El secretario de Desarrollo Territorial y Ambiente, Jorge Lara se encuentra en la zona coordinando la logística de tareas.

El secretario de Desarrollo Territorial y Ambiente, Jorge Lara informó que se realiza un trabajo intenso y coordinado entre varios organismos a fin de combatir el incendio que afecta Corral de Piedra, ubicado en cercanías de la ruta nacional 237, entre Piedra del Águila y Bajada del Collón Curá.

El funcionario se encuentra en la zona afectada evaluando la logística de trabajo. “Está descontrolado, es el término técnico de los brigadistas. Vamos a sobrevolar el lugar para evaluar por donde entrar, porque está disperso”, comentó Lara.

Sobre el foco ígneo, comentó que “tiene una longitud aproximada de 18 kilómetros, es uno solo continuo y se ramifica en varios focos. Son pastizales altos, secos y es muy difícil entrar”.

Lara explicó que para las tareas se dispusieron cinco aviones y dos helicópteros y agregó que “van a volar una vez que se realice la valuación de la situación, ahora están tirando agua desde el lago hacia el incendio”.

También informó que se siguen de cerca las condiciones climatológicas que “indicaban viento en ráfagas al mediodía tarde, por lo que los agentes tendrían que redoblar todos los esfuerzos”. En tanto que para la tarde se espera lluvia y eso podría colaborar con la disminución de la temperatura.

Personal de la dirección provincial de Vialidad “está trabajando con dos motoniveladoras y vamos a evaluar si entran más máquinas para hacer cortafuego o picada, para en algún momento poder entrar y cortar los focos”.

Se estima que entre las diferentes cuadrillas de bomberos que asisten, habrá un total de 80 agentes abocados a las diversas tareas para combatir las llamas.

El funcionario explicó que “hay cañadones y el terreno es muy difícil. Estamos operando con cuatro tractores, esos que se meten en terrenos difíciles”.

Otro de los desafíos es “sacar a la gente, no tiene que haber gente adentro cuando cambie el viento”, manifestó y comentó que se insiste en las radios de la zona “para que los pobladores tengan mucho cuidado, que por apagar el pastizal no se queden encerrados”.