La evaluación de las cervezas artesanales, realizada durante dos días, fue organizada por el Centro PyME-Adeneu a solicitud de cerveceros artesanales de Neuquén. El 70 por ciento de las muestras presentadas obtuvo buenas calificaciones.

Durante dos días se realizó la Copa Comahue, una iniciativa de los cerveceros artesanales neuquinos que sirvió para establecer un parámetro de la calidad actual de la popular bebida en la provincia. En total fueron presentadas 152 muestras, de las cuales el 70 por ciento fueron calificadas entre buenas, muy buenas y sobresalientes.

Las mismas fueron degustadas en una “cata a ciegas” por un panel de 17 personas que se postuló para esa tarea, compuesto casi íntegramente por cerveceros de la zona. La actividad contó con el acompañamiento del Programa Provincial de Alimentos Neuquinos del Centro PyME-Adeneu, dependiente del ministerio de Producción y Turismo.

La Copa Comahue tuvo un doble objetivo. Por un lado, tener una referencia en lo relativo a la calidad de las cervezas artesanales neuquinas y, en paralelo, el entrenamiento de elaboradores locales en el proceso de análisis sensorial. Martín Díaz Colodrero, coordinador del Programa de Alimentos Neuquinos, destacó que “el grupo de cerveceros se preparó durante dos meses, reuniéndose una o dos veces por semana para compartir conocimientos y homogeneizar criterios para evaluar las muestras”.

Del total de muestras presentadas, que correspondieron a 39 elaboradores de 17 localidades de Neuquén, tres fueron calificadas como “sobresalientes”, superando los 90 puntos (muestras de las cervecerías Noscohué, Limay y Fantasma); otras 14 recibieron la calificación de “excelentes” (de las cervecerías Owe, Kenningar, Gringa, Drumlin, Arisca, Dacrux, Limay, Mukür y Mutisia); 21 muestras fueron evaluadas como “muy buenas” (Fenris, Gringa, Peterfeld, Dacrux, Enkidu, Owe, Kenningar, Dos Barbas, Drumlin, Aluminé, Arisca, Dos Pintas, Mutisia, Flower Hops y Amios); y 69 muestras, como “buenas”.

Las microcervecerías que obtuvieron el mejor promedio de puntos sobre muestras presentadas fueron OWE, Fantasma y D’Acrux.

Damián Navarro, socio de cervecería D’Acraux y uno de los impulsores de la Copa Comahue, señaló que “nos juntamos cuatro o cinco fábricas y fuimos invitando a otros elaboradores que también los contactamos a través del Centro PyME-Adeneu, que es el organismo que nos brinda el apoyo para realizar la Copa. Hace tres meses que empezamos a estudiar y a catar cervezas de la zona para llegar lo mejor posible a realizar la degustación”.

“Aunque el foco del evento no era la premiación, a los cerveceros les sirve la nota como incentivo, y como parámetro de preparación para el Cuarto Festival de Aluminé, a realizarse el 14 y 15 de octubre”, explicó Díaz Colodrero. Este próximo evento es organizado en conjunto con el municipio de Aluminé, con financiamiento del Consejo Federal de Inversiones (CFI), a través del COPADE.