Jorge Sapag auguró un incremento de la producción de hidrocarburos en dos años

julio 13, 2011

El gobernador afirmó que, gracias a los yacimientos no convencionales, la Cuenca Neuquina podrá cubrir la demanda nacional de gas y petróleo que hoy se abastece con importaciones. Anunció también “inversiones de cientos de millones de dólares” entre 2011 y 2012 en la provincia.

El gobernador Jorge Sapag estimó que las inversiones en yacimientos no convencionales incrementarán la producción de hidrocarburos de la Cuenca Neuquina en un plazo de dos a tres años al punto de poder cubrir la demanda que hoy se abastece con importaciones. Hizo esas declaraciones en una rueda de prensa que ofreció este miércoles por la tarde en Zapala, tras la terminación del primer pozo horizontal con fracturas múltiples de América Latina.

Analizó que cien pozos no convencionales como el anunciado hoy costarían aproximadamente 2.400 millones de dólares y podrían producir 20 millones de metros cúbicos de gas por día, el mismo volumen que se planea importar de Qatar a un costo de 4 mil millones de dólares, el doble. Por eso, afirmó, “yo estimo que, con una inversión de 2 mil millones de dólares, nosotros podemos sustituir esa importación de Qatar; no hace falta, lo que hay que hacer es perforar”.

También anunció que las empresas que operan en yacimientos de Neuquén prevén “inversiones de cientos de millones de dólares” entre 2011 y 2012 en la provincia.

A continuación, se transcribe el diálogo completo que mantuvo el gobernador con los periodistas:

– ¿Gobernador, cuénteme cuál es la importancia de la presentación que se ha realizado hoy?

– Bueno, es la primera fractura múltiple dirigida a la búsqueda de gas en arcillas de América Latina. Esto significa una perforación vertical, en este caso, a 3.300 metros de profundidad, y una perforación después horizontal, de unos 900 metros en la roca madre. Y, es la posibilidad de tener en esta perforación, hecha por la empresa Apache, un momento histórico importante, un hito histórico.

Porque, a partir de esta nueva tecnología en yacimientos no convencionales, Neuquén puede poner de manifiesto y en producción y en abastecimiento al mercado volúmenes de gas y también de petróleo importantes para reemplazar y sustituir lo que se importe. Además, para asegurar a la República el abastecimiento lógico de gas para la industria, para la generación de electricidad, para los hogares y para el movimiento de vehículos.

Nosotros creemos que la provincia de Neuquén y la Cuenca Neuquina tienen recursos para todo el siglo XXI. Son recursos, no reservas, porque se convierten luego en reservas una vez que los recursos están comprobados. Tenemos recursos, por lo menos, para este siglo XXI.

Creemos que, si la Nación pone bien los ojos en la Cuenca Neuquina y las empresas privadas invierten todo lo que tienen que invertir en perforaciones, en exploración y en producción, la provincia de Neuquén y la República Argentina pueden estar perfectamente autoabastecidas a partir de la producción de Neuquén.

Yo creo que, en los próximos dos o tres años, se va a multiplicar la producción de gas de la provincia de Neuquén y también la de petróleo, con el consiguiente beneficio de fuentes de trabajo, sustitución de divisas y, al mismo tiempo, la generación de recursos genuinos para la economía neuquina y para las arcas del Estado.

– ¿Qué espera concretamente Neuquén de Nación?

– Nosotros, con Nación, hemos firmado dos convenios importantes. Los mencionó Daniel Rosatto hoy. Uno es el convenio de Gas Plus en el año 2008 y otro es el convenio que firmamos el año pasado con Nación, también de gas, en lo que hace a gas de arcillas y de arenas, de establecer un precio parecido al precio internacional, por lo menos al de Bolivia. No hablo del buque metanero, que es el doble del precio. Pero está en el orden de entre los 5 y los 7 dólares con el gas de arcillas.

Ese convenio lo tenemos firmado y el otro elemento importante (que tiene) es que ese gas que se produce no se pueda direccionar hacia el consumo doméstico a otros valores, o sea, que sea de libre disponibilidad para el productor, para que lo pueda dirigir a la industria de manera que no pare también la industria.

O sea que es un circuito próspero, de prosperidad, en el sentido de que, si hay gas, las industrias siguen trabajando y el trabajador sigue cobrando, el trabajador de la industria sigue cobrando sus sueldos.

