Inauguraron “consultorio virtual” para mejorar interconsultas médicas

septiembre 30, 2009

El proyecto Telepresencia permitirá realizar consultas en tiempo real, entre profesionales del servicio de pediatría del hospital Castro Rendón y del hospital Garrahan. Audio: Adrián Lamel y Teresa Kantolic

Adrián Lamel y Teresa Kantolic.

Los profesionales de los hospitales Eduardo Castro Rendón de Neuquén y  Juan P. Garrahan de Buenos Aires inauguraron un sistema de audio e imagen que permite realizar consultas en tiempo real entre pacientes y profesionales de ambos centros de salud. El proyecto, denominado Telepresencia, ofrece una sensación de mayor proximidad y contacto; es “similar a un consultorio virtual”, señaló el director del nosocomio neuquino, Adrián Lamel.

El sistema funciona con dos grandes pantallas, provistas de cámaras e instaladas en cada uno de los hospitales. Además  los interlocutores ven al mismo tiempo imágenes, tomografías, o estudios de laboratorio, que la pantalla va captando de una computadora.

Lamel dijo que contar con este nuevo método “es muy emocionante porque fue como cumplir un sueño de estar cerca” de los médicos con los que se hacen interconsultas permanentes. Dijo que si bien desde hace tiempo se trabajaba con el hospital Garrahan en un sistema de referencia y contrarreferencia para las derivaciones, las gestiones se hacían a través de comunicaciones vía fax, correos electrónicos, teléfonos y viajes de los pacientes hacia Buenos Aires.

El procedimiento fue posible gracias al hospital y fundación Garrahan y las empresas Cisco y Telefónica Argentina. Se trata de una experiencia piloto única en Latinoamérica en este momento, en el campo de la salud. Con la incorporación de una serie de aparatos, se podrán realizar estudios de oído, garganta, ojos e incluso imágenes digitalizadas. La conexión es de forma permanente y ambas pantallas se pueden prender desde Neuquén o desde Buenos Aires.

Para organizar los encuentros, se prevé armar una agenda con los casos que requieren atención para comunicar previamente a los especialistas y los informes correspondientes.

El hospital Garrahan funciona en conexión con unos 70 hospitales y eligió realizar esta experiencia piloto con el hospital Castro Rendón a partir de un trabajo que se realiza con el área Pediatría. En lo que va del año se han realizado más de 254 consultas a través de la oficina de comunicación a distancia.

Lamel señaló que la sala de telepresencia es “similar a un consultorio virtual” y consideró que con su implementación se enriquecerá la calidad de las consultas y se ahorrará en gastos de derivación. “Gastamos cerca de 170 mil pesos mensuales en la derivación de pacientes a Buenos Aires”, sostuvo.

Por su parte, la jefa del servicio de Pediatría, Teresa Kantolic, expresó que “como la calidad de la imagen y el sonido es muy similar a estar presentes en una reunión, se puede aprovechar el recurso de lo no verbal y compartir la semiología social del niño con su familia y el ambiente”.

Manifestó que esta nueva tecnología permitirá “hacer un seguimiento de los pacientes, con el propósito de que no se pierda la continuidad de la atención”. De esta manera, prosiguió, los pacientes complejos que eran derivados cada tres meses -como trasplantados, con enfermedades crónicas, defectos en el cierre del tubo neural o médula anclada, por ejemplo- “tal vez tengan que viajar solamente una vez al año”.