Las propuestas se enfocarán en tareas de concientización y en la incorporación de tecnología a fin de evitar incendios en la temporada de verano.

Con motivo de las altas temperaturas que se registran en la región, el gobierno neuquino intensificará las tareas de prevención del fuego a partir de acciones de concientización y de la implementación de insumos tecnológicos. Así lo informó el ministro de Seguridad, Trabajo y Ambiente, Jorge Lara luego de participar del lanzamiento del programa nacional «Bosques sin fuego».

La iniciativa fue presentada el martes 29 en San Carlos de Bariloche, Río Negro y convocó a referentes de las provincias patagónicas y al ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, Sergio Bergman. Durante el encuentro “se expusieron líneas generales del trabajo conjunto entre las provincias patagónicas y también se lanzó el plan de manejo del fuego”, indicó Lara y agregó que “como Provincia tenemos una lamentable experiencia con incendios en Ñorquinco y Ruca Choroi”.

En Bariloche, se anunció la contratación de dos helicópteros. “Sumados a los dos disponibles, ya contamos con cuatro naves para el combate aéreo”, indicó el ministro. De esta forma, “vamos a trabajar en forma conjunta con las provincias de Río Negro y Chubut junto al plan nacional”, comentó.

“Es muy difícil concientizar a los turistas en la prevención”, especificó Lara y adujo que los incendios forestales se deben en un 50 por ciento a factores naturales como rayos, y otro 50 por ciento a la negligencia humana. “Por eso vamos a trabajar en la prevención y estamos gestionando la incorporación de tecnología como cámaras infrarrojas para los lugares de forestación compleja”, informó el titular de Seguridad, Trabajo y Ambiente.

Además, adelantó que “este verano se presenta complicado el pronóstico de tormentas para la región”, y agregó que “en la provincia hay mucho bosque implantado, por eso las acciones de prevención se realizarán en forma mancomunada con el ministerio de Ciudadanía”.

En la provincia se dispondrán cuatro puestos de control distribuidos “en la zona Sur, en Chos Malal, Aluminé y Junín de los Andes, sumado a las tareas preventivas de la Corporación Forestal Neuquina (Corfone), 150 brigadistas y la centralización de Nación que tiene base en Bariloche”, concluyó el ministro.

Sobre el plan nacional

Este verano el Sistema Nacional del Manejo del Fuego aportará 500 brigadistas sumando a todos los organismos provinciales de Chubut, Río Negro y Neuquén. Además, contará en la zona con cuatro helicópteros que estarán distribuidos dos en Bariloche, uno en Chubut en el Parque Los Alerces y uno en San Martín de los Andes. Además permanecerán en la zona dos aviones hidrantes y se analiza la incorporación de material retardante de fuego.