Impulsan una ley nacional de ordenamiento territorial

noviembre 4, 2009

La subsecretaría del Copade participó de la segunda asamblea del Consejo Federal de Planificación, que se realizó en Salta y que sentó las bases para el trabajo coordinado entre las provincias en 2010. El titular del Copade, Claudio Garretón, afirmó que se trata de un ámbito propicio para “construir un esquema de nación más federal”.
Claudio Garretón.

La subsecretaría de Planificación y Acción para el Desarrollo (Copade) participó en Salta de la segunda reunión del Consejo Federal de Planificación y Ordenamiento Territorial. En este encuentro se sentaron las bases del trabajo articulado entre las provincias para el año 2010 y se delinearon los ejes de una futura ley nacional de ordenamiento territorial.

El director provincial de Planificación y Coordinación Técnica, Thierry Davezac, explicó que la función del Consejo Federal -al igual que la de los entes respectivos de Salud, Educación, Ciencia y Técnica o Niñez-, es “planificar y articular todas las políticas públicas de todo el territorio argentino”, lo que representa “un hecho más que relevante porque es la primera vez que se genera”. 

“Esta segunda asamblea fue de primeras acciones; se trabajaron tres ejes temáticos: la legislación, el aspecto jurídico para darle sustento al consejo y la ley de ordenamiento territorial para la república Argentina, que sirva de marco para que las provincias hagan su propia ley”, informó.

Según Davezac, la ley permitirá que de acuerdo a la planificación de cada provincia el Copade funcione como articulador con los organismos provinciales “que tienen la facultad y las misiones establecidas por ley de ministerios para trabajar en el ordenamiento territorial”, en el caso neuquino el ministerio de Desarrollo Territorial. “Genera una ley marco de conceptos mínimos, que tienen que tener en cuenta todos los territorios, para que no se contrapongan con los del vecino. Después cada provincia genera su propia ley sometida a consenso”, explicó.

Capacitación para la planificación

En la reunión se definió también que el organismo provincial, cuyo 45º aniversario se cumple este año, presidirá la comisión de Fortalecimiento Interinstitucional del Consejo Federal, cuyo propósito es que se trabaje en conjunto con otros Consejos Federales que existen en el país para generar políticas públicas ordenadas y consensuadas con todas las provincias.

El subsecretario del Copade, Claudio Garretón, aseguró que se elaborará “una agenda de trabajo conjunta con los distintos Consejos Federales que se integran en el país: viales, de niñez, políticas sociales”, lo que servirá para “construir un esquema de Nación más federal”.

“La planificación es un instrumento, que en una época de crisis nos va a dar la posibilidad de transformarla en una oportunidad para resolver los problemas estructurales”, expresó. Dijo que en ese sentido existe “una fuerte apuesta a la capacitación de los organismos provinciales para formulación de proyectos que puedan desarrollarse mediante inversión pública y privada”.

Metodología de evaluación ambiental y social estratégica

Desde la subsecretaría del Copade informaron que se participará además de un taller organizado por el foro de Integración de la Infraestructura Regional Sudamericana (IIRSA) acerca de metodologías de evaluación ambiental y social estratégica, que se realizará en Santiago de Chile entre el 18 y el 20 de noviembre.

El espacio es coordinado a nivel nacional por el Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, y reúne a representantes de entes responsables de infraestructura de Transporte, Comunicaciones y Energía de los doce países sudamericanos: Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela.

Como representante del Copade en el foro, Jacqueline Smith explicó que se busca estudiar el impacto del grupo de proyectos incluidos en el llamado “Eje del Sur”, que se divide en los grupos: concepción-Bahía Blanca-Puerto San Antonio, y Corredor Turístico Binacional de la zona de Los Lagos.

En una primera etapa, de los proyectos de las provincias de Río Negro y Neuquén ya están definidos trece, por lo que el paso siguiente es hacer el análisis del impacto ambiental y social.

Garretón señaló que la importancia estratégica de estos estudios ayudará a resolver la problemática de los intereses contrapuestos entre las provincias de Río Negro y Neuquén respecto del tránsito de camiones de cargas por el paso internacional Cardenal Samoré, que atraviesa la localidad turística de Villa la Angostura. El gobierno neuquino propone que sea jerarquizado el paso Pino Hachado para ese tipo de circulación.

“Hay una discusión y puntos de conflicto, y la provincia del Neuquén tiene una posición muy clara que la ha fijado el gobernador (Jorge Sapag), y que es que la estrategia de desarrollo pasa por fortalecer como estación de transferencia a Zapala y Pino Hachado para cargas”, dijo Garretón.

Indicó que al respecto en el paquete de proyectos existe la propuesta de planificación “para financiar un proyecto de 31 millones de pesos para hacer el centro unificado de aduanas), lo que permitiría que sea habilitado todo el año y derivar todas las cargas por Pino Hachado y descomprimir Samoré”. “Creo que esta metodología de estudios va a echar luz técnica sobre la impronta turística y de preservación ambiental de Villa la Angostura”, finalizó.