150 niños participaron de la actividad que tuvo a un Papá Noel Saludable como protagonista para fomentar la buena alimentación en épocas festivas.

El gobierno de la provincia desarrolló recientemente en Junín de los Andes y bajo la organización del ministerio de Salud y Desarrollo Social, distintas actividades de promoción para incorporar hábitos saludables en la comunidad.

El objetivo de las jornadas -en las que se destacó la presencia de un Papá Noel Saludable- fue concientizar a la población sobre la importancia de mantener una dieta sana durante la víspera de festejos por el fin de año. Los encuentros fueron organizados desde el área de Nutrición del hospital local en conjunto con el municipio.

El evento de cierre fue en la Casa del Bicentenario de la localidad lacustre y contó con la participación de aproximadamente 150 niños junto a sus familias. Durante la jornada se proyectaron videos, hubo actividad física, baile con murga, sorteos, se ofrecieron frutas como refrigerio y Papá Noel recibió dibujos obsequiados por los pequeños, a la vez que se entregaron juegos saludables para los niños.

Estas acciones se desprendieron del proyecto comunal Revolución Saludable en Junín de los Andes con el objetivo de fomentar hábitos sanos en los niños y concientizar sobre la alimentación inocua en esta época del año.

El jefe del sector de Nutrición del hospital local y organizador de la actividad, Samuel García, contó la historia de este Papá Noel Saludable y relató que el hombre de rojo se encontró frente a la necesidad de incorporar nuevos hábitos porque durante la navidad pasada, le costó la entrega de regalos. La complicación se debió a la reducción del diámetro de las chimeneas locales producto de una ordenanza municipal para disminuir el consumo de leña y la emisión de gases al ambiente. “Para este año Papá Noel bajó de peso e incorporó el ejercicio a su vida cotidiana. Ahora está más vital, más fuerte y rejuvenecido, por eso decidió contarles a los niños sus secretos”, comentó García.

El médico explicó también que articularon acciones con la secretaría de Cultura del Municipio para participar de la feria artesanal navideña a fin de regalar un kilo de frutas con la compra de budín o pan dulce. La presencia fue acompañada con folletería sobre alimentación saludable que fue confeccionada con asesoramiento de Bromatología local.

Por otro lado, la subsecretaría de Programas Comunitarios del Municipio, Sandra Rodríguez Albizu, manifestó que se superaron las expectativas de la actividad y que “fue muy lindo porque es muy importante ver la familia unida”.

Para finalizar y a modo de agradecimiento, Samuel García destacó que “las actividades fueron posibles gracias al aval del intendente, Carlos Corazini, a través de la subsecretaría de Programas Comunitarios y al director del hospital local, Miguel Cure”.