Jorge Sapag aseguró que las clases comenzarán el 22 de febrero

febrero 2, 2010

Ante la consulta de periodistas, ratificó que “no hay ninguna otra posibilidad” porque “los estudiantes están esperando para su educación”. También anticipó que se reunirá en Estados Unidos con autoridades de Texas y la ciudad de Houston.

Este martes 2 de febrero, en diálogo con periodistas locales, el gobernador Jorge Sapag aseguró que en la provincia de Neuquén las clases comenzarán el lunes 22 de febrero. Opinó que “puede ser que alguien, algún sector o alguien, pueda decidir lo contrario” pero recalcó que aún así “estoy seguro que hay responsabilidad social, hay estudiantes que están esperando para su educación”.

El mandatario provincial hizo estas declaraciones en el Auditorio de la Gobernación, al concluir la firma de un convenio con autoridades del municipio de Neuquén para invertir 70 millones de pesos en soluciones habitacionales.

Dijo también que, desde el gobierno provincial, “lo que queremos primero es resolver el problema de los proveedores, contratistas, los que hacen el transporte escolar, los que hacen el mantenimiento de escuelas, la construcción de nuevas escuelas y después, cuando haya recursos nuevos, seguramente en algún momento nos sentaremos a hablar de las variables macroeconómicas salariales” del sector educativo.

Por otra parte, adelantó que en su viaje a Estados Unidos la semana próxima “está en la agenda visitar autoridades del gobierno del Estado de Texas y de la ciudad de Houston”. Añadió que también prevé reunirse con directivos de la firma “Duke Energy, empresa que ya está localizada en la región, que tiene interés en invertir en energía eólica”, y de la empresa Exxon, “que tiene tecnología apropiada y nueva con respecto al tema de gas, sobre todo gas de arenas compactas”.

A continuación, se transcribe el diálogo completo que mantuvo el gobernador con los periodistas:

– Bueno, por fin una solución al problema habitacional que tiene Neuquén.

– Es una solución importante en lo que hace a lo cualitativo y lo cuantitativo. Tanto en la cuenca XV como en la meseta, estamos hablando de 4 mil soluciones habitacionales. Esto a partir de 1.300 lotes en la cuenca XV, la regularización de otros 800 lotes y estamos con 400 viviendas, 200 que fueron entregadas y otras 200 que están en construcción. Y en la meseta, van a ser por lo pronto 1.500 lotes. Se están invirtiendo allí 70 millones. Los fondos están disponibles. Es un convenio que llevó mucho tiempo trabajarlo técnicamente. Con Martín Farizano (intendente de Neuquén), nos pusimos de acuerdo muy rápidamente hace ya creo que 18 meses.

Esto llevó muchos estudios de impacto ambiental, estudiar bien la cuenca en lo que hace al impacto ecológico. Y aparte hay algo que no dije ahora en las palabras, que pensaba decirlo y me olvidé y aprovecho la pregunta de ustedes, decir además que la resolución del agua con Mari Menuco hace que sean necesarias las redes de distribución. Entonces, con una buena red en la cuenca XV y en la meseta, tenemos caudal de agua disponible. Necesitamos las redes de distribución y esto también con los accesos viales, los caminos. Haber hecho la avenida de circunvalación de Neuquén es muy importante para los accesos.

Creo que es una solución importante y celebro que, con el municipio de Neuquén, nos hemos puesto de acuerdo en algo que beneficia al conjunto de la ciudadanía.

– ¿Se produce un quiebre, digamos, hacia el futuro? Porque Neuquén siempre fue medio anárquico con el tema de las ocupaciones de tierras. ¿En el futuro se podrá realizar algo distinto, como dijo Farizano, que no haya esto y que de alguna manera se pueda prever la afluencia de gente que llega a Neuquén?

– Es muy importante lo que usted está diciendo, porque siempre se estuvo atrás del problema. Yo no digo que con esto nos vamos a poner adelante del problema, pero quizás podamos equilibrarlo. Ojalá en algún momento estemos adelante y tengamos lotes disponibles para las nuevas radicaciones de familias que se asientan o jóvenes que quieren conformar su hogar. Creo que mucho tiempo que se perdió lo estamos recuperando rápidamente y el acto de hoy señala que, en los próximos 18 meses, vamos a poder un poco equilibrar esta carrera, que ninguna familia se quede atrás. Y en el registro de beneficiarios es muy importante que nos pongamos de acuerdo municipio y provincia para que no haya superposiciones de tareas y de trabajo.

– Gobernador, ¿se puede decir que la relación con el municipio, teniendo en cuenta que son dos partidos distintos, pasa por el mejor momento?

– Yo, con el licenciado Martín Farizano, intendente de la ciudad de Neuquén, siempre tuve una excelente relación humana, personal. Le tengo un gran aprecio, una gran estima. Sé que tenemos una responsabilidad muy grande. Nos ha tocado gobernar en tiempos de crisis, tiempos de emergencia, pero creo que siempre estuvimos bien desde el punto de vista de la relación personal, a pesar de ser de diferentes partidos.

Y creo que, por lo menos con esto, hemos coronado un convenio donde han trabajado mucho los técnicos. Llevó su tiempo. A partir de aquí, como dijo el intendente, manos a la obra. Ahora sí que hay que trabajar directamente. No hay más decisiones políticas que tomar, no hay más reuniones del Concejo Deliberante, no hay más estudios técnicos; ahora lo único que hay que hacer es trabajar porque el dinero está disponible. Es en el marco del artículo 6º de la ley Nº 2615, de la renegociación de las concesiones hidrocarburíferas. Hemos llegado a un buen acuerdo municipio y provincia.

