Lo destinado al ejercicio 2013 asciende a más de 12,9 mil millones de pesos, de los cuales 7.449 millones corresponden a sueldos del Estado provincial. Aumentó porcentualmente la participación de la recaudación propia en el total del presupuesto.

La Cámara de Diputados de la provincia aprobó anoche el Presupuesto General 2013, que asciende a más de 12,9 mil millones de pesos. De esa cifra, 7.449 millones se destinarán a sueldos de la administración central, lo que representa un 66 por ciento de los recursos corrientes. Desde 2007, cuando se destinaban 2.400 millones de pesos a salarios, la cifra creció un 300 por ciento.

Los fondos para salarios se distribuyen en un 70 por ciento a las áreas de Educación, Salud y Policía. El Consejo Provincial de Educación (CPE) demanda el 41 por ciento (3 mil millones de pesos), Salud un 17 por ciento (1,3 mil millones de pesos), y Seguridad un 12 por ciento (907 millones de pesos).

El déficit presupuestario, que asciende a 850 millones de pesos –un 7 por ciento del total de recursos- se cubrirá con la emisión de los Títulos de Cancelación de Deuda y Financiamiento de Obra (Ticafo), recientemente autorizados por el gobierno nacional. Con el ingreso de estos fondos no será preciso emitir letras para financiar las arcas provinciales, como lo autoriza el artículo 61 del proyecto.

Las obras que se financiarán con los Ticafo se encuentran incluidas en el presupuesto actual. Otro dato importante del Presupuesto es que se registra una baja porcentual en los recursos que ingresan por coparticipación federal, que por ley nacional debería ser de 34 por ciento y en 2013 “sólo alcanza el 24 por ciento, 10 puntos por debajo”, según señaló el miembro informante, el diputado por Unión Popular Daniel Baum.

A esta situación le agregó la baja en el ingreso por regalías, que en 2013 sólo alcanza al 25 por ciento del total de los recursos, dos puntos por debajo de lo registrado en 2012 y 21 puntos menos que en 2007, cuando constituían el 46 por ciento del total de los ingresos. Esta merma se equilibra con el aumento en la recaudación propia, estimada en 3.256 millones de pesos. El Presupuesto contempla una transferencia a los municipios de 1.827 millones de pesos, según asignación automática consignada en la ley provincial Nº 2.148.

Del proyecto de Presupuesto de la administración central se discutieron dos despachos: el de la mayoría, que logró el acompañamiento de 21 diputados de los bloques MPN, Unión Popular, Nuevo Neuquén, MID, Federalismo y Militancia y UCR, y el de minoría que alcanzó 9 votos del PJ, UNE-FPN y Nuevo Compromiso Neuquino. FG-MUN, Libres del Sur, FIT y CC-ARI rechazaron ambas iniciativas.

En la 7ª sesión del período ordinario también se aprobaron en general y por mayoría los presupuestos del Poder Judicial, de 623 millones de pesos, y del Poder Legislativo, de 213 millones de pesos. La reunión comenzó a las 17, fue presidida por la vicegobernadora Ana Pechen y culminó pasadas las 22,30.

Fuente: Prensa de la Legislatura.