Productores de la zona norte participaron recientemente de una reunión para la promoción de la actividad. En 2013 la tercera parte de los recursos otorgados al financiamiento de proyectos vitivinícolas fueron destinados a esa región.

Un total de 35 productores vitivinícolas del Norte neuquino interesados en incursionar en la actividad mostraron gran interés durante una reunión realizada días atrás en Chos Malal, que se realizó con el objetivo de promover el acceso a las herramientas de financiamiento disponibles para el sector.

La jornada fue organizada por el ministerio de Desarrollo Territorial a través del Programa de Desarrollo Vitivinícola del Centro PyME-Adeneu. Participaron 35 productores de Chos Malal, Tricao Malal, Andacollo y el paraje La Salada, quienes tuvieron la posibilidad de evaluar el desarrollo y las necesidades de su actividad.

Desde el programa vitivinícola se informó que la zona tiene mucho potencial y que es necesario multiplicar esfuerzos para llegar a más productores y a nuevos interesados.

El encuentro contó con la presencia de Juan Maceira, director de Programas de Desarrollo Regional del ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, quien destacó que “tuvimos una reunión muy buena y con muchos participantes, muchos que ya forman parte del Programa y otros nuevos que están interesados”.

Los representantes del municipio y de la Cámara de Comercio local coincidieron en la importancia de apoyar el desarrollo de la actividad en la zona. En este sentido, se anunció la creación de una subcomisión de vitivinicultura en el marco de la Cámara.

Se informó que las acciones promovidas por el Programa se profundizarán con la realización de visitas técnicas a los predios de los interesados, con el objetivo de evaluar las posibilidades reales de invertir en la actividad.

Actividad en crecimiento

Desde 2011 la fecha, se destinaron- a través del Programa Vitivinícola- 7,5 millones de pesos al desarrollo de la vitivinicultura, de los cuales 1,6 millones se canalizaron a través de créditos y aportes no reintegrables hacia iniciativas productivas desarrolladas en el norte neuquino, principalmente en Chos Malal, Buta Ranquil, Taquimilán y Barrancas.

Desde este espacio se brinda además asistencia técnica y capacitación a productores y elaboradores con la finalidad de mejorar la competitividad del sector vitivinícola y agregar valor a la cadena de comercialización.

Los fondos son distribuidos a las provincias productoras desde el ministerio de Agricultura de la Nación y tienen origen en el 2,5 por ciento de los derechos de exportación del sector vitivinícola.