag de las obras que figuran aprobadas en el presupuesto nacional” para la provincia de Neuquén y recordó que, pese a que el país “ha pasado el año más difícil de la economía en el mundo de los últimos 50 a 80 años, esta presidenta piloteó la tormenta, ayudada por un equipo de gobierno y por legisladores que también entendieron la necesidad de seguir profundizando el proceso de renovación y cambio”.

“En ese mismo presupuesto figuran 380 millones de pesos para el Neuquén, para el sector de la fruticultura y de la ganadería, 350 millones para provincia de Río Negro y así a lo largo y a lo ancho del país”, señaló.

Afirmó además que, con la cancelación de la deuda que mantiene la Nación con acreedores extranjeros, “quiero devolverle a la Argentina el nombre que alguna vez tuvimos en el mundo, que no nos conozcan como los que no pagan lo que deben o los que no respetan los derechos humanos”.  Recordó luego que, en los últimos siete años, “hemos venido profundizando el desendeudamiento del país” y sostuvo que es su intención seguir reduciendo esa deuda “con la plata que hemos ahorrado también en este gobierno los argentinos”.

Al iniciar su discurso, la mandataria rindió “un homenaje personal” al fallecido Felipe Sapag, a quien calificó como un “gran dirigente y caudillo político”. Añadió que “Don Felipe Sapag fue también uno de los fundadores de este Neuquén contemporáneo que hoy tenemos” y expresó su afecto hacia la familia del ex gobernador neuquino.

Desarrollo de la jornada

La presidenta arribó al aeropuerto internacional Juan Domingo Perón de la ciudad de Neuquén a las 13.40, a bordo del avión presidencial Tango 01 Virgen de Luján. Fue recibida en la estación aérea por el gobernador Jorge Sapag e inmediatamente abordaron el helicóptero del Ejército que los aguardaba en la pista principal.

Acompañados por otros funcionarios, llegaron a Vista Alegre aproximadamente a las 14. En un predio ubicado junto a la empresa Moño Azul, los recibieron el gobernador de Río Negro, Miguel Saiz, el intendente anfitrión Marcelo Pieroni, el de Centenario, Javier Bertoldi, el de Rincón de los Sauces, Hugo Wernli, la senadora nacional Nanci Parrilli, Carolina Lanusse y la ex diputada nacional Silvia Sapag.

Luego de recorrer las instalaciones de la firma frutícola, la comitiva se trasladó hasta el acceso al dique. Allí, Cristina Fernández de Kirchner, Jorge Sapag, Miguel Saiz, Marcelo Pieroni y el presidente del concejo municipal de Contralmirante Cordero, Fabián Galli, descubrieron una placa alusiva al centenario del dique Ballester, que homenajea la memoria del ex presidente José Figueroa Alcorta y su ministro de Obras Públicas y Agricultura, Ezequiel Ramos Mexía.

Tras un breve contacto de la presidenta con los medios de prensa regionales, las autoridades se dirigieron a las 15 hacia el palco ubicado en Barda del Medio, donde se desarrolló el acto central. La presidenta subió al escenario junto con Jorge Sapag, Miguel Saiz, el secretario General de la Presidencia, Oscar Parrilli, el senador nacional Miguel Pichetto y los jefes comunales Galli, Pieroni y Bertoldi.

El acto comenzó con un minuto de silencio en recuerdo del ex gobernador neuquino Felipe Sapag. Luego, Saiz entregó a la presidenta una copia del decreto con el que la nombró visitante ilustre de Río Negro y le obsequió una artesanía mapuche. De igual modo, Jorge Sapag otorgó a la presidenta una copia del decreto con el que la designó visitante ilustre de Neuquén y le regaló un ajuar femenino mapuche, realizado por el artesano Abel Almirón.

Siguió la ceremonia con el discurso de Fabián Galli, quien resaltó el acompañamiento de la presidenta a los pueblos y provincias del interior del país. A continuación, Javier Bertoldi entregó a la mandataria un presente en nombre de los municipios del Valle de la Confluencia, que consistía en una réplica del dique Ballester en plata. Luego, se descubrió una placa conmemorativa del centenario, ubicada sobre el palco, y una locutora leyó los anuncios de obras para la región por parte de la presidencia de la Nación.

Después, pronunció su discurso Cristina Fernández de Kirchner y concluyó el acto con un saludo de las autoridades a los presentes. El gobernador de Neuquén acompañó a la presidenta y a los demás funcionarios nacionales de nuevo a Neuquén, desde donde retornaron a Buenos Aires.

Además de las autoridades mencionadas, asistieron al festejo la vicegobernadora Ana Pechen, ministros del gabinete neuquino, secretarios de Estado, diputados provinciales e intendentes de la región.

Vea Fotorreportaje del Centenario del Dique Ballester