Se establecerán comunicaciones seguras con firma digital entre el Poder Judicial y los Registros Civiles. Implicará una importante agilidad en el servicio de justicia y eficiencia en la gestión pública.

El subsecretario de Gobierno y Justicia, Juan Pablo Prezzoli se reunió con la secretaria de Superintendencia del Poder Judicial, Isabel Van der Walt, para buscar mecanismos de mejora en los procesos de trabajo a través de la incorporación de la tecnología.

Prezzoli dijo que “se trata de acciones conjuntas en las que tenemos la firme decisión de avanzar para generar mayor niveles de eficiencia en la gestión y celeridad en las respuestas, superando obstáculos burocráticos. Los Registros Civiles cuentan con equipamiento y personal capacitado para asumir la responsabilidad de modificar procesos mediante la incorporación tecnológica”.

El subsecretario destacó además que “en localidades del interior de nuestra provincia, la inscripción de una sentencia de divorcio puede llegar a demorar entre 20 y 40 días por razones de distancia y costos, mientras que con la implementación de esta propuesta se estará concretando en algunas horas. Se trata de una iniciativa muy positiva del Poder Judicial a la cual nos sumamos por tratarse de un beneficio directo a los usuarios del servicio de Justicia”.

Van Der Walt explicó que “la reunión tuvo carácter instrumental, y será el Tribunal Superior de Justicia el que a través del acto administrativo pertinente, dispondrá la suscripción del convenio previsto en el art. 2 inciso b) del Reglamento de Comunicaciones Electrónicas con firma Digital.

“De este modo, cuando desde los organismos Jurisdiccionales de toda la provincia se disponga una modificación en el estado civil o capacidad de las personas, dicha decisión firme o consentida, será comunicada al Registro Civil a través de la notificación electrónica con firma digital. A su turno, el Registro Civil tomará nota de la comunicación en el acta respectiva y comunicará el órgano Jurisdiccional que dispuso la medida, que ésta ha sido cumplida adjuntando el documento firmado digitalmente. Esa constancia será incorporada al expediente con carácter previo a disponer su archivo”, agregó.

Se establecerán así comunicaciones seguras con firma digital, entre el Poder Judicial y los Registros Civiles de la provincia, lo cual implicará una importante agilidad en el servicio de justicia y eficiencia en la gestión pública, bajo el principio de economía procesal.

Así, las decisiones jurisdiccionales dejarán de ser comunicadas vía “papel”, para pasar a ser vía electrónica, con la consecuente celeridad en los procesos, ahorro significativo de gastos y reducción de impacto en el medio ambiente.

La mejora impacta positivamente en los tiempos de comunicación y ejecución de la decisión e implica mayor seguridad para el usuario del servicio de justicia, que no se verá sorprendido con la falta de registración de esa modificación en el estado civil.