La demanda eléctrica se recupera levemente en Neuquén

agosto 25, 2009

Un informe elaborado por el ministerio de Hacienda, Obras y Servicios Públicos de la provincia indica que si bien el consumo bajó en julio respecto de junio, presenta un importante crecimiento en relación con el mismo mes de 2008.

Según un informe elaborado por el ministerio de Hacienda, Obras y Servicios Públicos, la demanda eléctrica en la provincia del Neuquén se recupera levemente en los últimos meses. Si bien durante julio se redujo en relación con junio, en comparación con el mismo mes del año pasado presenta un importante crecimiento.

Además, si se analiza la demanda acumulada se evidencia una señal de recuperación, ya que la tasa de variación se incrementó por tercer mes consecutivo y se situó en terreno positivo durante los últimos dos meses.

A nivel nacional la demanda muestra una sostenida recuperación, ya que se incrementó por tercer mes consecutivo y por primera vez en los últimos cuatro meses se ubicó por encima del registro correspondiente a 2008. De todas maneras, en el acumulado, todavía se encuentra por debajo del valor del año pasado. A nivel de las diferentes áreas de servicio sólo se registró un descenso interanual en siete de ellas, mientras que en 21 de ellas se obtuvo un aumento y en una la demanda permaneció sin variación.

En lo referente a la generación eléctrica también se observó durante junio un alto crecimiento en términos anuales. En este caso fue determinado por las centrales hidráulicas, ya que las térmicas redujeron considerablemente su generación, en parte como consecuencia de restricciones sobre la disponibilidad de gas.

Demanda eléctrica

La demanda eléctrica en la provincia alcanzó en julio los 191,8 GWh. En comparación con los 158,3 GWh de julio de 2008 se incrementó un 21,2 por ciento, porcentaje similar al obtenido durante junio cuando fue del 21,5 por ciento. Por otra parte, se redujo un -5% en comparación con junio.

Como se puede apreciar en el gráfico, las variaciones de la demanda en la planta de agua pesada influyen de manera significativa sobre la demanda total. Esto se debe a la alta participación de este agente, que en julio fue del 14 por ciento y que durante junio llegó a casi el 20 por ciento.

Durante el mes de julio la demanda correspondiente a este agente se contrajo de manera importante, en un -26,6 por ciento. Por su participación en el total, esta baja explicó 4,8 puntos de los 5 totales, y resultó determinante a la hora de explicar la variación anual. Del 21,2 por ciento de incremento con respecto a julio del año pasado, la planta de agua pesada fue responsable de 15,3 puntos.

Al analizar la demanda acumulada para los primeros siete meses del año se obtiene por segundo mes consecutivo un registro positivo, y una recuperación durante los últimos tres meses, lo que significa el mayor valor desde julio de 2008.

Por otra parte la demanda de energía eléctrica a nivel nacional totalizó 9.507 GWh, lo que representa un incremento del 4,3 por ciento en relación al mes anterior. En términos anuales, la demanda mostró un incremento positivo por segunda vez en el año. El otro mes donde se registró un crecimiento fue marzo, mientras que durante los cinco meses restantes se obtuvo una caída interanual. Este aumento fue del 4,1 por ciento en julio.

A pesar de este aumento, la demanda acumulada a nivel nacional se ubica un -0,7 por ciento por debajo de la correspondiente a julio 2008, por lo que todos los meses de este año se sitúa en terreno negativo.

Del análisis de las regiones se obtiene el dato de que, en siete de ellas se incrementó la demanda en términos anuales, mientras que en las dos restantes se obtuvo una caída.

La que registró el mayor aumento fue la región NEA (12,6 por ciento), seguida por la del Comahue (12 por ciento), NOA (11,2 por ciento), Metropolitana (7,6 por ciento), Centro (7 por ciento), Cuyo (1,2 por ciento) y Litoral (0,7 por ciento). Por otro lado, las regiones donde se obtuvo una reducción anual corresponden al interior de la provincia de Buenos Aires, BAS, con una baja del -2 por ciento y a la Patagonia cuyo consumo bajó un -29,1 por ciento.

A nivel desagregado, la variación en términos anuales entre las diferentes áreas presenta una gran dispersión. Durante julio la demanda de energía eléctrica se incrementó en 21 áreas, mientras que en sólo dos de ellas se redujo y en una se mantuvo sin cambios.

Entre las que presentan una variación positiva se destaca la provincia de Formosa, con un crecimiento anual del 38,6 por ciento, seguida por el área EDES que registró una evolución de 24,4 por ciento y Neuquén, que como se mencionó, mostró una suba de 21,2 por ciento. En el otro extremo, el área Chubut norte fue donde se produjo la mayor caída, del -55,2 por ciento. El área restante corresponde a EDEN, donde la demanda se redujo en -8,5 por ciento.

Al analizar la demanda de energía eléctrica por agente del mercado en la provincia del Neuquén también se evidencia una gran disparidad en su evolución. En relación con julio de 2008 la demanda se incrementó para 8 agentes del mercado, mientras que en 4 disminuyó.

Para la firma Cencosud no se puede realizar una comparación, ya que este agente comenzó a demandar energía en agosto de 2008. Entre las más representativas se destaca el aumento de la Empresa Neuquina de Servicios de Ingeniería (ENSI), cuya variación fue del 903 por ciento anual, debido al muy bajo consumo registrado durante el año pasado.

