Referentes de ambos organismos mantuvieron un encuentro y acordaron cumplir el convenio de colaboración pactado en 2013, aprovechando las nuevas herramientas informáticas.

Autoridades de la dirección provincial de Catastro e Información Territorial y de la Comisión Directiva del Colegio de Escribanos se reunieron la semana pasada con el propósito de discutir el estado actual de las comunicaciones entre los miembros de ambos organismos y coincidieron en los beneficios mutuos que genera el diálogo fluido entre las partes.
Durante el encuentro se retomó el espíritu e intención de dar cumplimiento al convenio de colaboración recíproca suscrito en el 2013, aprovechando la oportunidad que las herramientas tecnológicas brindan.
También, se abordó la oportunidad estratégica que atraviesa el órgano catastral, al haber implementado un nuevo sistema informático, que se encuentra en condiciones operativas de dar cumplimiento concreto a los compromisos que dicho convenio establece.
Entre ellos, se destaca la actualización en línea de datos dominiales generados en las oficinas notariales, la emisión de solicitudes y certificaciones catastrales vía Internet, y aspectos vinculados a brindar seguridad al tráfico inmobiliario, herramientas que permitirán el uso eficiente de los recursos del Estado, la disminución de los tiempos de respuesta a los trámites administrativos, y una mejora de los servicios que en conjunto se brindan a la sociedad.
Los representantes del notariado neuquino plantearon la inquietud por los plazos de vigencia de las Verificaciones de Subsistencia de Estados Parcelarios, los cuales, -entienden- resultan exiguos en la mayoría de los casos, por lo que propusieron incrementarlos.
Otro de los temas que se discutió fue la necesidad de aplicar el “valor inmobiliario de referencia”, que podría acercarse más que el valor fiscal al valor de mercado, aplicando el primero a la determinación de impuestos propios de las transferencias de inmuebles y el segundo, mucho menor, al cálculo del impuesto inmobiliario.
Por último, propusieron trabajar en una normativa que contemple conceptos vinculados a la reciente modificación del Código Civil y Comercial.
Participaron de la reunión, por la dirección provincial de Catastro e Información Territorial , el director de Sistemas, Luis Reynoso; la directora General de Catastro Jurídico, Lucrecia Torres; la jefa de departamento de Actualización Dominial, Mariana Olivera y el director provincial Agrimensor, Hugo Gatica.
Como representantes de la comisión directiva del Colegio de Escribanos participaron los escribanos Laura Miranda; Claudia Sterba y su presidente Tomás Quarta.