Está destinado a propietarios de montes de manzanas o peras en estado de abandono sanitario. El objetivo es eliminar posibles focos infecciosos para la fruticultura.

El ministerio de Producción e Industria, a través de la subsecretaría de Producción, convocó a los productores frutícolas a participar del Programa Provincial de Erradicación y Reconversión Corta, destinado a aquellos propietarios de montes de manzanas o peras en estado de abandono sanitario.

El objetivo es eliminar los focos infecciosos que representan los montes abandonados, fundamentalmente de carpocapsa, pero también de otras plagas que afectan a los vecinos de estas plantaciones.

Además, se busca que los productores puedan seguir en la actividad productiva, ya sea a través de la producción de pasto, cultivos hortícolas o la reconversión a otras producciones como frutales de carozo, cereza o frutos secos, entre otros.

En el caso de la erradicación, el productor deberá eliminar la parte aérea de las plantas, dejando un tocón de al menos 80 centímetros. Una vez firmado el convenio, el Ente Compensador Agrícola (ECA) enviará la maquinaria para la erradicación de los tocones.

En cuanto a la reconversión corta, una vez retirados los tocones del terreno -tarea que queda a cargo de los productores beneficiados- se procederá a la roturación y nivelación del terreno. De esta forma los productores podrán optar por implantar una pastura o un verdeo o dejar el terreno listo para otra actividad productiva. En el primer caso, deberá proveer la semilla quedando la siembra a cargo del Programa.

Desde la subsecretaría de Producción se informó que para poder aprovechar estos Aportes No Reintegrables (ANR), los interesados deberán concurrir al Ente Compensador Agrícola (ECA), ubicado en Belgrano 829 de Centenario, para firmar el convenio correspondiente, o llamar al 0299 – 4897627, de 8 a 15.

Los requisitos son ser propietario y contar con montes de manzanas y/o peras con más de un año de abandono sanitario (esto será verificado por personal de la dirección de Fruticultura) o haber recibido un acta de abandono por parte del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa).