Jóvenes mapuche participarán de una capacitación sobre formulación de proyectos en Chubut

septiembre 4, 2012

Se trata de 15 jóvenes pertenecientes a diferentes comunidades mapuche neuquinas. La actividad es organizada por la Unidad de Cambio Rural (UCAR), en coordinación con el Proyecto de Desarrollo Rural de la Patagonia (Proderpa).

Comienza hoy en la localidad de Gaiman, Chubut, el “Curso de identificación y formulación de proyectos para comunidades aborígenes”, del que participaran 15 jóvenes mapuche de la provincia.

La actividad se extenderá durante dos días y está organizada por el área de Inclusión y Equidad Rural de la Unidad de Cambio Rural (UCAR), dependiente del ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, en coordinación con las áreas de Juventud del Proyecto de Desarrollo Rural de la Patagonia (Proderpa) de Neuquén, Río Negro, Chubut y Santa Cruz. El curso contará con la participación de jóvenes de las cuatro provincias.

La comitiva, que partió desde Neuquén, fue despedida por el subsecretario de Producción y coordinador provincial del Proderpa Neuquén, Javier Van Houtte y por el coordinador Ejecutivo, Hernán Ingelmo.

“Es importante que se generen estos espacios de capacitación destinados a los jóvenes, quienes pueden ser actores destacados dentro de sus comunidades en la elaboración de proyectos para ser financiados por el Proderpa que beneficien a todos sus integrantes”, destacó Van Houtte.

Los representantes neuquinos son jóvenes de entre 20 y 30 años pertenecientes a las comunidades mapuche Paineo, Maliqueo, Calfucurá, Felipin, Huayquillán, Kilapi, Vera, Paylamenuco, Raquithue, Lafquenche, Quintriqueo, Aigo, Wiñoy Tain Raquizuam y Raginko, y están acompañados por la referente de Género, Juventud y Comunidades Indígenas del Proderpa Neuquén y por dos promotores campesinos.

La participación de los jóvenes fue propuesta y evaluada en instancias comunitarias y territoriales, como los Comités Locales de Emergencia Rural (CLER) y el Consejo Zonal Pewence.

Expectativas

Ricardo Antigual, integrante de la comunidad Paineo, explicó que en el caso de la zona Centro van a participar cuatro personas que representan a unas 20 comunidades mapuche. “Tenemos muchas expectativas, vemos con buenos ojos esta actividad que organiza el Proderpa”, manifestó.

“Creo que esto va a ser algo especial para los jóvenes, porque nos encontramos con una herramienta para salir adelante. Esto nos va a servir para luego volcarlo en nuestra comunidad, en el terreno, para que en el futuro seamos nosotros quien presentemos los proyectos con los conocimientos adquiridos en los talleres” expresó Antigual.

Por su parte, Silvana Aigo, representante de la comunidad Aigo de Ruca Choroi, consideró que la propuesta del curso “es muy interesante porque en la comunidad existen proyectos para presentar, pero no siempre hay personas con capacidad para armarlos”.

Capacitación

El curso está compuesto por seis módulos que se irán dictando de manera rotatoria en las cuatro provincias patagónicas en los próximos meses.

En esta instancia se trabajará en el primer módulo, abarcando temas como políticas públicas para el desarrollo; qué es un proyecto; etapas y niveles de análisis; diagnóstico participativo y herramientas para el diagnóstico participativo.

El objetivo de los dos primeros módulos es que los participantes puedan realizar un diagnóstico preciso de su comunidad, identifiquen claramente los problemas y los proyectos que resuelvan la problemática detectada.

Desde la organización se destacó que el objetivo es generar un espacio de formación dirigido a jóvenes de las comunidades aborígenes, centrado en el diagnóstico y formulación de proyectos posibles de ser financiados por el Proderpa, en un marco de análisis y reflexión sobre la realidad de los pueblos originarios.

Se indicó además que desde el Proderpa se visualiza a las comunidades “como productores agropecuarios, sujetos de derecho que integran y forman parte de la diversidad cultural de la población rural”.

En este contexto, se entiende a la juventud “como un actor estratégico del desarrollo rural, siendo imprescindible su inclusión y protagonismo en las acciones que se llevan a cabo y constituyendo un aporte potencial de éstos al desarrollo”.