Hoy se conmemora, como cada tercer miércoles de noviembre, el Día Mundial de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica conocida por sus siglas EPOC.

En el Día Mundial de la EPOC, que este año es el 17 de noviembre, se recuerda que la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica se puede prevenir y tratar para aliviar los síntomas, mejorar la calidad de vida y reducir las complicaciones.

Hace 20 años, la Iniciativa Global para la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (GOLD), miembro del Foro de Sociedades Respiratorias Internacionales (FIRS), estableció como el Día Mundial de la EPOC al tercer miércoles de noviembre con el objetivo de visibilizar la enfermedad y promover su prevención, detección y tratamiento.

Este año, bajo el lema “Pulmones sanos, más importante que nunca”, el día mundial se orienta a visibilizar que la EPOC no ha desaparecido, incluso durante la pandemia por COVID-19, y sigue siendo una de las principales causas de muerte en todo el mundo.

En ese marco, el Día Mundial de la EPOC es una oportunidad para promover la salud pulmonar de todas las personas con:

  • Actividad física frecuente.
  • Controles de salud periódicos y cumplimiento con los tratamientos indicados.
  • Reducción de la exposición a agentes tóxicos y contaminantes (como el humo de tabaco, polvos y productos químicos).
  • Alimentación saludable.

Por otro lado, el diagnóstico temprano favorece la adopción de un tratamiento y puede influir en su evolución. Por lo que, dado que la principal causa de la EPOC está asociada al consumo de tabaco, se aconseja a las personas que fuman, a los ex fumadores y a las personas expuestas a ambientes con humo de tabaco, realizar una consulta de salud al respecto.

Del mismo modo, ante síntomas como falta de aire, expectoración anormal, tos crónica, silbidos en el pecho, es importante no minimizar estos signos y evitar postergar los controles de salud. En caso de contar con el diagnóstico, es fundamental realizar el tratamiento de la manera indicada, con fármacos y rehabilitación pulmonar, en los casos en que esté indicada, y cumplir con los controles de seguimiento estipulados.

El término EPOC se utiliza para ciertas enfermedades pulmonares, como la bronquitis crónica y el enfisema, que dificultan la respiración y producen obstrucción de las vías aéreas de forma progresiva. En estos casos, varios procesos provocan el estrechamiento de las vías respiratorias y pueden producirse destrucción de partes de los pulmones, obstrucción de las vías respiratorias a causa de las secreciones e inflamación de las membranas de las vías respiratorias.