Se iniciaron las obras de ampliación del hospital de Rincón de los Sauces. La inversión, de más de  140 millones de pesos, elevará el nivel de complejidad actual del nosocomio y le permitirá resolver localmente gran parte de la demanda de la población de su área programa. 

El hospital de Rincón de los Sauces es actualmente de complejidad III y pertenece a la Zona Sanitaria V. El aumento de la población local y migratoria generó la proyección de esta remodelación y ampliación del antiguo edificio, inaugurado en 1986. Se calcula la atención de más de 12 mil beneficiarios locales.

La obra elevará al establecimiento general de agudos a un nivel de complejidad IV. El conjunto proyectado completará los servicios existentes en las siguientes áreas: un área ambulatoria con las especialidades de medicina general, clínica médica, tocoginecología, pediatría, cirugía general, traumatología, oftalmología, salud psicosocial, odontología, farmacia, kinesiología, fonoaudiología y nutrición; internación general, con una dotación de 42 camas con concepto sanatorial y sectores de aislamiento, servicios complementarios como salas de parto y preparto, laboratorio y quirófanos para cirugías programadas y urgencias.

La propuesta arquitectónica consiste en cinco nuevas edificaciones con fuerte compromiso con la pre existencia edilicia, que alcanzará los 3.451 metros cuadrados.

El edificio A incluye tres niveles con acceso principal, consultorios externos, laboratorios y administración. El edificio B, situado en planta baja y primer piso, está destinado sólo a internaciones, sumándose espacialmente al área de internación existente con estar de espera entre ambos espacios, conectado con el área de ingreso y jerarquizando la circulación interna. El edificio C será destinado al área de esterilización y quirófanos; mientras que los edificios D y E estarán destinados a nuclear infraestructuras, con lugares estratégicos de acceso, control y mantenimiento.

El financiamiento es compartido entre el Estado nacional y la provincia. La obra forma parte del Plan Nacional de Arquitectura, dependiente del ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Nación.

La obra estará finalizada para el segundo semestre de 2019.