Invertirán 70 millones de pesos en urbanizaciones, viviendas y lotes con servicios

febrero 2, 2010

Los fondos se invertirán en la ciudad de Neuquén en el período 2010-2011 y corresponden al artículo 6 de la Ley 2615, de renegociación de las concesiones hidrocarburíferas.

El gobernador Jorge Sapag y el intendente de la ciudad de Neuquén, Martín Farizano firmaron este martes en Casa de Gobierno un acuerdo para la conformación de una comisión mixta que se ocupará del desarrollo de nuevos lotes con servicios, la construcción de viviendas y la regularización de asentamientos existentes. La inversión será de unos 70 millones de pesos en 2010-2011 y los fondos le corresponden al municipio por el artículo 6 de la Ley 2615, de renegociación de las concesiones hidrocarburíferas.

El convenio lo firmaron, además del Sapag y Farizano, la vicegobernadora Ana Pechen y el presidente del Concejo Deliberante capitalino, Néstor Burgos. Se encuadra dentro del programa de Gestión Integral del Hábitat Social, que se aplica por un acuerdo que suscribieron provincia y municipio en marzo de 2008 y cuyo objetivo es desarrollar nuevos loteos sociales con servicios e infraestructura y regularizar asentamientos existentes.

Para una primera etapa, equipos técnicos de la provincia y el municipio proyectaron en conjunto el Plan de Desarrollo para la Cuenca XV (1.300 lotes) y el Segundo Barrio de la Meseta (1.500 lotes), además de obras de infraestructura en otros barrios de la ciudad.

Los trabajos en el lote Z1 de Cuenca XV beneficiarán a 2.500 familias. Allí se desarrollarán 1.300 nuevos lotes sociales de 200 metros cuadrados, se regularizarán otros 800 y se construirán 400 viviendas, de las cuales 200 ya están en ejecución y las restantes se harán en este año. Se contará con una reserva de 50.000 metros cuadrados para equipamiento de todo tipo y otra de las mismas dimensiones para espacios verdes. Además, hay disponibles 7.000 metros cuadrados que se ofrecerán a organizaciones para el desarrollo de unas 200 o 300 viviendas colectivas.

El Segundo Barrio de la Meseta tiene una superficie de 75 hectáreas. Allí se desarrollarán 1.500 lotes con servicios de unos 200 metros cuadrados y existen reservas de equipamiento de 60.000 metros cuadrados y 70.000 metros cuadrados para espacios verdes. También existe la posibilidad de desarrollar otros 1.600 terrenos con la participación de la inversión privada.

En ambos casos, los lotes resultantes estarán regularizados para poder escriturarlos, con infraestructuras completas de mensura, calles consolidadas con cordón cuneta, alumbrado público y redes eléctricas, de agua, cloacas y gas natural.

En su discurso, el gobernador opinó que “hemos llegado a un acuerdo extraordinario en lo que hace al artículo 6º de la Ley 2615 con el municipio de Neuquén, apuntando a lo que la gente más reclama: urbanización, soluciones habitacionales, loteos urbanos, planificación urbana”.

“Estamos hablando de 4.000 soluciones en los próximos 18 meses”, dijo y detalló que se trabajará “fuertemente para tener en la Cuenca XV, además de las 400 viviendas que se están construyendo, estos 1.300 lotes disponibles, más la regularización de los otros 800. Así que estamos hablando de 2.500 soluciones más las 1.500 de la meseta”.

Sapag recordó el convenio firmado en 2008 y señaló que “cuando decidíamos trabajar juntos para que la calidad de vida de los habitantes de la ciudad de Neuquén mejorara, no nos alentó en ningún momento la especulación, los intereses personales, ni el 2011. Estábamos mirando de cara al compromiso de una ciudadanía que nos votó en 2007 y que delegó en nosotros una responsabilidad enorme: la de resolver problemas”.

Recalcó que “los problemas se resuelven con convenios, con acuerdos, con gestión, con proyectos, con recursos económicos, con la decisión de hacer las cosas, con la búsqueda de los brazos ejecutores para realizar estas obras”.

“Hoy ha llegado ese día en que después de haber recorrido el camino de los papeles y de la búsqueda de los recursos económicos, podemos decir que la tarea está comenzando y que seguramente el año que viene vamos a poder decir, por lo menos en esta parte de la ciudad, tarea cumplida, responsabilidad cumplida. Para eso necesitamos trabajar muchísimo”, añadió.

El mandatario provincial destacó que “el crecimiento urbano tiene que estar planificado” y que “no se puede crecer a tontas y a locas”. “Tiene que haber un plan maestro, un proyecto de urbanización adecuado, respetar el medioambiente, estudiar los impactos ecológicos, estudiar la conformación natural del lugar, respetar lo que la naturaleza manda, no ir en contra de la corriente y en contra de la naturaleza para después tener que lamentar estar mal ubicados”, afirmó.

Por último, consideró que “hicimos muy bien con el intendente en disponer la creación de un registro único” para los beneficiarios porque “si estamos trabajando sobre el mismo problema, no tiene sentido duplicar acciones. El mismo registro, los mismos beneficiarios y los mismos destinatarios”.

El secretario de Estado de Recursos Naturales y Servicios Públicos, Guillermo Coco, explicó que “en el caso de la municipalidad de Neuquén, se decidió crear esta unidad de gestión con técnicos provinciales y municipales para la conformación de un plan de desarrollo urbanístico en los sectores Z1 y de la meseta” con el objetivo de utilizar los fondos que le corresponden a la capital provincial por el artículo 6 de la Ley 2615.

La comisión la conforman técnicos de la secretaría a su cargo, la Agencia de Desarrollo Urbano Sustentable (ADUS) -por la provincia-, la secretaría de Coordinación y la subsecretaría de Obras y Servicios Públicos -por el municipio-.

Informó que el objetivo es comenzar los trabajos en el lote Z1 y en la meseta en un plazo aproximado de 60 días y “poder llegar a una concreción de los mismos en 2011″. Además indicó que se constituirá un fondo “con el recupero que hagamos” y con la venta de terrenos a quienes quieran invertir en nuevos planes de desarrollo urbanístico en esos sectores.

Por su parte, el intendente Martín Farizano expresó que “ambas propuestas tienen como criterio, el criterio de la inclusión y de la integración” y aseguró que “es fundamental para tener una sociedad pacífica tener una sociedad integrada”.

El jefe comunal destacó que se trata de una propuesta en la cual se planificó “cómo vamos a ir poniendo los servicios antes de hacerla y no viendo cómo resolvemos el acceso de los servicios después de que está armada”.