Junto al intendente Juan Carlos Giannattasio, el gobernador Omar Gutiérrez inauguró ayer por la tarde el Centro de Veteranos de Malvinas, la remodelación de la plaza Jaime de Nevares del barrio Otaño y el Centro de Veteranos de YPF.

El gobernador Omar Gutiérrez inauguró este jueves por la tarde en Plaza Huincul el Centro de Veteranos de Malvinas, la remodelación de la plaza Jaime de Nevares del barrio Otaño y el Centro de Veteranos de YPF. Lo acompañaron el intendente Juan Carlos Giannattasio; la diputada nacional Alma Sapag y el legislador provincial Ramón Soto, entre otras autoridades.

Gutiérrez estuvo acompañado por el intendente Juan Carlos Giannattasio; la diputada nacional Alma Sapag y el legislador provincial Ramón Soto, entre otras autoridades.

En primer término y junto a funcionarios locales, el gobernador inauguró el Centro de Veteranos de Malvinas, situado en el barrio Analvi, frente a la ruta provincial Nº 17. Las instalaciones -110 metros cuadrados cubiertos- permitirán el encuentro y la realización de actividades comunitarias y muestras.

Sobre las nuevas instalaciones, Gutiérrez afirmó que “esta casa es la revancha de lo que no tuvieron cuando volvieron de esa guerra. Nunca es tarde. Sepan disculparnos”.

Indicó más adelante que “hoy es un día emotivo, no sólo por esta ceremonia y porque es en definitiva la casa de todos y de todas, sino porque venimos de visitar Paso Aguerre donde hemos homenajeado a tres hombres, combatientes, que defendieron la patria en la gesta de Malvinas que son nuestras; y porque además estas actividades se vinculan con la reciente inauguración de la réplica de la Casa de Tucumán en Senillosa”; y sumó que “se construye futuro rescatando la historia”, ya que “son los valores pioneros y fundacionales de la historia totalmente vigente los que nos marcan el camino”.

Añadió que “aunque hoy no podamos pisar el suelo de nuestras Islas Malvinas, tal cual el sueño de muchos de forma libre sin pasaporte, hay que ser pacientes y es una cuestión de tiempo, porque las capacidades y los talentos suman, pero la perseverancia multiplica soluciones. Los excombatientes que no ya no están, pero nos iluminan desde arriba y los que sí volvieron, nos demuestran que en esa huella de la historia -con disciplina y conducta- se ama a la patria y se la defiende”.

Gutiérrez manifestó que “los gobiernos no tienen más que propiciar estos espacios. Al gobierno no hay que agradecerle. Nosotros venimos a agradecerles a ustedes y lo hacemos sin grietas, porque no se construye futuro con grietas” y sumó que “la clase dirigente, que es representativa del interés público, tiene la responsabilidad de construir unidad y desarrollo colectivo, juntos y a la par, con los representados que es la sociedad civil”.

Reiteró la “importancia del diálogo como herramienta de crecimiento social” pero “no para confrontar o discutir, sino para construir acuerdos que son el basamento del desarrollo colectivo, con participación ciudadana y fortalecimiento institucional” e insistió en que “no puede haber ningún rincón de la sociedad, en algún lugar de la provincia o el país, que le dé la espalda a estos hombres y mujeres”.

Sobre los veteranos de Malvinas, Gutiérrez subrayo que “ellos no decretaron la guerra, pero sí cumplieron con el mandato de defender la patria. Esta es la verdadera esencia que todos y todas debemos rescatar: basta de destruirnos y confrontar estérilmente entre nosotros dejando a la gente en el medio”.

Sobre las nuevas instalaciones, Gutiérrez afirmó que “esta casa es la revancha de lo que no tuvieron cuando volvieron de esa guerra. Nunca es tarde. Sepan disculparnos”.

La construcción de este centro se llevó adelante en un lote donado por el concejo deliberante local y tendrá en el frente un cañón cedido hace años por el Ejército Argentino. En el exterior del predio se realizó el acondicionamiento para el futuro emplazamiento de una cancha que permita el esparcimiento de los jóvenes del barrio.

A su turno, Juan Carlos Giannattasio sostuvo que “esta es la concreción de un objetivo que nos habíamos planteados como ciudad, de rendir homenaje a nuestros héroes” por lo cual “como jefe comunal es un orgullo y un honor el poder estar inaugurando esta casa, no sólo para los veteranos de Malvinas de esta comarca, sino para toda la provincia del Neuquén”.

