En el espacio denominado El Charrúa se albergarán los bienes culturales de la localidad y se expondrán objetos históricos de Marcelo Berbel.

Como parte de los festejos por el centenario de Aluminé, hoy la vicegobernadora Ana Pechen, a cargo del Poder Ejecutivo, inauguró el Museo Cultural El Charrúa, espacio que albergará todos los bienes culturales de la localidad y donde también se expondrán objetos históricos de don Marcelo Berbel.

El museo se emplaza en el casco histórico de la estancia de la familia Ayoso, propiedad que fue restaurada por el municipio local con colaboración del Estado provincial para poder exhibir el patrimonio cultural de Aluminé y zonas aledañas. La apertura del nuevo complejo forma parte de los festejos por los 100 años de la localidad. Participaron de la actividad el gobernador electo y ministro de Economía y Obras Públicas, Omar Gutiérrez; Andrés Méndez, intendente local; Jorge Lara, secretario de Coordinación Interior, y Gabriel Álamo, recientemente electo jefe comunal.

El museo El Charrúa se encuentra ubicado a un kilómetro de distancia del centro de la localidad y debe su nombre a que la estancia alojó a la familia Ayoso un siglo atrás, de origen charrúa, que ejerció como juez de paz en la zona. El edificio debió ser reconstruido en sus cimientos, obra que se realizó con un mecanismo de apuntalamiento con criquets hidráulicos para mantener la fachada original. Esto permitió reciclar el barro original de la construcción y poder mantener las paredes de estilo francés, edificadas con quincha. La superficie cubierta es de 250 metros cuadrados y se pudieron recuperar los pisos originales, de madera de araucaria y ciprés.

 

Al referirse al museo, Pechen señaló que su apertura significa la conservación del patrimonio cultural e histórico de una localidad y de una provincia. Dijo que es necesario comprometernos con nuestra historia y nuestra identidad para poder compartirla y difundirla, sobre todo en una provincia donde se producen olas inmigratorias importantes por la cercanía de Vaca Muerta. “Mucha gente llega a Neuquén sin conocer su historia y nadie defiende, quiere o siente pertenencia por algo que no conoce”, remarcó.

Por su parte, Méndez destacó el esfuerzo municipal y comunitario para terminar una obra que se proyectó hace más de una década, cuando se pudo recuperar el terreno. Observó que se trata del primer museo cultural de la localidad y por eso tiene un valor simbólico extraordinario. Se refirió también que peso histórico de la propiedad donde se emplaza el museo: “Aquí se cementó la identidad de Aluminé”, subrayó.