Se disfrutó ayer de un espacio en el que se observó la producción de los huerteros, se pudo comprar plantines y se dialogó con los integrantes de la huerta.

La huerta del Hospital Heller y Proda festejaron ayer cinco años de trabajo comunitario, en un encuentro que reunió a los huerteros, familiares, trabajadores del hospital, técnicos del Programa para el Desarrollo Agropecuario (Proda) y vecinos de la comunidad.

“La huerta del Heller Proda la llevamos todos en el corazón. Empezamos haciendo los bancales y nunca pensamos que iba a crecer de esta manera, y sería este centro de luz en la ciudad de Neuquén”, sostuvo Alicia Mannucci, una de las técnicas del Proda que conoce la huerta desde sus inicios.

El encuentro reunió a los huerteros, familiares, trabajadores del hospital, técnicos del Programa para el Desarrollo Agropecuario (Proda) y vecinos de la comunidad.

Participaron de la celebración: el director del hospital, Víctor Noli; la jefa de la división del Área Programa, Silvia Gómez; el integrante del equipo de Salud Mental y referente de la huerta, Daniel Bruno, y  técnicos del Proda.

El evento se realizó en las instalaciones de la huerta que se encuentra ubicada sobre la calle Marín. Los presentes disfrutaron de este espacio de encuentro donde, además de bailar y compartir un buen momento, pudieron intercambiar semillas y escuchar una charla de producción y cuidado de semillas a cargo de la técnica del Proda, Andrea Rodríguez.

“En la huerta del Heller trabajamos con variedades que se compraron en Córdoba, variedades distintas, como por ejemplo tomate negro, zapallo zuchini ovni; la idea es intercambiar semillas y compartirlas. La semilla es un bien que es de todos los pueblos, y la idea es seguir manteniéndola como un bien que esté disponible para todos”, indicó Rodríguez.

Los participantes del evento también disfrutaron de este espacio comunitario recorriendo los bancales, observando la producción de los huerteros, comprando plantines y dialogando con los integrantes de la huerta.

Los participantes del evento también disfrutaron de este espacio comunitario recorriendo los bancales, observando la producción de los huerteros, comprando plantines y dialogando con los integrantes de la huerta.

La huerta

La huerta es un espacio comunitario socio-productivo saludable, un lugar de encuentro que se articula entre el programa Proda y el Hospital Heller, a través del servicio de Salud Mental y la participación de los vecinos.

Reúne a 50 huerteros de manera permanente, pero convoca alrededor de 100 personas, entre usuarios de los servicios de salud, familias del barrio, instituciones, vecinos y profesionales. Además, el equipo técnico del Proda garantiza el acompañamiento continuo y el seguimiento técnico de los procesos productivos y socio-organizativos.

Ubicada frente al hospital, ofrece un espacio productivo, donde cada huertero tiene su cantero y produce para consumo personal; se brindan talleres y capacitaciones al respecto; y al mismo tiempo, a nivel social, se ofrece un lugar que permite la integración, prevención, rehabilitación y promoción de la salud integral.

Además, en la huerta se desarrollan emprendimientos vinculados a diversas unidades productivas, como producción de flores, plantines bajo cubierta, hongos comestibles, fitocosméticos, deshidratados, entre otros. Estos productos son comercializados por los huerteros en la huerta, y/o en otros espacios de comercialización, como por ejemplo en ferias. De esta forma se promueven capacidades y procesos de integración socio laboral, y fortaleciendo la economía de familias huerteras.

La huerta es un espacio comunitario socio-productivo saludable, un lugar de encuentro que se articula entre el programa Proda y el Hospital Heller, a través del servicio de Salud Mental y la participación de los vecinos.