Por eso, son importantes estos convenios con Nación. Y lo que pretendemos de Nación es mantener estas reglas de juego de respetar los precios y respetar la libre disponibilidad del gas para que, además, nosotros podamos cobrar nuestras regalías sobre la base de estos precios a valores de boca de pozo que están establecidos en estos convenios que hemos firmado. Repito: Gas Plus y el convenio del año pasado con el gas de arcillas y de arenas.

– ¿Se podrían cuantificar las fuentes de trabajo generadas?

– En cantidades, hoy mencionaba Guillermo Pereyra (titular del Sindicato del Petróleo y Gas Privado) cuántas personas están trabajando en el petróleo, en el gas, en el transporte, en personal jerárquico en toda la región de Río Negro, Neuquén y La Pampa: alrededor de 5 mil personas.

Pero yo le puedo dar un elemento de comparación con una provincia como San Juan, que no tiene nada que ver con el petróleo y el gas pero tiene que ver con la minería del oro. San Juan, en los últimos 5 ó 6 años, vio nacer 40 mil pequeñas y medianas empresas, 40 mil pymes, alrededor de una inversión de 5 mil millones de dólares. Nosotros estimamos que, entre este año y el año que viene, van a haber inversiones de cientos de millones de dólares en gas no convencional.

Estábamos hablando recién con las autoridades de Apache que ellos estiman invertir, en este año, otros 300 millones de dólares en yacimientos no convencionales en la Cuenca Neuquina. E YPF me habló que también que, en yacimientos no convencionales, entre los seis meses de 2011 y los doce meses de 2012, van a invertir entre 600 y 1.000 millones de dólares. Y estamos hablando solamente de dos empresas.

– ¿Usted tiene los detalles de esa inversión de YPF? Porque hoy hablaba de 300 millones de dólares.

– Para este año. Pero ahora estoy sumando los seis meses de este año con los doce meses del año que viene, que serían 18 meses.

Así que, si a esto le sumamos lo que va a invertir la empresa Total y lo que pueden invertir las otras empresas que están trabajando en el área, como Petrobras o Pluspetrol y otras que están muy interesadas en yacimientos no convencionales, tenemos inversiones también multimillonarias.

Y esto genera un efecto sobre la economía, un impacto, fuerte. No nos olvidemos que el 70 u 80 por ciento de la economía neuquina gira alrededor del gas y el petróleo. Si nosotros conseguimos, en estos dos o tres años, multiplicar la producción y multiplicar las reservas, esto va a ser muy bueno para la economía neuquina.

– Usted está hablando de dos o tres años. ¿Usted cree que, en estos dos o tres años, se va a revertir la caída de producción y reservas que ya se evidencia?

– Ya se está revirtiendo. Se está revirtiendo en petróleo y en gas con estos avances. Apache mostraba recién, en las láminas, cómo ya está produciendo 2,8 millones de metros cúbicos por día a partir del Gas Plus. Y estamos viendo cómo empieza a marcar diferencias el gas en arcillas y en arenas.

A este yacimiento de hoy lo vamos a ver en producción seguramente dentro de un mes. O sea, lo van a evaluar y lo tienen que probar y están limpiando el pozo, pero esto va a ser una secuencia. Ustedes, todos los meses, van a tener nuevos descubrimientos. Porque ahora ya no se trata de encontrar un área nueva, se trata de aplicar las tecnologías y buscar en la roca madre, que está presente en toda la Cuenca Neuquina, los mejores lugares, sobre todo en el centro de la cuenca, donde se pueda producir en mayor cantidad.

Hoy daba cuenta también un matutino sobre el descubrimiento de petróleo, también en arcillas, cerca de Añelo. Esto va marcando que todos los meses van a haber novedades de las distintas empresas y de las mismas empresas en distintos yacimientos, al ir encontrando recursos. Y, repito, esto lleva su corto plazo. Es decir que lleva su tiempo hasta que se están colocando en producción.

Recién le preguntaba a la gente de Gas y Petróleo de la provincia de Neuquén cuándo vamos a poner en mercado la producción de petróleo que hemos encontrado en Aguada del Chañar y me decían que dentro de aproximadamente 20 días. Estos son otros 70 a 100 metros cúbicos de petróleo u 80 metros cúbicos de petróleo en un solo pozo.

