De los rastrillajes diarios participan 150 personas. El gobernador Jorge Sapag ordenó poner a disposición todos los recursos posibles para el hallazgo de Ariel Carmona, tras el accidente del fin de semana pasado sobre la Ruta 40.

Desde el pasado viernes 20 por la tarde, luego de producirse el accidente sobre la Ruta 40, personal de la policía de la provincia de Neuquén tomó  intervención ante la desaparición en aguas del Río Chimehuín de Ariel Carmona.

El gobernador Jorge Sapag ordenó poner a disposición todos los recursos posibles para realizar la búsqueda tras el accidente.

Según informó el subsecretario de Seguridad Pública, Gustavo Pereyra, a partir del sábado pasado comenzó un operativo que involucra a la Policía de la provincia, a bomberos de Neuquén con buzos especializados, bomberos de Junín de los Andes y San Martín de los Andes, Prefectura Naval Argentina, Guardafaunas, y a partir de ayer el helicóptero provincial.

Se están haciendo rastrillajes y recorridas no sólo en lanchas por el río, sino también con patrullas de a pie, patrullaje a caballo y buzos tácticos. En total participan 150 personas en la búsqueda y ya rastrillaron aproximadamente 60 kilómetros sobre el río Chimehuín, su ribera y el territorio aledaño a la zona de la desaparición.

El trabajo intensivo se realiza de 9 a 19 todos los días, con las complicaciones propias por las bajas temperaturas reinantes.

Intervienen también las subsecretarías de Familia, Niñez y Adolescencia,  de Justicia y Derechos Humanos y el Centro de Atención a la Víctima del Delito.