Inauguraron las IV Jornadas Argentinas de Diabetes

noviembre 27, 2009

La vicegobernadora Ana Pechen y el ministro de Salud, Daniel Vincent, participaron del acto inauguración, acompañados por el intendente Martín Farizano. Las jornadas son organizadas por la Sociedad Argentina de Diabetes.

Con un acto que se realizó este viernes 27 de noviembre, a las 21, en el espacio Duam de Neuquén capital, quedaron inauguradas las IV Jornadas Argentinas de Diabetes, un encuentro que se realiza cada dos años, reúne a especialistas de todo el país y que finalizará este domingo. La ceremonia estuvo encabezada por la vicegobernadora Ana Pechen; el ministro de Salud, Daniel Vincent; el intendente neuquino, Martín Farizano; y Gustavo Frechtel, presidente de la Sociedad Argentina de Diabetes, entidad organizadora del congreso.

La vicegobernadora dijo que la historia institucional de Neuquén estaba ligada a la salud al indicar que “antes de 1957, en el territorio nacional la mortalidad infantil era altísima, morían 108 por cada mil chicos”. Expuso que después de la provincialización hubo un trabajo sostenido con la creación del sistema de salud que hoy puede mostrar “el nivel más bajo de mortalidad infantil de la Argentina” e indicó que ese es el resultado del trabajo de los agentes del sistema de salud. “No lo hacen sólo las paredes sino los recursos humanos”, subrayó.

Adujo que la consolidación de la provincia también incluyó políticas públicas vinculadas a la vivienda, el saneamiento y la educación entre otras e hizo un paralelismo entre las enfermedades que eran corrientes en los inicios de la institucionalización como las infecciones y las diarreas que ahora mutaron a otras que son más evidentes con el desarrollo urbano y social como las derivadas de la obesidad y la vida sedentaria.

Expuso que según las estadísticas nacionales entre un 8 y 10 por ciento de la población está afectada por la diabetes y se pronunció a favor de trabajar en la articulación del sistema de salud con otras áreas del Estado, como la educación, de manera tal que “permita conocer la necesidad de una alimentación sana y de prevenir”, porque “cuando la diabetes se instala no sólo es un problema para la familia sino también para el Estado que debe gastar en su atención”.

Tomó el recuerdo del científico argentino Bernardo Houssay -premio Nobel de Medicina en 1947-y deseó que su guía sirva para enriquecer a los profesionales reunidos para tratar el tema de la diabetes.

Vincent remarcó que este tipo de jornadas “hacen que nuestros profesionales y nuestros técnicos crezcan en sus conocimientos” y elogió el lema convocante de la edición de este año, que alude a la necesidad de un tratamiento integral de la enfermedad. Opinó que la diabetes “es una patología que representa un gran desafío para los médicos porque, de alguna manera, rompe esas divisiones artificiales entre salud, educación, economía y política”.

A su turno, Frechtel remarcó la importancia de la “continuidad más allá de las autoridades de turno” en las políticas de prevención y tratamiento de la diabetes. También hizo un repaso de las actividades realizadas por la comisión directiva de la Sociedad Argentina de Diabetes, entre las que destacó la inauguración en el año 2010 de una carrera para educadores de esta enfermedad.

Comentó además que, más temprano, en el mismo espacio Duam hubo una “exitosa” reunión de capacitación con agentes del sistema público provincial de salud “Hemos tenido unas pre-jornadas para el equipo de salud de la provincia del Neuquén, donde hubo 320 asistentes entre médicos de primer contacto, enfermeras, podólogos y nutricionistas”, comentó.

Farizano, en tanto, recalcó en su discurso que, “en una enfermedad como esta, la difusión y la prevención son absolutamente vitales” y agradeció la elección de la ciudad de Neuquén como sede del congreso.

El acto concluyó con un concierto del Quinteto de Vientos de la Fundación Cultural Patagonia. En un salón contiguo del mismo edificio, se montó una muestra sobre insumos médicos y nutricionales, denominada Expo Regional, que permanecerá abierta durante el encuentro.

También estuvieron presentes en la ceremonia inaugural el vicepresidente de la Sociedad Argentina de Diabetes, León Litwak; el titular de la filial Comahue de esa institución, Omar Álvaro; y el director de la Escuela de Medicina de la Universidad Nacional del Comahue, Edgardo Fernández; entre otros.

Por primera vez en Neuquén

Es la primera vez que estas jornadas se realizan en la provincia de Neuquén. El encuentro fue declarado de interés provincial por el ministerio de Salud, de interés Legislativo por la Legislatura y de interés municipal por el Concejo Deliberante neuquino.

Este año, el lema central de las jornadas es “De la evidencia y la experiencia a la práctica médica”. La intención manifestada por los organizadores es promover un tratamiento de la diabetes desde un equipo interdisciplinario que incluya la atención médica, asistencia social, nutrición, enfermería, educación física y podología.

Este tipo de encuentros permite incrementar tanto a nivel regional como local el desarrollo de los programas asistenciales y educativos existentes dirigidos a la prevención y tratamiento de la diabetes.

El sistema de salud de Neuquén cuenta con el programa de diabetes, que tiene como fin mejorar la calidad y la esperanza de vida de las personas diabéticas, así como evitar o disminuir las complicaciones por esta patología. También se trabaja desde el gobierno provincial para implementar la educación diabetológica en todos los niveles, es decir, educar toda a la comunidad sobre la enfermedad, incluidas las personas con diabetes, sus familias y los equipos de salud.

Estadísticas en el mundo, en Argentina y en nuestra provincia

Hace varios años -sin ser una enfermedad infecciosa- la diabetes comenzó a ser considerada una epidemia, ya que según la OMS afecta a 246 millones de personas en el mundo. En Argentina, se calcula que hay 2 millones y medio de personas que tienen diabetes. La mitad no lo sabe, y del resto sólo el 30 por ciento accede al tratamiento.

El doctor Gustavo Jayat, coordinador del programa de Diabetes de la subsecretaría de Salud, comentó que en la provincia, “aproximadamente entre un 5 y un 7 por ciento de la población adulta tiene diabetes, lo que representaría a por lo menos unas 20 mil personas”. Alarma el hecho de que “más de la mitad de esa gente no sabe que tiene la enfermedad”, explicó el referente.

Las razones son varias, entre ellas la falta de concurrencia al médico, la falta de chequeos periódicos, o los controles médicos que no incluyen los análisis que detectan la enfermedad. Igualmente, hay otro factor a tener en cuenta, ya que según Jayat, “la mitad de quienes saben que tienen la enfermedad, no la tienen controlada”.