Fue en conjunto entre el ministerio de Producción e Industria, la municipalidad de Centenario y la organización Campo Limpio. El predio tiene 130 metros cuadrados y está ubicado en el Parque Industrial de la localidad.

Se inauguró el primer Centro de Acopio Transitorio (CAT) de envases vacíos de agroquímicos de la Patagonia. Se trató de un trabajo conjunto entre el ministerio de Producción e Industria, la municipalidad de Centenario y la organización Campo Limpio. El predio tiene 130 metros cuadrados y está ubicado en el Parque Industrial de esa localidad.

En función de poder minimizar los riesgos por los residuos de agroquímicos y los alcances de la ley nacional sobre la temática, la Provincia viene trabajando en las campañas de recolección desde 2008, a partir de la sanción de la Ley 27279.

Se trata del primer Centro de Acopio Transitorio (CAT) de envases vacíos de agroquímicos de la Patagonia.

Por su parte, Campo Limpio gestionó y financió los operarios involucrados en las campañas de recolección y el traslado de los envases desde los CAT hasta las plantas de tratamiento, así como la capacitación del personal.

Campo Limpio es una organización que canaliza el aporte de pequeños, medianos y grandes participantes para un mismo objetivo: recuperar, reducir, reciclar y reutilizar los envases vacíos de fitosanitarios, generando una economía circular para un campo con menos residuos. Impulsa un cambio de hábito en las personas para el cuidado del medio ambiente y desarrolla un sistema de recuperación de envases vacíos a lo largo de todo el país.

En la inauguración, el ministro de Producción e Industria, Facundo López Raggi, manifestó que “este CAT es un punto importante porque se ha podido construir de la mano de Campo Limpio en un terreno que donó la comuna de Centenario”.

“Es el primero de la Patagonia y requiere de mucha conciencia por parte de los productores y por parte del Estado de sensibilizar, capacitar e informar a todos los productores para que vengan a dejar esos envases que utilizan principalmente para lo que son las curas en frutales. Una vez que los usan, hacen triple lavado y se traslada a este centro hasta que se junta una masa crítica y es trasladado a lugares de reciclado”, explicó.

Por último, López Raggi afirmó que “cuidamos la sustentabilidad ambiental en las prácticas productivas y en este caso será importante para lo que es fruticultura y horticultura, entre otras”.

Se trató de un trabajo conjunto entre el ministerio de Producción e Industria, la municipalidad de Centenario y la organización Campo Limpio.