El gobierno provincial, organismos nacionales y bomberos están trabajando en el incendio, que se desató a unos 15 kilómetros de la localidad. Hay más de 200 personas trabajando para contener el foco.

Más de 200 personas entre brigadistas y personal de logística se encuentran trabajando en cercanías de Junín de los Andes por el incendio que afecta la zona. También se dispusieron equipos viales, dos helicópteros y tres aviones hidrantes. Momentáneamente, los aviones no pueden atacar la cabecera del fuego por el fuerte viento que se registra en el lugar.

De acuerdo con datos que proporcionó el ministro de Seguridad, Trabajo y Ambiente, Jorge Lara, esta tarde se registró una rotación del viento hacia el noreste, lo que complicó las tareas de combate del fuego. “En estos momentos el incendio se descontroló, y avanza hacia la estancia Palitué”, detalló el ministro, quien informó que con dos motoniveladoras y tres palas cargadoras están realizando cortafuegos dobles para impedir que el incendio se siga expandiendo. “Por ahora, el fuego sólo afecto pastizales y bosques achaparrados de chacay”, indicó.

El funcionario explicó que la logística es difícil porque “el fuego se expande por quebradas y valles cerrados con mucha pendiente”, complicando a las motobombas, que deben abastecerse desde la zona más baja. El incendio, explicó Lara, está a unos 15 kilómetros de Junín de los Andes, camino a Aluminé, hacia la mano izquierda.

Del operativo participan brigadistas del Plan de Manejo del Fuego, personal de la Corporación Forestal Neuquina (Corfone) y Parques Nacionales, bomberos de Junín de los Andes y de San Martín de los Andes.

Esta tarde se registró una rotación del viento hacia el noreste, lo que complicó las tareas de combate del fuego.