El 1º de abril es el Día Nacional del Donante de Médula Ósea. Cada año a cientos de personas se les diagnostican enfermedades hematológicas que pueden ser tratadas con un trasplante de Células Progenitoras Hematopoyéticas, conocido popularmente como trasplante de médula ósea. El lunes se realizarán colectas de sangre y se podrá expresar la voluntad de ser parte del Registro. 

El 1º de abril es el Día Nacional del Donante de Médula Ósea. Actualmente hay 2.921 neuquinos inscriptos en el Registro Nacional de Donantes Voluntarios de Médula Ósea. Además, durante 2018 dos neuquinos pudieron trasplantarse gracias a donantes voluntarios no emparentados obtenidos de los registros nacional e internacionales.

Cada año a cientos de personas se les diagnostican enfermedades hematológicas como leucemia, anemia aplásica, linfoma, mieloma, errores metabólicos o déficits inmunológicos. Estas enfermedades pueden ser tratadas con un trasplante de Células Progenitoras Hematopoyéticas (CPH), conocido popularmente como trasplante de médula ósea.

Sin embargo, sólo entre un 25 y un 30 por ciento de estos pacientes tiene la posibilidad de encontrar un donante compatible en su grupo familiar. El resto debe recurrir a un donante no emparentado, a través de los registros de donantes voluntarios, entre ellos el Registro Argentino, que forma parte de la Red Internacional de Registros.

Sandra González Cruz, referente provincial de Donación y Trasplante del Cucai Neuquén, detalló que “durante el año 2018, en la Argentina se realizaron 1.116 trasplantes de médula ósea. De estos trasplantados, 119 pudieron trasplantarse gracias a donantes voluntarios no emparentados, obtenidos de los registros nacional e internacionales”.

En relación con la provincia, la referente indicó que “25 neuquinos recibieron trasplantes de médula ósea y en dos casos, se recurrió a los registros”.

Actualmente, el Registro Nacional de Donantes Voluntarios de Médula Ósea cuenta con 243.946 voluntarios inscriptos, y la provincia del Neuquén, con 2.921 inscriptos.

“Los donantes voluntarios inscriptos tienen la posibilidad, si son requeridos por el registro, de donar vida en vida a través de un acto voluntario, libre, gratuito y solidario”, expresó González Cruz y dijo que “es importante inscribirse en el registro, porque es muy difícil tener un gemelo idéntico y si así surge, y nos toca llamarlos, será una oportunidad para brindarse a quien lo necesita, con confianza en el sistema sanitario, basado en la dación de accesibilidad, equidad y eficiencia, con la premisa de que cada año un mayor número de inscriptos dé un atisbo de esperanza a quien padece una enfermedad pasible de trasplante”.

Pueden ser parte del registro las personas de 18 a 55 años, que cuenten con un buen estado de salud y pesen más de 50 kilogramos. Para ello, hay que donar una unidad de sangre y manifestar la voluntad de querer ser donante voluntario de médula ósea. Luego se debe completar un formulario de datos personales y firmar un consentimiento para la realización de estudios genéticos sobre una pequeña muestra de la sangre donada.

Fecha especial

La fecha fue establecida en relación con la creación del Registro de Células Progenitoras Hematopoyéticas (CPH), dentro del Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (Incucai). Este año se celebra su 16° aniversario. Desde 2003 a la fecha, el registro nacional ha posibilitado que 1.038 personas accedan a un trasplante de médula ósea con donante no emparentado.

Actividades

El lunes, de 10.30 a 13.30, en los consultorios del laboratorio del hospital Castro Rendón –ubicado en Buenos Aires 450 de la ciudad de Neuquén–, se realizará una colecta de sangre donde se podrá expresar la voluntad de ser parte del registro.

Además, en el Centro Regional de Hemoterapia (Teodoro Planas 1.915 ciudad de Neuquén), se puede manifestar la voluntad de ser parte del registro al donar sangre.

Se informa a la comunidad que a partir del lunes se extenderá el horario de atención de lunes a sábados, de 8 a 14, en el Centro Regional de Hemoterapia, para dar una mayor respuesta y atención a los donantes de sangre que acuden.

La modificación en el horario intenta optimizar el funcionamiento para lograr sostener las demandas transfusionales, tanto de hospitales cabecera de Zona Sanitaria Metropolitana, como de la Red de Hemoterapia de toda la provincia.