Los ex ypefianos tienen ahora su Centro de Veteranos

Luego, el mandatario también visitó e inauguró el Centro de Veteranos de YPF, que se encuentra sobre calles Homero Manzi y Agustín Magaldi, del barrio Central. Esta es la primera casa y espacio destinado exclusivamente a ex veteranos de la entidad petrolera estatal nacional.

El centro tiene por objeto ser utilizado como lugar de trabajo y reunión, tanto para ex trabajadores como para los jóvenes. Allí se podrá conocer el significado que tuvo esta empresa no sólo para las ciudades de Plaza Huincul y Cutral Co, sino para toda la provincia y el país. Allí también se encontrará disponible una biblioteca donde se podrá encontrar material muy valioso y completo de la historia del petróleo que estará a disposición para su permanente consulta.

El centro tiene por objeto ser utilizado como lugar de trabajo y reunión, tanto para ex trabajadores como para los jóvenes.

En la ceremonia, Gutiérrez manifestó que “si nosotros hoy tenemos una oportunidad es porque hay alguien que la forjó, hay alguien que la sembró y la luchó. No es casual nuestra oportunidad. No es solamente obra de quienes hoy conducen el país, la provincia o YPF que esté liderando la conducción y el desarrollo energético, económico y social del país; es porque hay una historia atrás que hay que reconocer y validar”.

Acotó así que “esa historia tiene momentos alegres y momentos tristes, pero lo que siempre está vigente en esa historia es el compromiso, la pasión, el amor, la responsabilidad de querer ir para adelante por más que a veces los argentinos nos confundamos y entendemos que injuriando, agravando o echando la culpa al del costado a alguien le puede ir bien. No te puede ir bien, ya que en el marco de ese motor del desarrollo social que es el diálogo, debemos construir acuerdos, afianzando y priorizando la unidad en la diversidad”.

El gobernador de la provincia afirmó que “lo que hay que rescatar es el verdadero y muy sencillo valor de la esencia de las cosas. Vamos a seguir poniendo en valor nuestra historia porque es la manera de construir futuro, sabemos adónde vamos porque sabemos de dónde y cómo venimos. Buscamos el desarrollo de la provincia como lo que verdaderamente somos: una familia. La sangre nos hace perentela y el corazón nos hace familia”.

Ratificó a continuación que “sólo hay futuro en el marco de estas cuatro cuestiones fundamentales: la educación, el trabajo, la cultura y el deporte” y aseguró que no lo hay “en la droga, el alcohol, el delito, el abuso infantil o en el suicidio” porque “cada vez que un chico o una chica acceden al sistema educativo, Neuquén crece y progresa”.

Indicó que “este lugar es para poder compartir el recorrido, la trayectoria y brindar los consejos” y agregó que los neuquinos “tenemos una gran historia y un gran futuro por delante” y auguró que “el país se contagie de lo que es Neuquén”.

Dijo finalmente que “en la familia de ex ypefianos hay lealtad y nobleza; estos ejemplos no deben pasar desapercibidos, por eso el gobernador tiene que estar acá, porque sólo estamos dispuestos a construir futuro de la mano del respeto y de los valores que ustedes nos han enseñado”.

Nueva plaza en el barrio Otaño

Al promediar la tarde, Gutiérrez se dirigió al barrio Otaño donde inauguró las obras de remodelación de la plaza que lleva el nombre de Obispo Emérito Jaime De Nevares.

En su tercera y última inauguración de la jornada en Plaza Huincul, Gutiérrez expresó su “satisfacción” por inaugurar un nuevo espacio verde “con mucha alegría –dijo- por esta impresionante forestación, con este verde, respetando el medio ambiente”.

Sostuvo que “esta alegría se debe principalmente a la gente, porque si la gente está contenta uno lo disfruta” y felicito de esta forma “a cada uno de los que puso su granito de arena para que en Plaza Huincul esté la Casa del Veterano de Malvinas, esté la Casa del Ypefiano y hoy también un nuevo espacio verde de participación, de encuentro y de recreación para toda la gente”.

Algunas de las obras que allí se realizaron son la construcción de 560 metros cuadrados de veredas de 2,05 metros de ancho; se instalaron las nuevas luminarias, se efectuó el zanjeo, tendido de cables subterráneos, señalización y automatización y control de bombas de cisternas.

También se construyeron y montaron pérgolas, luminaria led azul, riego directo, aspersores. Se montaron bancos de PVC y base de hormigón y se repararon otros de mampostería. Además, se acondicionó y reparó la cancha de básquet y se repararon y reemplazaron juegos infantiles y la calesita.

Nueva plaza en el barrio Otaño