Se reacondicionará una iglesia como medida provisoria para recibir a los 19 niños y niñas que asisten a este establecimiento ubicado en cercanías de Aluminé. También se instalarán dos tráileres anexos, uno para baños y otro como comedor.

Como resultado de una reunión de trabajo realizada ayer entre funcionarios del gabinete provincial, docentes y padres de la escuela primaria Nº 72 del paraje Lonco Mula, ubicado en cercanías de Aluminé, se acordó como medida provisoria acondicionar las instalaciones de una iglesia cristiana evangélica del lugar para que funcione dicha escuelita y los alumnos puedan continuar con el ciclo lectivo.

Los arreglos comenzarán de forma inmediata y se espera que la semana próxima niñas y niños puedan retomar las clases.

Del encuentro, desarrollado ayer por la mañana en el puesto sanitario del paraje Ñorquinco, participaron el intendente de Aluminé, Gabriel Álamo; los ministros de Educación, Cristina Storioni y de Seguridad, Trabajo y Ambiente, Jorge Lara; y la presidenta del Consejo Provincial de Educación (CPE), María Susana Ferro.

También estuvieron presentes concejales locales; el pastor de la iglesia evangélica que cedió las instalaciones, Marcos Yñiguez; integrantes del equipo técnico de la cartera educativa; referentes del Distrito Educativo XI y el equipo directivo de la escuela.

Storioni reiteró que luego del incendio del 31 de diciembre “la tarea prioritaria fue que se retomen las clases en las mejores condiciones posibles. Para ello se trabajó desde todas las áreas del gobierno de la provincia, el municipio, el distrito y la comunidad educativa, a fin de recomponer el establecimiento o bien un espacio alternativo para continuar con el dictado de clases a los chicos de Lonco Mula”.

Esta semana comenzarán las tareas de reacondicionamiento de las instalaciones de la iglesia, orientadas a sectorizar los espacios que serán utilizados como aulas, acondicionar los baños y refaccionar la cocina-comedor en la que se instalará una cocina industrial.

Por otro lado, se acordó la construcción de una salida de emergencia y se decidió instalar en el mismo predio y como complemento, un tráiler para sanitarios y otro tráiler para el comedor.

“No hay mejor decisión política, en este caso en materia educativa, que aquella que se toma de cara a la gente. Escucharnos, sumar ideas, crear condiciones y generar cambios pensando juntos en los 19 niños y niñas, nos permite superar este accidente”, señaló la ministra.