Inspeccionaron la planta de explotación mineral en Andacollo

abril 24, 2009

Autoridades de Minería de la Provincia y legisladores provinciales visitaron ayer el complejo que la minera Andacollo Gold tiene en el norte neuquino, en cercanías de la localidad homónima. La idea fue constatar en terreno los alcances y consecuencias de la explotación minera, en este caso de oro y plata.

(Archivo) Mina Andacollo Gold en la Cordillera del Viento.

El director de Minería de la Provincia, Carlos Portilla y los legisladores provinciales Graciela Muñiz Saavedra y Rolando Figueroa, visitaron ayer el complejo minero de oro y plata ubicado en el paraje Huaraco, cercano a Andacollo, cuyo permiso de explotación pertenece a la minera Andacollo Gold S.A. El objetivo de la recorrida fue comprobar las medidas precautorias que lleva adelante la firma con respecto al buen uso y prácticas de extracción, así como todas las medidas y normativas referentes al cuidado y protección del medio ambiente.

Minera Andacollo Gold pertenece a Magsa -Minera Argentina Gold Sociedad Anónima-, es una sociedad anónima de capitales chilenos y en menor medida canadienses, que tiene la concesión de cinco minas pertenecientes a la Corporación Minera del Neuquén Sociedad del Estado (Cormine SE): Erika, Sofía, Buena Vista, San Pedro y El Peludo. 

Cormine -como propietaria de los yacimientos de la cuenca aurífera del norte neuquino- entregó por contrato de octubre de 1998, en usufructo por 20 años con opción a otros 10, las minas y el área de reserva del distrito Andacollo a Magsa. El distrito cubre aproximadamente 22.000 hectáreas en plena Cordillera del Viento. El presidente de la compañía es Isidoro Quiroga Moreno.

El director provincial de Minería, Carlos Portilla, informó que la recorrida obedece a “una inquietud de los diputados Muñiz Saavedra y Rolando Figueroa, con la idea de conocer en detalle el proyecto minero e interiorizarse de los alcances e impactos que se producen a partir de él, tanto en el lugar de trabajo como en la localidad donde se desarrolla”.

Destacó que “hemos observado un resultado positivo en la recorrida, porque al fin de cuentas se trata de trabajo, de generación de recursos genuinos, de ocupación de mano de obra local y también de insumos de la región”, y agregó que “todo este trabajo se realiza en el marco de la ley que es la que nos da las garantías ambientales correspondientes”.

Control y auditoría permanentes

Portilla recordó que “la dirección de Minería tiene bajo su órbita el Poder de Policía para esta actividad, con una oficina de auditoría permanente en el lugar. Son profesionales que están siempre observando e inspeccionando todos los aspectos, desde la extracción de recursos en el interior de la mina, pasando por el transporte de minerales a la planta, el proceso de conminución (separación) y concentración en planta, el proceso de análisis en laboratorio, y el de la deposición de desechos en planta que se conocen como relaves”.

A pesar de no detectarse situaciones de riesgo de contaminación, el gobernador Jorge Sapag resolvió en julio de 2008, en forma conjunta con el intendente local Daniel Muñoz, instalar una delegación permanente de Minería y Medio Ambiente en Andacollo. La función principal de este organismo es, en la actualidad, monitorear y auditar de manera permanente, con análisis de agua y con un control integral del suelo, la situación de la explotación minera en sí y también las condiciones laborales en que opera la planta.

El diputado provincial Rolando Figueroa relató que “los legisladores provinciales, luego de un estudio que estamos realizando en la Cámara sobre impacto ambiental de las explotaciones mineras en la provincia, hemos salido a terreno para poder palpar cuáles son las reales consecuencias de la actividad”. “La idea -dijo- es no prohibir de ninguna manera la actividad minera pero sí prohibir la contaminación”.

“Por ello -agregó Figueroa- estamos trabajando y vamos a seguir haciéndolo en este rumbo, para poder concluir de qué manera se puede beneficiar a las distintas comunidades a través del trabajo de la minería, por supuesto respetando el cuidado del medio ambiente, respaldando la no contaminación y teniendo las previsiones necesarias para que los aspectos positivos tan sólo sean los únicos que asomen en este tipo de explotación”.

