Se trata de la tucura, el sirex y la rosa mosqueta, perjudiciales para las actividades ganadera y forestal. Ya se iniciaron las tareas en distintos puntos de la provincia.

En los últimos días desde el ministerio de Producción y Turismo se pusieron en marcha en el interior de la provincia distintas acciones enmarcadas en los programas de control y monitoreo de distintas plagas que afectan a las actividades ganadera y forestal, como son la tucura, rosa mosqueta y sirex.

El director de Sanidad Vegetal de la subsecretaría de Producción, Mariano Bondoni, explicó que “desde el año 2008 hay dos programas sanitarios que están en funcionamiento en el interior de la provincia que son el de sirex noctillio, que es una avispa que taladra los pinos, rompe el fuste y mata el árbol, y la tucura, que es un pariente de la langosta que se alimenta de los pastizales naturales que hay en los mallines”.

Agregó que “en relación con esos dos programas estamos empezando la temporada, porque sube la temperatura en el interior y esos dos insectos comienzan su actividad”.

Por esto, la semana pasada se realizó en Loncopué la primera reunión con productores en el marco del Programa de Monitoreo y Control de la Tucura, con el objetivo de reforzar las acciones que se deben realizar en los campos en el inicio de la temporada a fin de estar alertas ante los nacimientos de la plaga.

En el caso del Programa de Monitoreo y Control de Sirex el productor no participa activamente, ya que es un trabajo conjunto entre la Provincia y el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) mediante el control biológico. Las tareas se inician esta semana en Andacollo y se hacen operativos en zona Norte, Sur y Centro.

Rosa Mosqueta

Otra de las plagas que afectan a la actividad ganadera es la rosa mosqueta. “A partir de una demanda de productores de Loncopué, empezamos con ensayos utilizando herbicidas para controlar esta plaga. A pesar de que se la conoce como una planta de la cual se obtiene aceite y se usa para té, es una maleza muy invasora que inutiliza lotes con muy buenos pastos, porque el ganado no puede ingresar por las espinas de la planta”, explicó el director de Sanidad Vegetal.

Agregó que “los productores cuentan con insumos aportados por la Provincia y hay maquinaria específica para aplicar los herbicidas. Este es el momento adecuado para iniciar las acciones de control, hasta que la planta florece, si no, hay que esperar hasta el otoño”.