“Mejor celebrar sin pirotecnia”, es la invitación que hace el gobierno de la provincia del Neuquén para estas fiestas.

Con motivo de celebrar las fiestas de fin de año, distintas áreas del gobierno provincial se unieron para trabajar en pos de la ley que prohíbe en todo el territorio neuquino la utilización, la tenencia, el acopio, la exhibición, la fabricación y el expendio al público de artificios de pirotecnia.

Evitar el padecimiento que sufren otras personas por los estruendos, es el eje de la campaña de comunicación que realiza el ministerio de Salud bajo el lema La pirotecnia les hace mal, #PoneteEnSuLugar.

Así lo explicaron las ministras de Salud, Andrea Peve, y de Gobierno y Seguridad, Vanina Merlo, este viernes en una conferencia de prensa que realizaron junto al subsecretario de Defensa Civil y Protección Ciudadana, Martín Giusti y el Comisario Inspector Bonifacio Calfuqueo de la dirección Bomberos Neuquén para desalentar el uso de pirotecnia en la provincia.

Peve dijo que “no hay posibilidades de tener una pirotecnia segura. La única manera de prevenir accidentes es no utilizarla”. Mencionó que, en relación a las notificaciones por lesiones, desde 2012 “hemos tenido una disminución gradual, a partir de una fuerte campaña de prevención y promoción del no uso de la pirotecnia, lo que se reforzó con la reglamentación de la ley en 2018”.

Además, indicó que más allá de las lesiones que se notifican y registran “hay personas que sufren distintos malestares por la pirotecnia” y dijo “hay que actuar desde la solidaridad y el respeto como ciudadanos”, en referencia a los adultos mayores, enfermos cardíacos, personas con discapacidades cognitivas o neurológicas, como así también a personas con síndrome de Down, Asperger, bebés, niños que padecen Trastornos del Espectro Autista y Trastornos Generalizados del Desarrollo (TEA y TGD), al igual que las mascotas.

Desde el ministerio de Gobierno y Seguridad se detallaron las numerosas acciones que realizan bajo el lema Pirotecnia cero. Reciben denuncias –en toda la provincia– de infracciones a la Ley 2833 a través de la línea telefónica 103.

Merlo expresó que “la comunidad tiene que saber que, por más que la pirotecnia que adquiere cumpla con las normas de fabricación, eso no significa que sea segura su manipulación o su uso. La única manera de prevenir y evitar estos accidentes con pirotecnia es no usándola. Necesitamos el compromiso de toda la comunidad –remarcó-. No solamente para cuidar a nuestros afectos, sino también por el impacto que produce en los animales no humanos, en bebés, niños y niñas con discapacidad. Esperamos que todos los vecinos y vecinas se sumen a esta campaña de difusión y concientización, para tener unas verdaderas felices fiestas”.

Además, la ministra destacó que “por una decisión de nuestro gobernador, Omar Gutiérrez, a partir del 2018 se ha reglamentado la ley que prohíbe el uso, manipulación y venta de pirotecnia en todo el territorio de la provincia. Él impulsó un gran proceso de difusión y concientización, y nos pidió que trabajemos de manera articulada, por eso en esta mesa estamos el ministerio de Salud, la policía provincial, a través de la dirección de Bomberos, la subsecretaría de Defensa Civil, además del trabajo en conjunto con los municipios”.

“Es muy importante el paso que hemos dado en 2018, no sólo con la reglamentación de la ley, sino que -en las áreas de Salud, Seguridad y de Defensa Civil- se han desarrollado planes de difusión en la materia y eso ha generado un resultado, con una disminución de aproximadamente un 30 por ciento en la cantidad de lesionados”, indicó la funcionaria.

Daños a la salud

El uso de estos elementos puede ocasionar daños de diversa gravedad como quemaduras, problemas auditivos y lesiones oculares irreversibles. La pirotecnia lastima, mutila y genera discapacidad.

Las manos, los ojos, la cabeza y el rostro son las zonas del cuerpo que suelen resultar más afectadas por incidentes con pirotecnia. Mientras que el mayor porcentaje de heridos graves por esta causa se registra generalmente en los niños y niñas de 5 a 14 años de edad.

Los factores de riesgo son la cercanía, el uso sin supervisión, la falta de coordinación física y la curiosidad.

Tal como lo expresó la ministra de Salud, en relación a los casos notificados en los últimos años, es muy marcado el descenso de los casos en relación a la sanción de la Ley 2833; su reglamentación y a las campañas permanentes que se han desarrollado. Tal es así que en el período 2011-2012 se registraron 88 casos; entre 2012-2013 disminuyeron a 27 y entre 2017-2018, a 19.

Se destaca que más allá de las lesiones que puede provocar la pirotecnia, hay que tener en cuenta el padecimiento de otras personas por los estruendos. Por eso, el eje de la campaña de comunicación para las fiestas 2019-2020 es “La pirotecnia les hace mal, #PoneteEnSuLugar”.

Más allá de las normativas vigentes, que prohíben su uso, se recuerda:

·        Si cae fuego sobre la ropa, se lo debe sofocar envolviendo al afectado con una manta o haciéndolo rodar sobre el suelo. La víctima no debe caminar ni menos aún correr.

·        Lavar la zona lesionada con agua fría para calmar el dolor y frenar la acción calórica.

·        No utilizar cremas, pomadas ni ungüentos caseros.

·        Cubrir la zona afectada con paños limpios, toallas o sábanas.

·        En caso de incidentes con compromiso ocular, no tocarse los ojos.

Ante cualquier eventualidad, concurrir al centro asistencial más cercano o comunicarse al 107 con el Sistema Integrado de Emergencias de Neuquén (SIEN).

Evitar el padecimiento que sufren otras personas por los estruendos, es el eje de la campaña de comunicación que realiza el ministerio de Salud bajo el lema La pirotecnia les hace mal, #PoneteEnSuLugar.