En segundo lugar, YPF Puesto Hernández incrementó su demanda un 173 por ciento. Por otra parte, Petrobras (yacimiento Puesto Hernández) y el Ente Provincial de Energía (EPEN) también aumentaron su demanda: la variación fue del 6,9 por ciento y 5,2 por ciento. Si bien esta variación es menor que la de otros agentes, cobra importancia debido al alto peso relativo en el total de la demanda provincial.

La demanda de energía eléctrica correspondiente a Petrobras (yacimiento Área Río Neuquén) cayó un -33,9 por ciento y la de Loma Negra lo hizo en un -24,4 por ciento. Por último, Chevron San Jorge redujo su demanda en comparación a julio de 2008 en un -21,8 por ciento.

En este gráfico se ve con mayor claridad lo mencionado. Dado un crecimiento anual de 21,2 puntos porcentuales, la planta de agua pesada explica 15,3 de ellos. Esto representa un 72% del mismo, lo que muestra el alto peso relativo de dicho agente.

En segundo lugar el EPEN contribuyó con 2 puntos porcentuales, mientras que Petrobras lo hizo con 0,8 puntos. Por último, CALF aportó 0,5 puntos del crecimiento total.

Generación eléctrica

En julio, la generación eléctrica en la provincia de Neuquén se redujo en comparación con junio, luego de haberse incrementando durante los dos meses anteriores. Durante el último mes, la generación fue de 1.874,2 GWh, lo que representa una caída del -15,6 por ciento en comparación con junio.

Por otro lado, la comparación anual arroja un incremento del 18 por ciento, lo que si bien muestra un crecimiento en relación al año pasado, es producto principalmente del muy bajo valor obtenido durante 2008. En comparación con años anteriores es menor que la obtenida entre 2003 y 2006. Además, la generación acumulada entre enero y julio presenta un aumento del 5,8 por ciento en relación al mismo período del año anterior.

Este resultado es producto del importante aumento registrado en la generación hidroeléctrica, que en términos anuales fue de un 63,2 por ciento. En este caso la central de El Chocón explica 35,8 puntos de dicho aumento y la de Piedra del Águila 14,2 puntos, lo que indica que ambas son responsables del 80 por ciento del aumento total.

En cuanto a las centrales térmicas redujeron su generación en -39,8 por ciento entre julio de 2008 y el mismo mes de este año, producto de las restricciones en la disponibilidad de gas que sufrieron varias de ellas en este período. Si bien todas presentan una reducción en términos anuales, se destacan por su importancia las correspondientes a Agua del Cajón y Loma de la Lata. La producción de estas centrales cayó un -31,1 por ciento y -55,5 por ciento respectivamente, aportando ambas -20 puntos porcentuales y -14,8 puntos.

De esta manera, las centrales hidroeléctricas en su conjunto explican 35 puntos de los 18 totales de crecimiento en la generación, mientras que el aporte correspondiente a las centrales térmicas es negativo y alcanzó a -17 puntos porcentuales. Es resultado se dio en un contexto en el que el despacho se produjo con el objetivo de conservar las reservas hídricas, lo que pone de manifiesto la relevancia de las restricciones de gas para la generación.

En el siguiente gráfico se aprecia la variación anual en la generación de energía eléctrica por tipo de central.

A nivel nacional la generación eléctrica se incrementó un 1 por ciento en relación al mismo mes de 2008 y alcanzó los 9.786,7 GWh, a la vez que en términos mensuales mostró un aumento del 2,6 por ciento. La oferta de energía eléctrica estuvo compuesta en un 55,4 por ciento por centrales térmicas, la hidráulica representó un 35,1 por ciento, la nuclear un 6,9 por ciento, y finalmente, se importó el 2,6 por ciento de la demanda total.

En el siguiente gráfico puede observarse la evolución de la generación eléctrica en Neuquén y cómo varía la participación por tipo de central a lo largo de los últimos dos años. Se ve que la caída en el porcentaje correspondiente a las hidráulicas es consecuencia de una reducción en el valor absoluto de su producción, frente a una menor variación correspondiente a las centrales térmicas.

En el gráfico se aprecia la reducción en la generación eléctrica de la provincia que se produjo entre septiembre de 2008 y abril de 2009. La mayor parte corresponde a las centrales hidráulicas, lo que se debe en parte a la disposición de las autoridades de preservar las reservas hidráulicas.

En contraposición, la generación térmica mantuvo durante los primeros meses del año una tendencia estable. Durante mayo esta tendencia se rompió y cayó la generación térmica como producto de la indisponibilidad de gas, y se incrementó la hidráulica gracias al aumento en los caudales de los principales ríos de la región.

En junio este resultado se profundizó y la generación hidráulica fue la más alta de los últimos 3 años, mientras que la térmica pasó a ser la menor desde 2003. En julio la generación total se redujo un -15,6% en relación a junio, como producto de la caída correspondiente a las centrales hidráulicas (-25,1 por ciento) y un importante aumento en las térmicas (50,8 por ciento). A pesar de este incremento, en términos anuales presentan una importante caída.

Según la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico Sociedad Anónima, Cammesa, los ríos Limay y Collón Cura registraron caudales que evolucionaron desde caudales medios a valores un poco inferiores a los medios a lo largo del mes.