La presidenta de la comisión de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Desarrollo Sustentable de la Legislatura, Graciela Muñiz Saavedra, indicó que “consideramos importante que (los diputados) nos presentáramos acá para conocer una explotación minera por el tipo de material que están extrayendo. Hemos comprobado con agrado -manifestó- que a través de la Unidad de Auditoría Minera Ambiental se realiza un monitoreo constante de la Minera Andacollo Gold y en virtud de ello la empresa fue modificando ciertas metodologías y comenzó a tomar las medidas precautorias con respecto al buen uso y prácticas de extracción, así como la aplicación de las normativas referentes al cuidado y protección del medio ambiente”.

Marcó que “este es un ejemplo de una buena práctica minera” y adelantó que la intención “es seguir recorriendo otros emprendimientos, y no se descarta viajar al extranjero para conocer otras experiencias”.

Destacó la labor del Estado “porque pudimos comprobar en terreno que se está monitoreando en forma permanente desde el Ejecutivo Provincial, y queremos llevar tranquilidad a la gente. Nos nutrimos de información para luego volcar los datos obtenidos ante la Cámara de Diputados de la provincia”.

Por último la diputada subrayó que el tema del impacto ambiental y poblacional de la explotación minera en Neuquén “es una de las cuestiones que nos ocupa y nos preocupa en estos momentos a los legisladores provinciales” y recalcó en este aspecto que “estamos haciendo algunos relevamientos para saber cómo se siente la población con la presencia de la mina, trabajo éste que coordinamos en conjunto con cada sector involucrado de la sociedad”.

La inspección

Ayer por la tarde los funcionarios recorrieron junto al subgerente de la minera, Néstor Concha, y personal especializado en seguridad y medio ambiente, el dique de relave donde se deposita el sílice y constituye el proceso final de la separación del metal mediante la utilización de agua que luego se recicla para el próximo proceso.

También el laboratorio químico; la cancha de acopio de roca que es traída en camiones de los distintos yacimientos; la planta de tratamiento en la que se humedece el material y se le reduce el nivel de polvo; y las maquinarias en la que se produce el concentrado de oro y plata, especie de masa homogénea de color negro en proporción de 120 a 150 gramos de oro y plata por tonelada de material que posteriormente son comercializados en Chile a través de transporte vial por el paso de Pino Hachado. Ni en el país ni en la región existen industrias de fundición para obtener el oro y la plata en forma pura.

La jornada de trabajo concluyó con una caminata por el interior de la mina, enclavada en plena cordillera del Viento.

Antecedentes

El proyecto de la minera que opera en Andacollo para la extracción de oro y plata principalmente, es subterránea y de características polimetálicas, de modo que extrae todos los metales que en términos de valor son rentables.

Andacollo Gold genera con la planta del norte neuquino un total de 245 puestos de trabajo, de los cuales aproximadamente 180 se desempeñan de forma directa en la mina. En su mayoría son mujeres. El resto es empleo creado por servicios indirectos y tareas profesionales generadas por la extracción.

La cuenca aurífera neuquina tiene un gran potencial de prospección y exploración, en un promedio de 72 por ciento de plata y el resto de oro. Hoy el horizonte de reserva alcanza los dos años, lo cual aumentaría si se continúa con tareas de exploración.

A mediados de marzo del año pasado la empresa estatal Cormine firmó un convenio con la dirección de Minería y la subsecretaría de Medio Ambiente para el establecimiento de una comisión de auditoría permanente, con el objeto de controlar la explotación minera que realiza la empresa Andacollo Gold SA en el norte provincial. Los estudios de impacto ambiental se realizan cada dos años según exige la ley nacional.

El acuerdo tiene vigencia durante 4 años, a partir del 11 de marzo de 2008, renovables por períodos anuales de manera automática. Sólo podrá concluir en forma anticipada por acuerdo común de las partes o en el caso que la explotación de los yacimientos y mineral que la originan se agotaren. En el caso de darse esa situación, el texto estipula que no será tenido por terminado el convenio hasta la efectiva remediación ambiental del medio afectado.

Por su parte, la comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales de la Legislatura neuquina aprobó en mayo de 2008 una declaración para acompañar el compromiso asumido por el poder Ejecutivo provincial para instalar una delegación permanente de Minería y Medio Ambiente en la localidad de Andacollo, hecho que se concretó en julio de ese año. Esta iniciativa puso en marcha un proyecto que era reclamado desde hace tiempo por las poblaciones de Huinganco y Andacollo, además, el movimiento económico de estas comunidades se extiende también hacia Las Ovejas, Varvarco y Los Miches.