La obra permitirá satisfacer las necesidades de saneamiento cloacal en el Centro – Este de la ciudad beneficiando a una población de más de 150 mil habitantes. 

El presidente del Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS), Mauro Millán, explicó que se encuentran próximos a finalizar los trabajos para la puesta en funcionamiento de la Colectora central máxima. La obra -que transita la última fase de ejecución- se propone satisfacer las necesidades de saneamiento cloacal de todo el sector Centro-Este de la ciudad de Neuquén, beneficiando a una población de más de 150 mil habitantes.  El funcionario describió las tareas que se desarrollan sobre calle Salta, entre Juan B. Justo y San Martín, donde se están llevando adelante las últimas obras de vinculación.

“A la colectora central máxima hay que alimentarla con cañerías secundarias o nexos de vinculación, que son las que colectan desde las redes domiciliarias a la cañería maestra. En esta primera etapa se contrataron seis nexos de vinculación que se encuentran distribuidos por distintos sectores”, indicó. Y agregó que por este motivo se verá interrumpido el tránsito sobre calle Salta, hasta el próximo 20 de noviembre.

Además, recordó que se encuentra cortada la calle Minas, a 100 metros de la planta Tronador donde se ejecuta el último tramo. Y la calle Chocón, donde se están vinculando dos grandes colectoras, “una ya existente vincula con la Colectora central máxima, desde donde saldrá una sola cañería hacia la planta de tratamientos de líquidos cloacales”.

Millán destacó la importancia de la Colectora central máxima que permitirá mejorar el servicio cloacal en el Centro-Este de la ciudad. “Lo que hará es que las colectoras que están en funcionamiento actualmente puedan trabajar más aliviadas ya que captará gran parte de los líquidos del centro, que ha crecido mucho sobre todo en altura”, concluyó.

Sin embargo, insistió en la necesidad de avanzar en un sistema pluvial que evite los colapsos en la red cloacal cada vez que llueve. “Por más obras que se realicen, no se podrá evitar que se levanten las tapas en las calles, si continua ingresando agua de lluvia al sistema cloacal. Hay que trabajar mucho sobre la infraestructura pluvial”, señaló.

La obra -que transita la última fase de ejecución- se propone satisfacer las necesidades de saneamiento cloacal de todo el sector Centro-Este de la ciudad de Neuquén, beneficiando a una población de más de 150 mil habitantes.

Oeste

Por otra parte, indicó que también “se están gestionando los fondos necesarios para la construcción de la colectora II en el sector Oeste de la ciudad, que es otra gran obra hacia la planta Tronador, que permitirá colectar el 100 por ciento de los líquidos y evitar desbordes”.

Finalmente, recordó que continúan los trabajos de recambio de cañería sobre calle Nordestrom entre Lanín y Luis Beltrán. Allí el tránsito se encuentra interrumpido, aunque estimó que las tareas podrían concluir el día de mañana. “Hay cientos de metros cúbicos de ripio, arcilla, piedra bocha dentro de las cañerías que fueron arrastrados por la lluvia. Con una motobomba estamos haciendo un by pass desde una cámara de registro a otra que se encuentra a 200 metros de distancia. De esta manera no se saca el líquido del sistema cloacal y esto permite el recambio de cañerías, de las cuales ya llevamos 20 metros”, dijo.

Las tareas se desarrollan sobre calle Salta, entre Juan B. Justo y San Martín, donde se están llevando adelante las últimas obras de vinculación.