Y acá, hemos visto un solo pozo. Entonces, en cuanto se multipliquen los pozos, podemos perfectamente pensar que la provincia de Neuquén tiene mucho que dar a la provincia de Neuquén y a la República. No necesitamos ir a Qatar, estoy seguro, para comprar gas. Lo podemos tener en la provincia de Neuquén y en la Cuenca Neuquina y lo podemos hacer con estas nuevas tecnologías, lo que hay que hacer es invertir.

– ¿En el caso del pozo de YPF, hay alguna información extra que usted pueda tener a mano?

– No, no. Y quiero ser respetuoso de lo que informe YPF técnicamente. Porque nosotros sabemos que la noticia que dio el diario hoy es fehaciente. Nosotros sabemos, por nuestros técnicos, que es así, que se ha encontrado petróleo en cantidades importantes, pero preferimos que sea YPF la que de los datos numéricos y técnicos.

– ¿La perspectiva del gas sigue siendo mucho mejor que la del petróleo?

– Las dos son buenas, las dos perspectivas son buenas. Lo que pasa es que Neuquén tiene el 50 por ciento de la producción de gas de la República. Entonces, esos 60 millones de metros cúbicos por día que en los yacimientos convencionales vienen en declinación, los vamos a ir compensando con los yacimientos no convencionales.

Y yo soy optimista y creo que, además de compensar la caída del convencional, vamos a crecer; que, en los próximos dos o tres años, Neuquén va a poder reemplazar muchas importaciones. No digo la de Bolivia, que tiene una causa geopolítica, pero sí la de Qatar o la de Trinidad y Tobago o los buques metaneros.

– Gobernador, una de las cosas que decían aquí es que, por ejemplo, para poder desarrollar este yacimiento, tuvieron que utilizar todos los equipos de una sola empresa. Y una de las incógnitas que hay o uno de los interrogantes es que lo que se ha producido en los últimos dos años es la salida de equipos de perforación y etcétera. ¿Se ha hablado con las empresas de servicios para que puedan volver a traer equipos como son estos, especiales, para poder desarrollar?

– Sí, sí. Sin lugar a dudas, su pregunta es muy buena porque, no solamente en equipos sino en mano de obra especializada. O sea, vamos a tener que extremar las capacitaciones y la preparación de la gente para poder abastecer la gran demanda de mano de obra y de equipamiento que va a haber en estos dos o tres años. Va a haber seguramente mucha importación de equipos y mucha capacitación de recursos humanos, que tienen que ser locales.

Nosotros vamos a insistir mucho en este tema del Contrate Neuquino y del Compre Neuquino, pero hay equipos que tienen que venir de afuera. Ustedes vieron hoy un equipo que hubo que traer para la presión, para la alta presión que requería este pozo de 12 mil libras. Hubo que traer equipos especiales de hasta 15 mil libras de Estados Unidos. La empresa San Antonio lo trajo.

Se van a tener que ir preparando las empresas para estos nuevos requerimientos porque es lo que se viene. La gente de Apache me contaba que ellos, en Oklahoma, tenían 15 equipos de perforación convencional, iban a la parte convencional, y un solo equipo destinado a no convencional. Hoy es totalmente a la inversa, hoy tienen 15 equipos destinados a la perforación no convencional y uno solo a lo convencional. Porque, al hacer la perforación en la roca madre en mil metros horizontal, están abarcando un espectro radio amplio para la producción. Al hacer la fractura en esa roca madre, la producción esperada es grande.

Además tienen otra gran ventaja estos pozos: no declinan por 50 años, o sea, se mantienen estables en producción por 50 años, tienen una gran producción al principio después declinan, pero en esa producción se estabilizan y producen por 50 años sin declinación. Esto es bueno para los neuquinos, muy bueno.

-¿Gobernador, se le manifestó al gobierno nacional su posición acerca del contrato firmado con Qatar por 20 años por la importación de gas?

-Lo hablé con el ministro (de Planificación Federal, Infraestructura y Servicios) Julio De Vido. Me dijo que es una carta intención, que no es un contrato en firme, sino que es una carta intención. Porque yo le dije que, si nosotros invertimos en Neuquén, si Nación, provincia, Enarsa (Energía Argentina Sociedad Anónima), Gas y Petróleo y las empresas privadas invertimos en Neuquén y hacemos cien pozos como el que vimos hoy… Cien pozos como el que vimos hoy pueden representar una inversión de 10 mil millones de dólares. A ver, no, mil pozos. Cien pozos pueden representar mucho menos, mucho menos. Al costo de hoy, 24 millones, serían 2.400 millones de dólares cien pozos como el de hoy.

