La apertura coincidió con el lanzamiento de la campaña nacional de vacunación 2018 contra el Sarampión y la Rubéola. En la provincia, cerca de 42.800 niños de entre 13 meses y cuatro años deben recibir esta dosis adicional, obligatoria y gratuita.

Con la inauguración del vacunatorio del Hospital Adolfo del Valle de Senillosa, el gobierno de la provincia comenzó a implementar ayer oficialmente la campaña nacional de vacunación 2018 contra el Sarampión y la Rubéola. El nuevo espacio de la localidad insumió una inversión de 293 mil pesos y se realizó con fondos provinciales. El acto estuvo a cargo del ministro de Salud, Ricardo Corradi Diez.

“Ayer inauguramos un hospital en Añelo y hoy estamos inaugurando esta sala de vacunación. Los dos con la misma importancia, con la misma alegría y sentido de pertenencia”, expresó el ministro y señaló que “esto hace grande a nuestro sistema de salud, porque quienes viven y construyen nuestro sistema de salud sienten la satisfacción de tener su espacio, de poder dedicarse a lo que les gusta y, sobre todo, de poder luchar contra las enfermedades y lo que es prevenible”.

Al referirse al nuevo lugar, aseguró que “estos espacios hacen la diferencia, porque es importante que el centro de vacunación tenga su lugar” y agregó que “teníamos esta deuda con el hospital y cumplimos”.

Respecto de la campaña de vacunación contra el sarampión y la rubéola, Corradi Diez pidió a los presentes que “sigamos doblegando el esfuerzo que hemos hecho hasta acá y sigamos siendo protagonistas de nuestro sistema de salud, que es el mejor del país”.

Por su parte, el director del hospital, Néstor Miranda, agradeció la presencia del ministro y mencionó que “la idea del vacunatorio la teníamos desde hace mucho, junto al personal del hospital, y que se concrete para nosotros es algo muy importante”.

“Tener un espacio específico para la vacunación nos permite tener otras expectativas”, dijo el director y agregó que “más allá de que nuestras metas de vacunación han sido logradas, con este espacio vamos a tener mejores oportunidades. Estamos muy contentos con esta inversión que seguramente va a dar sus frutos”. Además, agradeció “la presencia de la gente de la subsecretaría de Salud, que siempre nos acompaña y está con nosotros”.

Al referirse al nuevo vacunatorio, la jefa de enfermería del hospital, Nila Salazar, señaló que “lo estábamos esperando desde hace tiempo, porque nosotros teníamos un lugar donde hacíamos el control del niño sano y vacunábamos, y la gente en muchos casos tenía que esperar para vacunar a sus niños”.

En el acto de apertura del nuevo vacunatorio estuvieron presentes la directora provincial de Salud, Andrea Peve, la referente provincial de Inmunizaciones, Araceli Gitlein, directores y jefes de departamentos de la subsecretaría de Salud, y funcionarios de la cartera sanitaria provincial.

Luego de finalizar el acto, el ministro Corradi Diez recorrió el hospital junto con el director del establecimiento.

El nuevo espacio y la campaña

Con fondos provinciales, se ampliaron seis metros cuadrados en el hospital, en los que se invirtieron 165.000 pesos en materiales y mano de obra. Además, para equipar el vacunatorio se incorporó una camilla, una heladera, escritorio, sillas, sillón y un aire acondicionado, con una inversión de 128.000 pesos.

Desde ayer y hasta el 30 de noviembre se estará desarrollando la Campaña Nacional de Vacunación contra el Sarampión y la Rubéola. Deben vacunarse todos los niños y niñas entre 13 meses y cuatro años inclusive, con una dosis de vacuna triple viral. La finalidad de la campaña es sostener la eliminación de estas enfermedades en el país.

En la provincia cerca de 42.800 niños deben recibir esta dosis adicional, obligatoria y gratuita. Para esto, los centros de salud, hospitales y algunos establecimientos del subsector privado ya cuentan con las vacunas necesarias.

Para prevenir el sarampión y la rubéola, la única estrategia es la vacunación. Con la vacuna triple viral, que es la que se utiliza en esta campaña, también se protege a los niños de las paperas. La vacuna es gratuita, obligatoria, no requiere orden médica y se aplica en todos los centros de salud y hospitales públicos del país independientemente del estado vacunal, ya que se trata de una dosis adicional.

El acto estuvo a cargo del ministro de Salud, Ricardo Corradi Diez.