Se realizó ayer y estuvo a cargo de integrantes de la Subsecretaría de Diversidad Sexual de la provincia de Santa Fe. El objetivo de la actividad es avanzar en la sistematización de un programa de idénticas características en la provincia.

La dirección provincial de Diversidad, dependiente del ministerio de Ciudadanía, realizó ayer una jornada de capacitación sobre acompañamiento a infancias trans, destinada a su equipo de trabajo y a referentes de la subsecretaría de Niñez, Adolescencia y Adultos Mayores de dicho ministerio. La jornada estuvo a cargo de integrantes de la subsecretaría de Políticas de Diversidad Sexual, dependiente del ministerio de Desarrollo Social de Santa Fe. El objetivo de la actividad es avanzar en la elaboración de un programa de idénticas características en la provincia.

En este sentido, el director provincial de Diversidad, Adrián Urrutia, destacó que en materia de diversidad sexual “Santa Fe siempre fue un horizonte en políticas públicas a seguir”, y que la presencia de referentes de esa provincia permitió sistematizar “lo que nosotros estamos haciendo en la práctica cotidiana; recibimos muchísimas situaciones de familias que se comunican con nosotros porque por ejemplo su nene les dice ‘papá, no soy nene’”.

Por su parte, la subsecretaria de Niñez, Adolescencia y Adultos Mayores, Miriam Díaz, precisó que el encuentro constituyó un espacio de formación, información y articulación, “aprendiendo de la experiencia y recorrido de las y los compañeros de la dirección de Diversidad”. Díaz señaló que se trata de una realidad que necesita ser abordada: “han venido familias que presentan la temática, entonces es un tema del que nos estamos ocupando y requerimos mejorar esa atención”.

Durante la capacitación, los referentes de la Subsecretaria de Diversidad Sexual de Santa Fe abordaron diferentes aspectos en relación al acompañamiento de infancias trans. Entre las temáticas trabajadas, se hizo foco en la promoción de derechos; detalles del programa de inclusión trans impulsado en esa provincia, e implementación de acciones en casos puntuales.

Además, el coordinador del programa de Acompañamiento Integral a Infancias Trans del gobierno de Santa Fe, Javier Panzierra, señaló que uno de los ejes fue trabajar en cómo se involucran las distintas comunidades cuando se repiensan los trayectos identitarios: “porque lo que en definitiva una persona trae y pone en escena cuando encara un proceso de transición, es que los que tenemos que transicionar somos todos”. Afirmó que es importante “pasar de un esquema con categorías rígidas a categorías más amplias”, y que, en el programa a su cargo, si bien busca dar asistencia a infancias trans que están en proceso de transición, “el foco está en cómo acompañamos a las familias, cómo podemos facilitar procesos de aceptación y ayudar a que las familias puedan entender lo que está pasando”.

Asimismo, María Eugenia Sarrias, a cargo del programa de Promoción de Derechos, expresó que “para nosotros es fundamental trabajar para que haya una mejor calidad de vida y buenas prácticas”. En tal sentido, destacó el trabajo que está realizando nuestra provincia en la elaboración de guías de buenas prácticas en la materia. Sarrias señaló además que “no podemos trabajar en asistencia sin trabajar en promoción de derechos, para que no haya violencia ni vulneración de derechos cuando la persona hace la transición y vuelve a su familia, a su trabajo, a su escuela, o va a un centro de salud”. Finalmente, subrayó que “es importante visibilizar la niñez trans, las familias diversas, y entender que la orientación sexual y la identidad de género son derechos humanos amparados por leyes nacionales e internacionales”.

Por último, la coordinadora del programa integral de Inclusión Trans, Pamela Rocchi, detalló que se trató de un encuentro en el que además de contar el trabajo del gobierno de Santa Fe, se compartieron distintas experiencias para visibilizar las acciones que se están realizando en ambas provincias.

Como evaluación de la jornada, Rocchi señaló que “en la provincia de Neuquén encontramos un grupo humano comprometido”, y que el encuentro sirvió también para aprender de las experiencias impulsadas desde nuestra provincia. Por su parte, Panzierra señaló su satisfacción por encontrar equipos de trabajo que “nos demandaron medios, herramientas y recursos para dar cuenta de la complejidad de estas problemáticas y acompañar mejor a las personas”, y con buena predisposición para trabajar sobre sí mismos: “de poco sirve tener herramientas o recursos, o llevar adelante un programa, si las personas no pueden desarrollar actitudes amorosas y compasivas hacia quienes están en una situación de vulneración de derechos”. María Eugenia Sarrias destacó que “siempre decimos que lo que más nos interesa es que los equipos que trabajan en diversidad sexual tienen que estar compuestos por la diversidad”, algo que distingue a la dirección provincial de Diversidad neuquina.