Yo pienso, y esto va a ir por las mías, no voy a hablar por los números que puede manejar una empresa: Si estos pozos pueden producir, en fractura múltiple y con perforación horizontal, 200 mil metros cúbicos por día, con cien pozos, estaremos en 20 millones de metros cúbicos por día. Lo que se importa de Qatar van a ser 20 millones de metros cúbicos por día y se está hablado de una cifra entre 4 y 5 mil millones de dólares. Y la inversión que haría falta sería al costo de los de hoy, que los costos van a ser muchos más bajos porque este pozo es un pozo exploratorio casi. Yo estimo que, con una inversión de 2 mil millones de dólares, nosotros podemos sustituir esa importación de Qatar; no hace falta, lo que hay que hacer es perforar.

-¿Y cuál fue la respuesta del ministro?

-Que sí, que está decidido Nación ha hacerlo y a generar las facilidades para que las empresas lo hagan. Creo que este tema con Qatar es una carta de intención para asegurarse la posibilidad que el crecimiento de la República sea tan sostenido, que haya gas para abastecer a la República. Yo soy más optimista, yo creo que la Cuenca Neuquina puede abastecer el déficit que tenemos hoy y aún el crecimiento, pero necesitamos invertir y perforar.

-¿El gobierno nacional le adelantó que no va a modificar su política de subsidios a los precios del gas residencial y GNC?

-No, digamos, no me lo dijeron con esa terminología. Pero yo sigo pensando que el consumo residencial de los sectores argentinos de altos ingresos, en los sectores residenciales de Capital Federal, o provincias importantes como Córdoba y Santa Fe tienen que ir pensando que van a tener que ir ajustando sus los valores de gas de consumo residencial a valores razonables de valor boca de pozo. No hablemos del consumo doméstico de las clases populares, sino que hablemos de aquellos que viven en barrios residenciales o aquellos que tienen hoteles, hosterías, barrios cerrados, etc.

Creo que va haber que pensar seriamente que la molécula de gas de Neuquén o de la Patagonia tiene que tener un valor justo porque, sino, es un recurso no renovable que se va agotando. Yo lo decía hoy: hemos subsidiado la economía de la República durante estos 10 años con valores de subsidio de gas y petróleo.

-¿Y Nación va avanzar en ese sentido?

-Se lo va a tener que preguntar a Nación.

-¿Y GNC, se habló el tema?

-También, pero eso son decisiones que tiene que tomar Nación. Si me pregunta a mí, yo creo, como neuquino, que el valor boca de pozo tiene que tener un valor distinto. Nosotros estamos hoy debajo de un dólar por millón de BTU el valor residencial. Y el valor que se está pagando a Bolivia es 7 dólares y el valor del Buque Metanero es 14 dólares. Entonces, yo pienso que eso tiene que ir tomando un viso de realidad, de realismo, sin afectar la inflación y sin afectar a sectores populares.

-¿Las cartas, los convenios que firmó con Nación, la obligan a la Nación a aplicar de inmediato la nueva tarifa?

-No, no, atiende esos convenios en lo que hace al gas nuevo.

-¿Inmediatamente esta producción de gas tiene que pagar ese precio?

-Es decir, se le vende a Enarsa. Enarsa paga el nuevo precio y si no se vende directamente. Por ejemplo, Apache ha firmado un convenio con Pampa a 5 dólares para la generación de energía eléctrica. Por supuesto que está demorado por la puesta en marcha de la turbina, que hubo un problema, un defecto en la turbina, pero Enarsa está comprando ese gas a ese valor hasta que Pampa pueda poner en marcha la turbina. En esto Nación respeta lo que hemos convenido del valor nuevo y de la libre disponibilidad.

Ahora, cuando no hay disponibilidad de recurso para el consumo domestico, allí se presentan los problemas. Es decir, si Nación toma parte de este gas de libre disponibilidad y de mejor valor para el consumo doméstico y lo hace a otro valor, bueno, va a tener que ser Nación la que pague la diferencia de precios.