Se trata de la primera obra del programa de conservación de la red vial pavimentada que se ejecuta desde 2011 el ministerio de Energía, Ambiente y Servicios Públicos, a través de la dirección Provincial de Vialidad. La obra se encuentra a un un 57 por ciento de avance y demandará una inversión cercana a los 94 millones de pesos.

Durante los primeros meses del año 2013 se prevé la finalización de los trabajos de repavimentación de la ruta provincial 17 que une las localidades de Picún Leufú y Añelo a lo largo de 160 kilómetros de extensión. Así lo informaron desde el ministerio de Energía, Ambiente y Servicios Públicos.

Se trata de la primera obra del programa de conservación de la red vial pavimentada que lleva adelante la dirección Provincial de Vialidad desde el año 2011. Los trabajos cuentan con el financiamiento del Banco Mundial e incluyen señalización horizontal y vertical, con una inversión total de 94 millones de pesos.

El gobierno de la provincia, a través de la Unidad Provincial de Enlace y Ejecución de Proyectos con Financiamiento Externo (Upefe) y del organismo vial, que tiene a su cargo la inspección técnica de la obra, ejecuta las tareas de conservación que proporcionarán a la red de caminos entre las rutas 237 y 7, una vía totalmente rehabilitada y pavimentada.

Al respecto, el inspector de la Dirección Provincial de Vialidad de Neuquén (DPVN), cargo de la conducción técnica, César Eberle explicó que este proyecto (que se encuentra a cargo de la Unión Transitoria de Empresas Rovella Carranza-R.J. Ingeniería S.A) “es muy importante, ya que se trata de la primera obra de conservación en una ruta pavimentada perteneciente a la red vial de la provincia”, e informó que en estos momentos la obra se encuentra a un 57 por ciento de avance, “lo que permite prever que hacia principios de 2013 ya estaría habilitada”.

Según informaron desde el ministerio de Energía, en las rutas de la provincia se realiza un tratamiento único denominado micro aglomerado. El mismo tiene las características de ser más económico y rápido de ejecutar, por tratarse de un material que se coloca sobre el pavimento previamente sellado. El mismo tiene un grosor más delgado que el concreto asfáltico y permite trabajar con tránsito, coordinando con banderilleros el paso por una mano de circulación.

Por otro lado, informaron que en el tramo que une las localidades de Plaza Huincul y Añelo, se realizan tareas de microaglomerado y recalce de banquinas. En el siguiente tramo, entre Plaza Huincul y Picún Leufú, también se realiza recalce de banquinas, pavimentación con concreto asfáltico de 5 centímetros de espesor y repavimentación con microaglomerado, mientras que en la zona de badenes se construyen muros de contención con hormigón y gaviones.

La provincia del Neuquén cuenta con una red de caminos conformada por 4.670 kilómetros de los cuales alrededor de mil se encuentran pavimentados. La mayoría de las rutas provinciales cuentan con pavimento en el punto final de su vida útil: el 45 por ciento se encuentra en estado bueno, el 30 por ciento regular y 25 por ciento malo, lo que hace “imprescindible la re pavimentación para optimizar su funcionamiento”.