– ¿Qué hubiese pasado si Neuquén no lograba alcanzar estos acuerdos de la renegociación de las concesiones petroleras? ¿Se hubiera complicado demasiado la gestión, no solamente para la provincia sino para los municipios también?

– Yo, en general, no contesto preguntas hipotéticas. Pero realmente creo que fue muy bueno para Neuquén haber logrado en 2008 la renegociación. Fueron 400 millones de dólares, que hoy son 1.600 millones de pesos, que se volcaron a obras. En este momento hay 600 obras en todos los municipios y logramos el equipamiento de todos los sectores del Estado. Entre ellos, 60 ambulancias, por ejemplo, o 40 combis para el transporte escolar o 50 vehículos para la policía o el equipo de perforación del EPAS (Ente Provincial de Agua y Saneamiento) o los equipamientos de los hospitales. O la terminación de obras como Mari Menuco, hospitales y demás; que requirieron otros 100 millones de dólares aparte de los 250 millones de dólares que se habían tomado como crédito. No quiero ni siquiera pensar la hipótesis de no haber podido complementar la renegociación de las concesiones hidrocarburíferas, no hubiéramos podido lograr todos estos objetivos.

– Gobernador, del mismo tema, usted viaja a los Estados Unidos con -Guillermo- Coco y -Rubén- Etcheverry, más allá de la expectativa ¿puede anticipar que está la posibilidad de venirse, de retornar con algún convenio semi formalizado?

– Esta visita tiene que ver con la visita de la Duke Energy, empresa que ya está localizada en la región, que tienen interés en invertir en energía eólica. Y a la empresa Exxon que tiene tecnología apropiada y nueva con respecto al tema de gas, sobre todo gas de arenas compactas.

Creo que es una semana de trabajo intenso, vamos a estar de lunes a viernes trabajando tanto con actividad privada, también está en la agenda visitar autoridades del gobierno del Estado de Texas y de la ciudad de Houston. Firmar convenios no está previsto en la agenda, si lo que está previsto es sembrar para traer inversiones que es lo que la República necesita y lo que Neuquén necesita.

Esperamos que Duke Energy, que tiene 1200 millones de dólares disponibles para inversión en energía eólica, invierta parte de esto en la Patagonia y específicamente en la provincia del Neuquén.

– Gobernador lo cambio de tema nuevamente. Hoy los gremios docentes hicieron sentir nuevamente el pedido de reclamo salarial, importante en el porcentaje que pidieron ¿Qué respuesta hay, digamos si la respuesta sigue siendo la misma, la falta de recursos o hay alguna posibilidad de conceder algún tipo de incremento?

– La ley de presupuesto que hemos presentado en la Legislatura están claramente expresadas las posibilidades de la provincia del Neuquén. Las ciencias económicas no se hacen lo que se quiere, se hace lo que se debe y lo que se puede. Cuando recursos no hay, no hay que hacer planteos demagógicos ni voluntaristas, sino que hay que hacer planteos realistas. La economía y la administración pública son científicas no son voluntaristas, acá no cabe el voluntarismo.

La provincia del Neuquén está en sus cuentas desfasadas, está desequilibrada, sus ingresos no están equilibrados con sus egresos. No podemos atender todas las obligaciones hoy del Estado, y lo que queremos primero es resolver el problema de los proveedores, contratistas, los que hacen el transporte escolar, los que hacen el mantenimiento de escuelas, la construcción de nuevas escuelas y después cuando haya recursos nuevos seguramente, en algún momento, nos sentaremos a hablar de las variables macroeconómicas salariales. Pero por ahora la provincia del Neuquén tiene claramente expresada sus cuentas fiscales en el proyecto de ley de presupuesto.

– ¿Es optimista de que el ciclo lectivo comience con normalidad, el 22 como lo ha planteado el gobierno, más allá de este pedido de incremento salarial?

-Por supuesto que van a empezar las clases. Puede ser que alguien o algún sector o alguien pueda decidir lo contrario, pero las clases comienzan el 22. Estoy seguro que hay responsabilidad social, hay estudiantes que están esperando para su educación. La educación es un bien necesario, cada vez más necesario en esta sociedad de conocimiento. Las clases van a empezar el día 22, no hay ninguna otra posibilidad.

– La gente seguramente piensa en el lote, piensan después ponerle la casa y en algún momento se hablo de reactivar el IPVU ¿Esto está en la posibilidad?

-Bueno, todo lo que está trabajando la provincia del Neuquén está con los planes de Nación,, con los fondos de Fonavi, y ahora estamos esperando estas 2500 viviendas licitarlas con los fondos de la Anses. IPVU y Adus van a trabajar juntos para procurar soluciones.

– ¿La vivienda provincial como en la vieja época no sería, no?

-Mientras tengamos los recursos; son los recursos que vienen de Nación. La provincia del Neuquén no tiene ahora una partida para vivienda. Usted calcule que el crédito que aprobó la Legislatura para 2500 viviendas con Anses son 288 millones de pesos, que vienen de Anses y a Banco Nación a través de un fondo fiduciario.

Lo que sí sabemos es que todos tienen que hacer un esfuerzo. El esfuerzo tiene que ser esfuerzo propio, ayuda mutua, participación del Estado. No puede pensarse que la provincia del Neuquén tiene soluciones mágicas y para mañana. O sea las soluciones se van dando de esta manera, como la que dimos hoy.