Inventan señalización vial luminosa inteligente

noviembre 13, 2009

Se trata de un sistema para el manejo en los días que hay niebla o muy baja visibilidad en las rutas. Javier Soto Mellado, director provincial de Seguridad Vial, se entrevistó en Casa de Gobierno con su creador.

El director provincial de Seguridad Vial, Javier Soto Mellado, recibió a Roberto Jorge Arias, ganador del primer premio en la categoría Concepto Innovador del Concurso Nacional de Innovaciones 2009 (INNOVAR). La reunión se realizó este miércoles por la tarde en la sala Bartolomé Laffitte de Casa de Gobierno.

Arias, oriundo de la localidad de Cipolletti, explicó a los funcionarios su proyecto de sistema de Señalización vial luminosa inteligente, ganador en el concurso nacional.

Innovar es una plataforma de lanzamiento de productos o procesos que se destacan por su diseño, tecnología o por su grado de originalidad. Los proyectos que llegan a este concurso pasan por un proceso de evaluación de distintos grados de profundidad y es de gran importancia para aquellos que se proponen lanzar un nuevo producto.

Arias se refirió a la reunión mantenida con Soto Mellado y señaló que “fue muy agradable, la verdad es que me han ofrecido todo el apoyo, lo cual agradezco enormemente porque no esperaba tener tanta trascendencia con este invento pero cada vez estoy más convencido de su utilidad”.

Según detalló Arias, el proyecto presentado es “una solución para el manejo en los días que hay niebla o muy baja visibilidad en las rutas. La idea fundamental del proyecto consiste en prolongar virtualmente los vehículos que transitan por la ruta. De esta manera se crea una zona de precaución entre los vehículos”.

El sistema consiste en la instalación de leds en los laterales de la ruta. Estos leds, similares a un ojo de gato, están provistos de sensores que detectan el movimiento de los autos. Al pasar un vehículo frente a un ojo de gato, este cambia su luz verde a una roja (que se mantiene con ese color durante un tiempo determinado). “De esta manera es posible prolongar esa luz roja por unos cuantos metros hacia atrás del vehículo. Es como si el auto dejará una estela sobre la ruta por la que va transitando. Así se crea una zona de precaución entre los vehículos, los cuales se sincronizarían en su velocidad y hace posible que siga fluyendo el tránsito en rutas que hoy se deben cerrar por causa de niebla”, agregó.

Arias explicó que los ojos de gato funcionan con energía solar, por lo tanto son autónomos y tienen una vida útil de entre diez y quince años. Además señaló que su fabricación no tiene un costo elevado, “es ínfimo el costo de cada ojo de gato comparado con el de un metro lineal de ruta o autopista”, aseguró.

El inventor

Roberto Jorge Arias nació en la ciudad de Cipolletti, donde curso sus estudios primarios y secundarios. Luego continuó sus estudios universitarios en la localidad de Bahía Blanca, se recibió de Ingeniero Electricista con orientación Automática y hace 25 años se encuentra radicado en Neuquén capital. Comenzó su actividad laboral en Electromedicina, dedicándose al mantenimiento, reparación e instalación de equipos de diagnóstico por imágenes en medicina.

Arias recordó que durante toda su vida le interesó “hacer inventos y proyectos relacionados con la electrónica y la tecnología. Tengo varios inventos y me dan orgullo y satisfacción. Uno de mis primeros proyectos interesantes fue una alarma que hoy esta desarrollada en muchos vehículos pero que no llegué a desarrollar, aunque  fui pionero en la creación. Fue elaborada en el año 75 y se trataba de una alarma que detectaba cuando alguien o algo tocaba un vehículo. Era tecnología con sensores especiales, que es lo que siempre me interesó”.