La deuda con proveedores es de 300 millones de pesos

septiembre 10, 2009

Lo informó la ministra de Hacienda y Obras Públicas, Esther Ruiz, este jueves en declaraciones a medios de prensa. También dijo que se están cancelando los pagos correspondientes a abril y ratificó que este año habrá un rojo en Tesorería de 400 millones.

Esther Ruiz.

La ministra de Hacienda y Obras Públicas, Esther Ruiz, informó que la deuda con los proveedores y contratistas que tiene la provincia asciende a unos 300 millones de pesos, que se intenta pagar por estos días la correspondiente al mes de abril, al tiempo que estimó que el presupuesto terminará este año desfasado en unos 400 millones de pesos.

En declaraciones que efectuó al término de la ceremonia de entrega de premios del concurso ambiental del Paseo de la Costa, la ministra dijo que no hay posibilidades de giros extraordinarios a los municipios. “Se les está acercando lo que reciben de manera permanente; hoy por hoy no estamos atendiendo nada que sea extraordinario”, señaló.

Ratificó que el miércoles se les realizó un giro de dinero para que hagan frente al pago de sueldos y aseguró que la prioridad es el pago de sueldos a los agentes públicos provinciales.

En referencia al pago de proveedores, explicó que cuando habla de deuda del Tesoro, incluye la de proveedores y contratistas, el Instituto de Seguridad Social del Neuquén (ISSN) y distintas sociedades del Estado, y que a su vez ellos deben a quienes les proveen servicios o bienes.  “Es una cadena”, ejemplificó. Reiteró que la Tesorería debe unos 300 millones de pesos en total.

Aclaró que, cuando se liberan pagos en un mes determinado, es porque en esa fecha reciben los pedidos de los servicios administrativos de las dependencias públicas. “Estamos en septiembre y estamos intentando comenzar a pagar abril”, recalcó.

Respecto a un probable aumento de los ingresos, sostuvo que con los valores de coparticipación e impuestos provinciales “no hay posibilidades por ahora” y aclaró que se trata de recibir aportes a través del plan de facilidades de pago que comenzará el 14 de este mes “pero no es inmediato, no es este mes”.

Describió que el objetivo de máxima de la Dirección Provincial de Rentas es recuperar 200 millones de pesos de los 240 millones que le deben en concepto de atrasos en Ingresos Brutos e Inmobiliario. Admitió que “no es habitual” que se llegue a ese nivel de recupero de deuda y precisó que ese dinero “se podría destinar a pago de proveedores y liberar, un poco, la deuda del Tesoro”.

Al ser consultada sobre los aportes al ISSN, explicó que los municipios de primera categoría se encargan en forma independiente de hacer los depósitos de aportes y contribuciones a la obra social y caja jubilatoria. Con respecto a los organismo públicos y municipios de otras categorías, dijo que todos los meses se hace el descuento y confirmó que  “hace dos meses se le sacó un pago al ISSN por deudas que había pendientes”.

Cuando se le preguntó su opinión respecto de los comentarios que surgieron luego de su exposición en la comisión de Hacienda de la Legislatura, expresó que llevó el presupuesto presentado en el mes de marzo y un ejecutado al mes de julio, “donde se observó que ya estamos en varias partidas excedidos con una tendencia del impacto de los incrementos salariales que empieza a repercutir, sobre todo el mes de julio, que hace suponer que de acá a diciembre la situación se nos va a ir complicando más”.

Indicó que es una facultad legislativa la posibilidad de usar los fondos de la renegociación de los contratos petroleros con otros fines y aseguró que hay manifestaciones de algunos municipios que están pidiendo redireccionar fondos de las renegociaciones. “Habrá que analizar si es prudente pagar deuda con un dinero que es extraordinario y que se termina sacando fondos para obra pública para dirigirla a insumos diarios o, lo que sería peor, para salarios”, remarcó.